Como U2, España debe soñarlo todo de nuevo

España-Iniesta-BrasilFIRMA DE RAFAEL AZNAR | El Mundial de Brasil 2014 ha sido un jarro de agua fría para la Selección española. Las derrotas contra Holanda (1-5) y Chile (0-2) han certificado un súbito fin de ciclo que, sin ser del todo sorprendente, sí resulta doloroso, por las formas de unos y de otros. Por un lado, es innegable que el 90% del equipo no ha estado a la altura. Por otro lado, muchos aficionados no han dudado en ahondar en la herida, vertiéndole sal en cantidades industriales, como si fueran cobradores del frac y tuvieran que pasarles a los jugadores y al entrenador un saco de facturas no abonadas. Se han hecho cosas muy mal, y sería de necios obviarlas: inmovilismo de la plantilla, mal enfoque de la ‘pretemporada’, complacencia, falta de ideas sobre el césped… Ahora bien, el fútbol es un deporte y, como tal, unas veces se gana y otras se pierde. Decía Manuel Jabois hace unos días que no es el sueño de la razón el que engendra monstruos, sino la costumbre de ganarlo todo. Muy mal haríamos en olvidar el Mundial de 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2012, que encumbraron al fútbol español al más legítimo de los reinados, el derivado del sudor de la frente, el de haber hecho bien las cosas. Aquella concatenación de triunfos no fue la regla, sino la excepción: ninguna otra selección ha enlazado nunca tres grandes campeonatos.

El 18 de junio, el mítico estadio de Maracaná presidió el fin de un ciclo. Esas palabras, que para algunos parecen una especie de confirmación del fin del mundo, no deberían entenderse como un abismo, sino como un punto de inflexión. Es muy probable que piezas clave como Casillas, Xavi Hernández, Xabi Alonso o Villa se aparten a un lado. El guión de la edad lo exige y, de paso, se le ahorraría una decisión difícil al entrenador. Lo bueno del fútbol es que, en él, una retirada a tiempo es una victoria, no como sucede en casi cualquier otra profesión. Así, es de esperar que, en los próximos meses, tome el testigo una generación que viene de ganarlo todo en las categorías inferiores: ThiagoIsco, Jesé, Deulofeu, Muniain… Eso, sin olvidar que una parte importante del esqueleto actual va a continuar sobre el césped internacional: De GeaRamosPiqué, Jordi Alba, Azpilicueta, Javi MartínezIniesta, Cesc, Busquets, Koke, Mata, Silva, NavasPedro, Diego Costa A eso, cabría añadirle la potencial presencia de jugadores con los que no se ha sido justo en el pasado reciente, como Llorente o Callejón, ajenos a ese inmovilismo entre condescendiente y miedoso. Si eso es para preocuparse, que baje el Dios del fútbol al terreno de juego y lo vea.

El caso de España recuerda sobremanera al de U2. La mítica banda de rock irlandesa pareció haber tocado techo cuando lanzó ‘The Joshua Tree’, un disco que incluía algunos temas que han quedado para la posteridad. Dos años después, en el ocaso de 1989 y en medio de una serie de conciertos en su Dublín natal, Bono, el líder de la banda, anunciaba que necesitaban “soñarlo todo de nuevo”. Casi dos años después, a finales de 1991, el grupo reaparecía con ‘Achtung, Baby’ (algo así como ‘Atención, cariño’), una reinvención que les volvió a encumbrar. Justo dentro de dos años, precisamente, se celebrará la Eurocopa de Francia. La selección española tiene el mismo tiempo para hacer lo que hicieron Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen: soñarlo todo de nuevo y preparar un concierto futbolístico que vuelva a asombrar al mundo.

22/06/2014

Anuncios

2 thoughts on “Como U2, España debe soñarlo todo de nuevo

  1. Pingback: El triunfo de la voluntad | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s