Bolivarianismo balompédico

FotoSketcher - 2014-05-21-contrastes-en-el-futbol-de-mauricio-baldivieso-a-evo-morales 5ÁLVARO MÉNDEZ | Pocas conclusiones se podrán obtener del amistoso de hoy contra Bolivia. Excluyendo el más que posible e ilusionante debut de la perla de La Masía Gerard Deulofeu, nos encontramos ante el primer test de ‘La Roja’ después de una temporada extenuante, sin jugadores del Real Madrid y del Atlético entre los 19 convocados por Del Bosque, y con el único objetivo de hacer grupo y coger forma física antes de viajar a Brasil. Cualquier crónica que se escriba a posteriori sin tener todo ello en cuenta pecará, según dicte el marcador, de catastrofismo o de exceso de euforia. Sólo es el comienzo.

A nada que pise el acelerador y sea fiel a su estilo de juego, España barrerá del mapa con facilidad a Bolivia. Rival inofensivo fuera de casa, sólo ha logrado acudir a un Mundial en los últimos 60 años, si bien es cierto que consiguió alzarse en 1963 con la Copa de América que disputó en casa. A más de 2.500 metros de altitud, el Estadio Félix Capriles acogió una final agónica en la que la ‘Canarinha’ sucumbió ante la diferencia de presión y la falta de oxígeno. Sin embargo, poco o nada queda ya de aquella gesta. En la actualidad, el combinado nacional apenas cuenta con futbolistas que jueguen fuera de su país si exceptuamos al ariete de Cruzeiro Marcelo Martins, uno de los pocos motivos que ilusionan a la hinchada altiplánica.

Quizá la gran esperanza para el fútbol boliviano no se encuentre en las categorías inferiores de The Strongest o de la U de Sucre, sino en el Palacio Quemado, residencia oficial del Presidente de la nación. Sí, han leído bien. Evo Morales es la gran promesa del fútbol andino. De hecho, el Sport Boys —que ha finalizado el torneo Clausura en una modesta novena posición— anunció a bombo y platillo su contratación hace dos semanas en lo que significa el fichaje más mediático del club en sus 59 años de historia.

Aunque aún no se conocen todos los detalles de la transacción —el Presidente ya estaba registrado como jugador del equipo de tercera división Litoral de La Paz, con el que jugó un partido en 2008—, el entrenador del Sports Boys Néstor Clausen se apresuró a explicar en rueda de prensa algunos de los compromisos que ya se han adquirido con su nueva estrella. Al parecer, Morales, todo un apasionado del deporte rey, disfrutará de 15 minutos en los primeros cuatro partidos del Apertura 2014, que comenzará en agosto. Además, portará el ‘10’ en la espalda y cobrará 1.480 bolivianos al mes (poco más de 155 euros), el salario mínimo legal en el país. Curiosamente, el técnico de Arrufo, que se encargará de dosificar la magia del político indígena, ya coincidió con otro barrilete cósmico con el dorsal ‘10’ en el Mundial de 1986 que se llevó Argentina. Cosas del fútbol.

Desde que asumiera la presidencia en 2006, Morales se empecinó en dirigir Bolivia como un todocampista absoluto. Tomando como referencia la Venezuela de Hugo Chávez, redactó una nueva Constitución, intensificó las expropiaciones en todos los sectores económicos y modificó el poder judicial para caminar progresivamente hacia el ‘socialismo del siglo XXI’. La estatalización bolivariana se dejó notar en una transformación paulatina de la imagen de un país que pasó a ser monopolizada por el poncho, el antiamericanismo y la falta de mecanismos democráticos.

El personalismo, tan clave en los regímenes populistas, propicia así que la imagen de Evo Morales lo impregne todo. La ‘bolivarización’ del fútbol con su fichaje por el Sport Boy no es sino una nueva estrategia para dar más visibilidad a su persona en un momento clave. Todos los focos se centrarán en el mandatario durante los meses de agosto y septiembre, justo antes de que los bolivianos acudan a votar en las elecciones generales del 12 de octubre. Tirando de ironía, quien vea en ello un intento por gozar de un mayor protagonismo en la precampaña es un neoimperialista sin escrúpulos. Sin lugar a dudas.

Atrás queda la máxima que establecía que el fútbol es el opio del pueblo. Si Morales es el pueblo y también su opio, ¿por qué no va a ser también su fútbol?

30/05/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s