Juan E. Rodríguez: “Desde la masa social, la tradición y la competitividad se puede vencer al dinero”

JUANES PORTADAENTREVISTA A JUAN E. RODRÍGUEZ | Al igual que Javier Marías, quien dice no conocer no mejor regresión a la infancia que sentarse a ver un partido de fútbol, para Juan Esteban Rodríguez las costuras del balón encierran las propiedades del elixir que concede la juventud eterna. Él, que también se puede preciar de haber dado a luz varios libros, dedica el tiempo libre que le permite su trabajo como profesor de Historia en la universidad a una pasión que le golpeó de rebote. Autor junto a Alberto Fernández de “Leyendas de la Premier”, este colchonero mitómano e hincha confeso del Liverpool ha creado de su puño y letra las sagradas escrituras de una religión que tiene en Arda Turan su principal objeto de culto. El tono pausado y sereno de su voz y la vocación didáctica son cualidades innatas que nos transportan en una lección de fútbol a punto de empezar. Silencio, por favor.

PREGUNTA: Historiador con alma de escritor. ¿También tienes ese punto de futbolista frustrado?

RESPUESTA: Sí, evidentemente. Alguien dijo una vez que quien no sabe jugar al fútbol o no tiene el nivel suficiente para dedicarse profesionalmente a ello acababa escribiendo sobre fútbol. De alguna manera, creo que es lo que me ha pasado a mí. Yo, como todos los niños, he querido ser futbolista y, como todos los adultos, trato de mantener esa periodicidad de partidos con los amigos y me gusta sentirme como tal una o dos veces a la semana. Siempre digo que escribimos para recuperar la infancia, así que sí, de futbolista frustrado lo tengo todo, mucho más que de cualquier otra cosa.

P: Y, sin embargo, terminaste de profesor universitario. ¿Cómo eres en esa faceta: un sargento de hierro como Ferguson, alguien de métodos revolucionarios como Mourinho en su día, un experto en identificar nuevos talentos como Wenger o tranquilo y pausado como Pellegrini?

R: Creo que poco a poco me voy pareciendo más a Luis Aragonés. Intento siempre adaptarme a la plantilla, no soy un talibán de un único método y tampoco pretendo imponer a cada momento una forma de hacer las cosas, sino que trato de ver el material humano con el que cuento, pues no es lo mismo una clase de 30 personas que otra de 15. Eso también te lo dan los años y la experiencia. Yo he llegado a acumular ya siete años, me parece, dando clase en la universidad y al final uno va desarrollando cierto olfato para ver hasta dónde puede dar de sí la clase. Luis tenía precisamente eso: entraba al vestuario y ya sabía cómo estaba anímicamente ese día y conocía perfectamente hasta dónde podía llegar el equipo. Yo estoy muy lejos de esa experiencia y ese conocimiento, pero intento amoldarme a lo que tengo en cada momento. Y, por supuesto, soy también del estilo Simeone: clase a clase.

P: Como ciudadano un poco más alejado de la profesión, ¿cuáles crees que son los principales vicios que tiene el periodismo deportivo actual?

R: Existe, fundamentalmente, uno muy grave: el periodismo de bufanda. Antes de conocer la opinión de un periodista deportivo, desgraciadamente, sabemos hacia dónde va a tender y qué va a apoyar. Y creo que este periodismo de bufanda está, muchas veces, demasiado vinculado a los intereses de los propios periodistas, que acaban tejiendo relaciones personales de amistad con determinados futbolistas, lo cual les termina creando, a su vez, enemistades con los que no son sus amigos. Ese juego de alianzas termina por generar un foco en el que interviene demasiado la opinión del futbolista limitando su perspectiva, lo que supone un vicio muy grande.

Luego, evidentemente, la idea de que el periodista se identifique en muchas ocasiones con un equipo es algo muy humano, ya que, al fin y al cabo, todos tenemos nuestro corazoncito, pero, al mismo tiempo, considero que el buen periodista debería mantenerse al margen. Desde hace unos años a esta parte se está cayendo en ese perfil de periodista-tertuliano que, más que generar o descubrir información, se limita a comentarla y lo hace como lo haría cualquier ciudadano de a pie en el bar.

MATAP: Tanto tú como Alberto Fernández, co-autor de “Leyendas de la Premier” os soléis mostrar bastante activos en redes sociales. ¿Crees que democratizan o intoxican la información?

R: Tienen ventajas muy evidentes. La idea de conexión permanente e interactuar, es decir, el estar en relación con los protagonistas, tanto con los principales, a nivel de jugadores y entrenadores, como con la gente a la que va dedicada la información, me parece muy interesante. Hay periodistas, se me vienen a la cabeza ahora mismo los nombres de Rubén Uría o Iñako Díaz Guerra, gente muy interesante, a la que te puedes dirigir casi constantemente y te suelen contestar.

Ahora bien, no podemos tomar por noticia cualquier bulo sin comprobar. En un mundo como Twitter, que de algún modo nos iguala a todos en ese sentido de horizontalidad en la medida que nos manejamos dentro de un mismo medio, corremos el riesgo de que el primer bulo más o menos bien armado con 200 retweets de personas que se lo han creído tome visos de naturaleza y de realidad, lo cual resulta peligroso. Lo hemos visto últimamente, incluso, con noticias de especial importancia y sensibilidad como pudo ser la muerte de Tito Vilanova, a quien se estaba dando por fallecido 30 o 40 horas antes de tiempo. En ese sentido, es un arma peligrosa.

Dicho esto, prefiero que exista a que no porque da la posibilidad de escuchar a gente muy buena pero sin el altavoz de los grandes medios. Hace ya tiempo que me vienen interesando determinados chicos que están empezando, periodistas que no gozan de un altavoz potente como podría ser el diario Marca, la Cadena COPE o la SER y, sin embargo, hacen un trabajo extraordinario desde esa vía alternativa.

P: En un momento tan complicado como el que atraviesa el periodismo, que muchas veces se ve inmerso en el descrédito, ¿a quién podrías considerar un periodista de referencia?

R: En cuanto a su coherencia, honradez, su lucha en solitario y, en el caso que a mí me ocupa, que es el Atlético de Madrid, creo que a día de hoy Rubén Uría es una referencia. Hay momentos en que llega a parecer un Quijote embistiendo a los molinos, una voz en el desierto, pero es un tipo que, en un porcentaje amplísimo dentro de una masa social tan importante como son los seguidores del Atlético, logra que nos sintamos muy representados por él y percibamos que enarbola nuestra bandera. Desde ese punto de vista, es una referencia.

También hay otras, por ejemplo, en cuanto a conocimiento. A mí me gustan muchísimo tipos como Guille Uzquiano, Àxel Torres o Guillem Balagué, que gracias a su amplísimo conocimiento futbolístico y objetividad logran ser muy fiables en sus análisis y, por tanto, gente a la que gusta escuchar. Y luego, en cuanto a su calidad literaria, me gustan muchísimo, como siempre, y a pesar de que últimamente en mi opinión ha dado algún bandazo, Santiago Segurola, Iñako Díaz Guerra y Juanma Trueba, que me parece que escribe fenomenalmente bien.

Eso en cuanto a nombres propios. A nivel producto me encanta lo que están haciendo determinadas revistas como Panenka y Líbero, en lo que a papel se refiere, o incluso revistas digitales como podrían ser Káiser Magazine, unos chicos que creo que hacen un trabajo fabuloso, InterSport Magazine… Se están haciendo cosas interesantes.

P: Falso 9 estuvo en la presentación de “Leyendas de la Premier” y conocemos un poco tu historia con el Blackburn Rovers. Pero, ¿de dónde nace tu pasión por el fútbol británico?

R: Nace un verano o, más bien, una primavera, en la que recuerdo que, siendo yo niño, se estaba decidiendo aquella liga inglesa que peleaba el Blackburn Rovers de Alan Shearer, Chris Sutton, Tim Flowers en portería, Tim Sheerwood de central, aquel conjunto que le disputó la liga al Manchester United, no pudo ganarla el primer año, pero la acabó conquistando el siguiente. Es una historia bastante bonita que contamos en el libro, sobre todo en el capítulo de Shearer. Yo me acuerdo de ser un niño, ir a tomar con mi padre una Coca-Cola a un pub donde él estaba y de que allí tenían unas pantallas grandes y se estaba proyectando un partido del Blackburn Rovers.

Recuerdo sentarme allí por la cosa del fútbol, pues en ese momento yo no sabía si era la Premier, otra liga, qué equipos jugaban, pero el caso es que me puse a verlo. Y había un amigo de mi padre que estaba viendo el partido con verdadera pasión y empezó a hablarme de aquel equipo y lo bueno que era Shearer, así que empecé a mirar el asunto con bastante más interés.

A partir de ahí todo eso lo mezclo con los recuerdos del primer Manchester United, Cantona y su patada voladora. Finalmente me causó una cierta tristeza que el Blackburn no ganase aquella liga y lo hiciera el año siguiente. Los gustos se forman un poco de esta manera, ¿no? Una mezcla de casualidades, pequeñas frustraciones que hacen que te vuelvas a fijar otra vez, de repente, en un jugador, un anuncio de televisión y, cuando te quieres dar cuenta, te estás aprendiendo el You’ll never walk alone“.

thierry-henry-red-bulls-2

P: ¿Qué día decides que tienes que escribir un libro junto a Alberto sobre esas leyendas que tanto os habían marcado?

R: Eso es porque Alberto, por motivos personales y profesionales, se había ido a vivir a Inglaterra. Estando allí, empezó a llevar un blog sobre el fútbol inglés, comentando la actualidad. Él intentaba combatir esa soledad hablando conmigo por Skype, por Twitter, y siempre acabábamos hablando de la Premier. A partir de ahí, le propuse coger los 20 jugadores que más nos impactaron o que más recordábamos. Le pareció muy bien, y a partir de ahí empezamos. La idea era la de escribir, ni siquiera era la de publicar un libro, sino la de investigar, ver qué podíamos contar. Nos pusimos con ello, lo terminamos y la gente que lo leyó nos animaba porque pensaba que, objetivamente, estaba bien escrito. Lo ofrecimos una vez hecho a una serie de editoriales y pudimos publicarlo muy rápido. Tuvimos suerte.

P: En ese proceso de escribir el libro, ¿cuál ha sido el futbolista con el que más has disfrutado escribiendo su perfil?

R: He disfrutado con muchos. Ha sido un proceso de recuperar muchas sensaciones que en su día tuve al ver determinados partidos porque, al fin y al cabo, es algo que exige un trabajo de documentación muy importante. Es la excusa para volver a ver un montón de partidos, goles, repasar números…

Yo disfruté mucho con Drogba, Zola, Dennis Bergkamp o Eric Cantona. Ha habido ocasiones que me he puesto ocho, diez o 12 veces la misma jugada porque realmente te quedas loco. La famosa jugada de Bergkamp que se hace el autopase por detrás y gira sobre sí mismo para recoger la pelota y ponerla a un lado no la habré visto menos de 25 veces porque tenía que contar la magia de esa jugada. ¿Y cómo lo haces? Tienes que hilar muy fino, tienes que encontrar palabras muy precisas porque a la persona a la que se lo cuentas no lo está viendo. Por eso yo recomiendo que la gente se lea el libro con YouTube al lado porque disfrutas el doble. Pero bueno, en fin, ha sido un proceso de disfrute tremendo.

P: Teniendo en cuenta todos y cada uno de los protagonistas de vuestro libro, ¿qué cualidades debería tener a tu juicio el futbolista perfecto?

R: La elegancia de Dennis Bergkamp, el gol de Alan Shearer, el carisma de Cantona, el físico y el disparo de Steven Gerrard, la inteligencia de Paul Scholes, la regularidad de Ryan Giggs, el remate de cabeza de John Terry, el regate de David Ginola y la potencia de Didier Drogba.

Drogba 2

P: ¿Te has planteado la idea de que a los Henry, Gerrard, Drogba y compañía les acompañen en un futuro los Matthews, Banks o Bobby Charlton en otro tipo de libro o publicación?

R: Sí, me he planteado muchas cosas. De hecho, la idea original incluía los mejores goles y los mejores entrenadores. Pero se iba muchísimo de páginas. Tuvimos que acortar porque se iba a las 400 páginas y es muy caro u asusta al lector. Así que lo centramos en jugadores y determinados goles y entrenadores. Pero sí, se podría hacer algo más atrás en el tiempo, o cuando en tres años se cumplan los 25 años de la Premier con los 25 que no estén, como Agüero, Touré… Posibilidades hay muchísimas. La gente nos pregunta por muchos que no están porque no son Premier League. Pero yo, por ejemplo, desde que saqué el libro, estoy llevando una sección mensual en Inter Sport Magazine de otras leyendas de la Premier para compensar a algunos que se han quedado fuera.

P: Como reconocido hincha del Atlético y del Liverpool, dos clubes que beben de las aguas del romanticismo, ¿crees que es posible sobrevivir en el fútbol sin ser un equipo rico y capitalista al estilo de nuestros dos grandes, Barcelona y Madrid, o de imperios árabes como Manchester City o PSG, o alemanes respaldados por grandes marcas como el Bayern?

R: Hombre, sí. Es más difícil, pero la realidad del Atlético de Madrid es que es finalista de la Champions, ¿no? Eso a día de hoy, que a lo mejor en dos semanas estamos hablando de que es el campeón de Europa. Entonces, fíjate, eso no es ni sobrevivir, eso es triunfar por la puerta grande. Evidentemente, cuando hay trabajo; cuando hay un cuerpo técnico bueno como el de Brendan Rodgers o como el de Diego Simeone; cuando hay buenos jugadores que se quieren quedar en tu club porque les das un rendimiento deportivo y a lo mejor no les pagas 10 pero les pagas 7 y eso compensa con otro tipo de cosas, pues se puede sobrevivir. Lo que ocurre es que al final te exige, como mínimo, estar todos los años en Champions. No te puedes permitir fallar porque el año que fallas te descuelgas.

Pero, claro, tienen que tener ese motor económico permanente que da la Champions. El Atlético de Madrid este año ha ganado 50 millones de euros en la competición. Es una barbaridad. Entonces, un equipo que está peleando Champions, ni siquiera tiene que ganar, lógicamente, 50 millones todos los años, pero un equipo que te está ganando 30-35 millones y que está permanentemente peleando ahí, pues puede ir compitiendo, ¿no? Pero, claro, eso no quiere decir que seas candidato a ganar la Premier o que no seas candidato a ganar la Liga.

Eso es muy complicado, porque estás manejándote en unos presupuestos con unas diferencias de tres a uno, de cuatro a uno, y es una barbaridad. Ahora bien: lo único que tienes que hacer es Champions, Champions, Champions… Y de repente un año estás ahí. Yo, por ejemplo, defiendo que es mucho más fácil ganar la Champions que la Liga. Mucho más fácil. La Champions, al final, son 13 partidos: puede haber determinadas circunstancias, puede haber determinado cruce que te beneficie, determinada lesión del otro y tal y te plantas ahí. La Liga no, la Liga te exige una regularidad tremenda. Por eso, para mí, el verdadero mérito de este año del Atlético no es ser finalista en Champions –aunque claro que es importantísimo serlo–, pero el verdadero mérito es ser finalista en Champions y estar a punto de ganar la Liga. Eso es lo increíble.

P: ¿Se les debería una Liga y Premier a Atlético y Liverpool, respectivamente, si al final no se alzan campeones?

R: Yo creo que hubiera sido maravilloso para el fútbol que la ganasen ambos. No quiero ni pensar que el Atlético no la gane, porque creo que la va a ganar. El Liverpool sí que ya parece que no lo va a hacer. Me da una pena tremenda, pero no por el Liverpool, sino por el fútbol. O sea, el fútbol necesitaba y necesita que el Atlético gane esta Liga y que el Liverpool hubiese ganado la Premier. Porque necesitamos pensar, volviendo a la pregunta anterior, que no siempre todo es dinero. Y que a veces desde la masa social, la tradición, desde la competitividad, desde las cosas bien hechas, pues también se puede vencer al dinero. Y en el caso de Inglaterra, lamentablemente, y yo creo que a cualquiera que tengamos un poco de sensibilidad con esto nos hiere de verdad, pues qué coño, que el City, el puñetero City, una vez más desde el dinero, va a ganar la Premier, ¿no? Y, sin embargo, el Liverpool, que nos ha emocionado tantísimo durante esta campaña y que hace tres semanas estaba ganando al City en su casa, sin embargo, no la va a ganar.

El Atlético, por Dios, espero que sí. No quiero ni plantearme que sea que no. Pero es que lo creo necesario para el fútbol.

P: La incógnita del United. ¿Por qué no se apuesta a largo plazo por Giggs? ¿Se acoplaría bien un nombre siempre tan controvertido como el de Van Gaal a un equipo tan suyo y tan de tradiciones como lo son los ‘red devils’?

R: Yo creo que si al final van a apostar por Van Gaal, como parece ser, van a tener que hacerse a la idea de que quizá el primer año otra vez va a ser difícil. O sea, no creo que sea un entrenador para garantizarte resultados rapidísimos. Creo que es un tipo que te hace una estructura, que te hace un trabajo a medio plazo y que ese trabajo puede acabar resultando a medio plazo.

Personalmente, aunque yo no siento ningún tipo de identificación con el Manchester United, pero si hubiera sido hincha del Manchester United, me habría gustado mucho más la idea de seguir con esa línea de continuidad y con Ryan Giggs, ¿no? O con un equipo técnico con Giggs, Neville… En fin, con los ‘Fergie Boys’, y a partir de ahí pues todo eso seguramente asesorado en la sombra por Alex Ferguson y creo que hubiera podido generar un poco esa identificación y que hubiera sido un proyecto interesante.

Van Gaal sabemos cómo es, evidentemente, tiene un trabajo al más alto nivel, una trayectoria muchísimo más consagrada, pero a partir de ahí es un tipo polémico, un tipo difícil, es un tipo que ya te digo, en mi opinión no garantiza resultados inmediatos, sino que los empieza a garantizar más a partir del segundo año… Yo es que creo, sinceramente, que la apuesta del Manchester United el año pasado hubiera tenido que ser Mourinho. Sí, eso es lo que yo creo. Y, bueno, me extrañó mucho que eso no fuera así. Parece que estaba todo enfocado a que fuera así, ¿no? Y el primero que estaba más que dispuesto y más que deseoso era Mourinho, al que, de hecho, le sentó como un tiro en fin, hasta lloró, pataleó y montó un auténtico pollo cuando le dijeron que no iba a ser él. Pero yo creo que podría haber sido una apuesta bonita. Y luego, si finalmente Guardiola no siguiera en el Bayern pues a lo mejor también habría sido una apuesta bonita. Yo tenía varios candidatos por delante de Van Gaal. El mismo Klopp me parece una opción más bonita que la de Van Gaal.

R: ¿Son Tony Pulis y Craven Cottage los últimos garantes del fútbol más puramente inglés?

R: (Risas) Hombre, pues en gran parte sí. Si lo entendemos como ese fútbol largo, ese fútbol intenso, rápido, de balón por el aire, de pie duro… Sí, Craven Cottage, seguro. Y Tony Pulis lo que pasa es que fíjate de qué manera tan distinta. Tony Pulis ha hecho un año fabuloso y Craven Cottage se ha ido a segunda, para que veas cómo es el asunto. Pero sí, de alguna manera, por ejemplo, aquí en España Simeone también es un entrenador muy inglés en muchos aspectos. O sea, en el aspecto de aprovechar, de jugar al espacio, de jugar con intensidad, de despliegue y repliegue rápido, de ritmo muy alto… En ese sentido, si entendemos por eso fútbol inglés, por ejemplo, Simeone siendo argentino también sería muy inglés. O sea que no, yo no creo que esa manera o que ese fútbol esté muerto. En absoluto, porque siempre va a haber aficionados a los que les guste eso.

P: ¿Cuál es el aspecto (jugador, equipo, entrenador) que más te haya llamado la atención en la última Premier?

R: Para bien, la buena campaña del Liverpool, con Luis Suárez como máximo goleador y, luego, la adaptación de Gerrard al mediocentro.

Para mal, los fichajes del Tottenham, sobre todo, Soldado y Lamela, pero no Erikssen. El rendimiento del Manchester United, la falta de continuidad de Agüero, que los españoles no han estado todo lo bien que otros años, la falta de continuidad de técnicos en los banquillos, la mala segunda vuelta del Arsenal y Özil, que ningún equipo inglés haya estado entre los semifinalistas en Europa, etc.

ARDA Y JUANES 2

P: Hablando ya sobre el libro que recientemente has publicado, “Arda Turan, el genio de Bayrampasa”. ¿Por qué él? ¿Qué tiene de especial el turco?

R: Me vino dado. Me lo ofrecieron. En ese momento acababa de escribir “Leyendas de la Premier”, estábamos con las entrevistas y con mis clases en la Universidad y no estaba pensando en hacer otra cosa. Pero me llamaron de la editorial y me comentaron que querían hacer la biografía y habían pensado en mí. Entonces yo les dije que sí después de 30 segundos. Y una vez me comprometí, empecé a sacar el tiempo de donde no lo tenía, en parte, porque el proyecto era escribir de Arda. Porque el turco enamora, te conecta con el fútbol de la infancia, por su sonrisa, por todos los intangibles que le rodean. No había mucha información de él y por eso me apetecía investigar. Quería darle vueltas al fenómeno del ‘ardaturanismo’.

P: Si Arda es Dios, ¿quiénes son sus apóstoles?

R: Somos todos los que nos apasionamos con una determinada forma de jugar y actuar en el mundo. Se puede ser un jugador de élite sin ser una estrellita. Arda es un tipo que cautiva dentro y fuera del campo. El día que le conocí pude confirmar todo lo bueno que ya intuía. Juega al contrario de lo que todo el mundo espera. Tiene capacidad de sorprender y lo hace con una estética distinta. Mide la ética con la estética. Todos los que creemos en ese fútbol somos sus apóstoles.

ARDA CON LIBROP: ¿Cuál ha sido el momento más difícil a la hora de escribir “El genio de Bayrampasa”?

R: Sin duda, la parte turca. Porque, si ya de por sí no había mucha información, averiguar sobre sus comienzos, su cesión de seis meses en el Vestel Manisaspor al poco de empezar o aquel Europeo sub-17, fue complejo. Hablar de lo que hacía un chico de 17 o 18 años hace seis o siete años y, además, en Turquía presentaba muchas dificultades. Encima, la poca información que había estaba en turco y yo hablo un turco regular (risas).

Entonces, para documentarte sobre todo eso, tienes que ir tirando de unos y otros. Yo tuve la inmensa suerte de que me pusieran en contacto con un tipo fundamental para mí como ha sido Özgür Sancar, corresponsal de As en Turquía y un periodista muy reputado allí, con sus programas de fútbol en radio y televisión. Hablé con él, le conté quién era, le expliqué mi proyecto y él me fue traduciendo cosas, mandando información y me puso en contacto con gente del entorno de Arda. Gracias a él, he podido ir rellenando esos huecos, especialmente los inicios de Arda en Turquía, cuando era más desconocido. Hasta esa Eurocopa de 2008 en la que Turquía llega a semifinales y él mete varios goles, cuando ya se convierte en una estrella y gana después la liga con el Galatasaray, donde vuelve como capitán. Ahí ya es cuando empieza a haber más información, pero hasta entonces había muy poca, y encima con la barrera idiomática. De ahí que tuviera que llamar tanto a Estambul.

P: José Miguélez nos dijo que Simeone hará pequeño a Luis Aragonés. ¿Están ya a la misma altura? ¿Es el ‘partido a partido’ algo más que un concepto futbolístico?

R: Creo que todavía no, porque Luis tuvo una trayectoria de varias décadas, con entradas y salidas, pero que se extiende desde los años 60 hasta la primera década del siglo XXI. Luis está presente, entrando y saliendo, en la vida del Atlético durante los últimos 40 años. Pero está claro que Simeone puede superarle. De hecho, se lo comentaba el otro día a mi padre, si este año Simeone gana, por ejemplo, la Liga y la Champions, puede convertirse en el personaje más importante de la historia del Atlético de Madrid, porque habría ganado el ‘Doblete’ como jugador y una Copa del Rey ante el Madrid, una Liga ante Madrid y Barça, una Europa League, una Supercopa de Europa y la primera Copa de Europa del Atlético ante el propio Madrid. Sería una acumulación tan bestial de éxitos en tan poco tiempo que podríamos estar hablando, sin duda, del personaje atlético más importante.

Y a partir de ahí, creo que sí, que el ‘partido a partido’ es mucho más que una filosofía futbolística. Al final es una filosofía de vida. Es la idea de ir poco a poco con todo, de ir trabajando las cosas, de ir dividiendo los problemas en problemas más pequeños, como puede pasar con la Liga, jornada a jornada. Es la idea de la intensidad, de hacer todo, por pequeño que sea, con la máxima intensidad y la máxima dedicación. Lo mismo da una semifinal de Champions que la primera ronda de Copa contra un equipo de Segunda. Y creo que muchos atléticos nos estamos dejando enamorar por esa filosofía, pero no sólo en lo futbolístico, sino en nuestras vidas.

P: ¿Una solución para acabar con la crisis basada en la receta del ‘Atleti’?

R: Trabajo, confianza, optimismo e intensidad.

P: ¿Un sueño deportivo que te quede por cumplir?

R: Que el Atlético gane la Champions.

P: ¿Un falso 9 poco conocido de tu propia cosecha?

R: Ángel Correa. Es poco conocido todavía, pero creo que va a serlo bastante.

P: ¿Cuál es el mejor falso 9 que has visto nunca?

R: Roberto Baggio.

11/05/2014

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (06/10/2012)
– Fran Guillén (20/10/2012)
– Nacho Labarga (04/11/2012)
– Fermín de la Calle (18/11/2012)
– Rubén Uría (02/12/2012)
– Susana Guasch (16/12/2012)
– Luis F. López (14/01/2013)
– Martí Perarnau (27/01/2013)
– Roberto Palomar (10/02/2013)
– José Manuel Díaz (24/02/2013)
– Gaby Ruiz (10/03/2013)
– Guillermo G. Uzquiano (24/03/2013)
– Roberto Hernández (06/04/2013)
– Petón (21/04/2013)
– Menottinto (05/05/2013)
– Nayim (12/05/2013)
– Eleonora Giovio (02/06/2013)
– Quique Peinado (15/06/2013)
– Revista Líbero (25/08/2013)
– Diana Sanchidrián (08/09/2013)
– Eduardo J. Castelao (22/09/2013)
– Pablo Gómez (13/10/2013)
– David Sánchez (26/10/2013)
– Alberto Rubio (10/11/2013)
– Fernando Evangelio (24/11/2013)
– José Miguélez (08/12/2013)
– Toni Padilla (22/12/2013)
– Eduardo Rodrigálvarez (26/01/2014)
– Miguel Ángel Violán (09/02/2014)
– Antón Meana (23/02/2014)
– Juan Tallón (09/03/2014)
– Rodrigo Arias (23/03/2014)
-Ander Izagirre (06/04/2014)
-Diego Torres (27/04/2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s