Magnate de segunda

_67050293_city_tan2ÁLVARO MÉNDEZ | Cada vez son más los socios que se dejan seducir por los cantos de sirena que proceden de los grandes hombres de negocios de Oriente Medio y Asia para comprar equipos modestos e impulsarlos al estrellato. Es la versión balompédica de “Bienvenido, Mister Marshall” en la que clubes de mitad de tabla caen en la tentación de dar un cheque en blanco a cambio de buenas dosis de ilusiones de quita y pon y de rimbombantes promesas que hablan de convertir a la tuya en la más laureada entidad de las próximas décadas. Todo ello gracias a suculentas inyecciones de capital que cumplen el hipotético doble objetivo de sanear las cuentas y hacer soñar a la afición con fichajes multimillonarios.

PSG y Manchester City bien saben lo que es venderse al mejor postor. Gracias a los petrodólares que brotan del Golfo Pérsico consiguieron remodelar sus plantillas y transformarse en habituales —e incluso aspirantes al título— de las grandes competiciones europeas. Sin embargo, no todos han corrido la misma suerte. A pesar de la prometedora temporada 2012/13, Málaga sigue esperando que la gestión de Al-Thani aporte la continuidad que no se ha plasmado en la presente campaña. Mientras, en ciudades del norte de España como Vitoria y Santander, el mero hecho de mencionar los nombres de Dmitri Piterman y Ahsan Ali Syed produce un intenso dolor de cabeza. Y con razón. Son los aficionados la viva imagen del alcalde de Villar del Río encarnado por José Isbert esperando la salvación desde el otro lado del mundo.

Aventura similar ha acontecido en la Premier League. A mediados de 2010, un exótico grupo empresarial malayo liderado por Chan Tien Lee y Vincent Tan se hizo con el control del Cardiff City, un histórico del fútbol galés que, pese a transitar gran parte de su vida deportiva por la segunda división del fútbol británico, logró ganar una FA Cup y una Charity Shield en los años 20. Sus promesas de regeneración futbolística y de recuperar el honor que el club jamás debió perder fueron bien acogidas por los socios, que depositaron en ellos la confianza para enderezar el rumbo de los ‘bluebirds’.

Después de tres años deambulando por la First Division, el Cardiff City logró el tan ansiado ascenso en 2013. Sin embargo, la afición rápidamente se echó encima de Vincent Tan —ya convertido en máximo accionista de la entidad— debido a sus controvertidas actuaciones. Y es que sus excentricidades han ido más allá de las decisiones deportivas de despedir, por ejemplo, a los técnicos Dave Jones y Malky Mackay. Mucho más allá. Lo que los seguidores del Cardiff jamás perdonarán a Tan es que haya cambiado el histórico escudo y los colores tradicionales del equipo, elementos sacrosantos para cualquier seguidor del balompié británico. Del dulce pájaro azulillo al estrambótico dragón rojo. Así, el equipo galés se vio desprovisto de su identidad a cambio de un suculento contrato publicitario con Malasia que, según la versión del magnate, iba a generar ingresos millonarios.

La única excusa que podía utilizar Tan en su defensa era la permanencia en la Premier League. Sin embargo, toda esperanza se esfumó cuando, hace un par de semanas, el Cardiff City selló su descenso matemático tras haber ganado únicamente siete partidos. Una talentosa plantilla con jugadores de la talla de Craig Bellamy, Wilfried Zaha, Gary Medel, Steven Caulker, Fábio y Mark Hudson no pudo contrarrestar la inestabilidad y la desastrosa gestión que emanaban los despachos.

Al fin y al cabo, es lo que ocurre cuando vendes tu alma al diablo. Puedes ganar en un primer momento, pero hay muchas posibilidades de que acabes ardiendo en el infierno. En el caso concreto del Cardiff City, lo malo no es que el Plan Marshall haya pasado de largo sin pena ni gloria por las altas esferas del club, sino que quien haya acabado al mando del mismo sea el Mauricio Colmenero del Sudeste Asiático.

09/05/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s