Diego Torres: “El éxito le ha dado a Mourinho miedo al fracaso”

diego-torresENTREVISTA A DIEGO TORRES | Como en un preludio de lo que la noche de Champions iba a deparar en el Bernabéu, el futuro entrevistado nos cita en el ‘As de copas’. En medio del dédalo de calles hispanoamericanas, Paraguay con Costa Rica perpendicular a Guatemala, es un argentino el que nos desbroza sobre el velador la anatomía del instante en el Real Madrid. Absorto en la mirada, pausado en el hablar y reflexivo en la respuesta, Diego Torres, periodista deportivo de EL PAÍS, acompasa el ritmo de la tarde incandescente entre la defensa de la independencia profesional y la magia del desarrollo futbolístico. Atacado por el flanco de José Mourinho y Florentino Pérez, que tanto le han expuesto a la Red, el autor de “Prepárense para perder” sorbe las preguntas como posos de un minuto de Coca-Cola y las emprende, sin abandonar nunca la pose distraída, desbaratando la profecía que le hiciera Santiago Segurola en 2001. Y es que, el periodismo no ha conseguido hacerle más rico.

PREGUNTA: ¿Cómo llega Diego Torres al periodismo y, dentro de él, al Real Madrid?

RESPUESTA: Mi formación académica es simple: soy licenciado en Derecho. Con ese título hice el máster de periodismo de la UNAM en la escuela de EL PAÍS. Mis primeras prácticas fueron en la sección de Deportes. Allí me llevó Santiago Segurola y ese mismo verano, en 1997, comencé a escribir informaciones sobre el Madrid aprovechando que los titulares se habían ido de vacaciones.

P: Te toca defender a los periódicos. ¿Siguen siendo necesarios?

R: Siguen siendo necesarios. Al menos, serán necesarios mientas haya gente que los considere necesarios. Y esa necesidad la deben generar los empresarios, los editores y los periodistas. El capitalismo consiste en generar necesidades. Algunas son superfluas y otras vitales. El periodismo hasta ahora ha sido fundamental para comprender la democracia.

P: En distintos medios, como EL PAÍS, donde escribes, muchas de las noticias que se publican en formato papel luego se vuelcan a la página web. ¿Es viable este modelo?

R: Creo que son modelos experimentales y que no tienen futuro tal y como se han implementado. Me parece que la información no puede ser gratuita. Al menos toda la información, ya que si es gratuita supone que los periódicos pierden independencia y la información pierde calidad. La información de calidad necesariamente tiene que ser de pago.

P: La BBC utiliza periodistas de derechas para cubrir a los partidos de izquierdas y viceversa. ¿Sería beneficioso en el fútbol hacer lo mismo? Muchas críticas te han llegado, precisamente, por querer cubrir asépticamente al Real Madrid…

R: A mí me acusan de antimadridista todos los días en las redes sociales. Creo que es indiferente. Se necesitan buenos periodistas, y no abundan. No hay muchos porque los medios no dan oportunidades. Para dar oportunidades se necesita dinero y no hay dinero. Por lo tanto, sin dinero no puede haber buenos periodistas. Hacen falta buenos periodistas, independientes y bien pagados. Que sean del Real Madrid, del Atlético, del Rayo… Da igual. Un buen periodista no tiene conflictos de intereses, un buen periodista piensa en los lectores, en informar al ciudadano. Ése es su deber. No se plantea defender otros intereses que no sean la verdad o la información.

P: Como periodista que sigue la actualidad de un club grande como el Real Madrid, ¿hasta qué punto la política de los grandes clubes dificulta la labor de un periodista con respecto a la de otros profesionales que cubren a equipos más pequeños?

R: Las dificultades han aumentado a medida que los clubes aumentaban sus ingresos y se convertían en multinacionales. Cuanto más poderoso es un club, más barreras pone a los periodistas, porque así tiene más capacidad para crear su propia propaganda. El departamento de comunicación es un gabinete de propaganda que en los clubes grandes es muy potente. Esto ha hecho pensar a muchos clubes que no es necesario que tengan una relación con la prensa, ya que ellos mismos pueden generar su propia propaganda, aunque sea mentira. Anteponen la defensa de presuntos intereses del club y ya está. Así lo resuelven.

jemez

¿Dificultades en cuanto a lo que tradicionalmente había sido el periodismo deportivo? Todas. Si comparas al Rayo con el Madrid, los entrenamientos del Rayo se pueden ver. Puedes ver cómo trabaja Paco Jémez. Casi puedes oír lo que dice a sus jugadores. Salvo un día a la semana, todos los entrenamientos son abiertos. Y aunque sean cerrados, se pueden ver, porque es un recinto público. En cambio, en el Real Madrid es imposible ver un entrenamiento. Ni siquiera lo pueden ver los periodistas ni los socios del Madrid, que antiguamente sí que podían. Luego, si quieres ver a los futbolistas, tampoco puedes porque salen por detrás. Si quieres entrevistarlos, tampoco puedes porque las entrevistas con carácter general están vetadas, prohibidas. De vez en cuando hay algún jugador que da una entrevista, pero con carácter general no pueden hablar. Les han vendido que así ellos van a vivir más tranquilos y, como son jóvenes, se lo han creído. Pero a veces los jugadores necesitan contar su oficio. Al fin y al cabo, es un oficio público que ven miles de personas.

Muchas veces la gente no entiende por qué un jugador hace determinadas cosas en el campo. Normalmente, el futbolista es un incomprendido. El 99% de los aficionados y de los periodistas que ven un partido no entienden lo que está pasando. El que de verdad sabe lo que le está pasando es el propio jugador. Incluso más que el entrenador. Que no te dejen acceder al jugador es privarte de conocer la verdad. No la conocen ni los periodistas ni los aficionados. La verdad no se conoce: se conoce una rueda de prensa de Ancelotti y lo que publica la web del club. Sólo se conocen gotitas de verdad. Si se tuviese más acceso, la gente podría sentirse identificada con ellos, podría comprender mucho más el fútbol, el juego, podría comprender mucho más a su equipo y a sus jugadores. Pero detrás hay intereses políticos. Los presidentes de los clubes no están interesados. La consecuencia de todo esto es destacar la figura del presidente y del entrenador. Siempre habían sido figuras secundarias, salvo ahora. Ahora hablamos de Uli Hoeneß, Florentino, Rosell…  Nunca fueron tan importantes como ahora.

P: Y hablando precisamente de Florentino, ¿cómo fue para ti, como profesional del periodismo, ese momento en que te acusó de escribir novela?

R: Como profesional, me lo tomé con profesionalismo. Yo estaba en mi lugar y Florentino estaba en el suyo. Mi trabajo no tiene nada que ver con fomentar el madridismo ni defender a los intereses del club ni defender a Florentino ni contar lo que Florentino quiere que yo cuente. Mi trabajo es de otro tipo, y Florentino quería defenderse a sí mismo porque consideraba que lo que yo escribía le perjudicaba en ese momento. Y era un momento muy duro, muy duro para él, porque estaba destituyendo a Mourinho, el mejor entrenador que él había conocido nunca.

P: ¿Y lo viste más como una defensa de Florentino a su gestión o como un ataque hacia ti por las informaciones que podías publicar? 

R: Bueno, ambas cosas. Yo creo que intentó señalarme, intentó defenderse señalándome, para desprestigiarme de alguna forma y quitarme credibilidad. Esa fue su manera de defenderse. Pero me parece que son cosas que ocurren en la vida profesional de un periodista, son habituales. Si tú no te acoplas a lo que el poder espera de ti, vas a tener problemas. No esperes que sean amables.

P: Y al hilo de esto. Como periodista, ¿vives más tranquilo desde que Mourinho se ha ido del Real Madrid? 

R: Sí, quizás sí. Vivo más tranquilo porque no tengo tanto trabajo. Mourinho daba más trabajo, daba más conflicto y, en la medida en que tienes más cosas que hacer, estás más intranquilo, porque pueden ocurrir, precisamente, cosas. Y con Mourinho ocurrían cosas continuamente. Pero desde el punto de vista personal estoy igual, con la tranquilidad profesional que tengo.

ancelotti

P: ¿Es Ancelotti lo que necesita el Real Madrid a día de hoy? 

R: Yo creo que sí. Me parece que Ancelotti ha sido un acierto, un acierto de Florentino, porque el fichaje de Ancelotti es una iniciativa de Florentino de principio a fin. Y creo que acertó, sí. Ancelotti es un tipo inteligente, que sabe de fútbol, es gentil, es un caballero, le gusta el fútbol, le gusta el Madrid, se siente orgulloso de trabajar en el Madrid, representa bien al club, nunca critica al club ni a los jugadores ni al presidente, es leal, leal al club. No genera conflictos artificiales ni antepone su prestigio a los intereses del club: si tiene que reconocer que se ha equivocado lo dice, lo ha dicho, en lugar de criticar a los jugadores o criticar al presidente o al Director Deportivo o a la política. En ese sentido representa bien al club. Es un entrenador que sabe bastante de fútbol y que tiene mucha experiencia en manejar este tipo de plantillas, con jugadores de tanto nivel.

P: Tu crónica de la final de Copa la titulaste ‘Gol de Florentino’. ¿Crees que algunos medios más afines a Florentino han podido aprovechar el gol de Bale para justificar su gran desembolso? 

R: Sí, pienso que sí. Realmente, cualquier cosa que hace Bale se va a utilizar para justificar el desembolso que se ha hecho. Lo van a utilizar Florentino y… Básicamente Florentino. Van a utilizar, van a instrumentalizar los medios de comunicación o sus propios medios para intentar exagerar todo lo que haga para que parezca que aquel gasto estaba justificado. Y lo van a hacer así porque el gasto está desorbitado. Los tres grandes fichajes del Madrid el último verano tienen un sobreprecio tremendo. El Madrid pagó los sobreprecios más altos de la historia del fútbol cuando fichó a Bale, a Illarra y, no tanto, a Isco. Creo que el valor de Isco estaba en torno a los 20 millones, el valor de mercado, ¿no?, que era lo que ofrecía el City más o menos. 20 o 25. Y es lo que ofrecía Florentino en un principio, 20-25 millones. Más de 30 era un exceso. En el caso de Illarra esto es mucho más notable. Posiblemente, si en el sobreprecio de Isco estamos hablando de cinco millones, seis millones, en el de Illarra podemos hablar de 20 millones y en el de Bale 40 millones. Eso es mucho dinero y no es dinero de Florentino: es dinero de los socios del Madrid. Ése es el problema. Por eso hay que justificarlo. Si el dinero fuera de Florentino, Florentino no tendría que justificar nada. El problema es que el dinero no es de Florentino. Bale es un gran jugador, pero es un jugador de 50 millones, 60 millones, en ningún caso de 100 millones. De 100 millones puede ser Cristiano. El precio de Cristiano sí se ajusta al mercado. Por condiciones técnicas muy precisas, y las puedo enumerar: trayectoria, títulos, internacionalidades, desmarques, calidad del desmarque, frecuencia del desmarque… Y a partir de ahí todo: golpeo del balón, pierna izquierda, pierna derecha, regate, lectura del juego, asociación con los compañeros…

P: ¿Sigue habiendo una guerra civil dentro del Santiago Bernabéu?

R: Todo es hiperbólico en el fútbol: se habla de guerra civil y nadie ha sacado una pistola en el Bernabéu todavía. Lo que sí ha habido es una fractura social, y es una fractura grave en la medida en que el motivo de la discordia no es si la grada quería o no a Mourinho, sino qué tipo de club se quiere que represente futbolística y socialmente el Real Madrid, lo cual resulta más grave. ¿Un club más politizado o menos politizado? ¿Más extremista o menos extremista? ¿Más selectivo o menos selectivo? ¿De vocación universal o provinciano y aislacionista?

P: Pero está, por ejemplo, el tema de los porteros con la suplencia de Casillas y la división que eso ha creado. Fue una polémica abierta por Mourinho que ahora Ancelotti palia con la rotación de los metas. ¿Es sostenible esta situación?

R: Absolutamente nada se sostiene en el tiempo, pero a un jugador que ha logrado lo que ha logrado Casillas, que está en la plenitud de su carrera, no le puedes hacer lo que le hizo Mourinho. Es evidente. No le puedes mandar al banquillo, señalarle como sospechoso de prevaricar como capitán y de conspirar contra los intereses del club. Nadie ha defendido a Casillas, nadie, y Florentino debió hacerlo con la misma vehemencia con que defendió a Mourinho, que ha hecho bastante menos por el club que Casillas. Sin embargo, las sospechas se depositaron directamente en el futbolista y Florentino defendió e intentó librar de las mismas al entrenador y no hizo nada parecido con Casillas. Lo mismo ocurrió con otros jugadores. Es sorprendente la capacidad que tiene el Madrid en los últimos años para ir desprendiéndose de sus propios mitos: Vicente del Bosque, Hierro, Raúl… A veces se cuestiona incluso a Sergio Ramos, cuya situación no es del todo buena al no estar reconocido como capitán, aunque por regla general los capitanes no suelan estarlo en el Real Madrid.

P: ¿En algún momento tuviste miedo de que te sucediera lo mismo que a tu compañero Antón Meana, al que Mourinho trató de intimidar por ser un periodista crítico con su gestión?

R: No, nunca tuve miedo. Sí me da un poco de miedo la exposición mediática, convertirme en un personaje público y ser noticia.

mou

P: ¿Tuvo Mourinho algo bueno en el Real Madrid? Al fin y al cabo, muchos aficionados le siguen queriendo…

R: Resulta difícil hacerlo todo mal, es imposible. De hecho, hizo bastantes cosas buenas: le dio al vestuario y al trabajo del entrenador una cierta autonomía, una cierta independencia muy necesaria respecto del club y del presidente. Y la preparación física que le dio al equipo fue excelente. Porque Mourinho es un preparador físico excelente y su metodología es también bastante buena. A nivel de campo, al menos, porque luego le cuesta llevar determinadas cosas a la práctica, pero su metodología de trabajo en cuanto a táctica, sobre todo a la hora de defender, y el trabajo integrado con el balón en la preparación física es muy bueno.

P: Sin embargo, en un artículo reciente sobre su nueva etapa en el Chelsea, venías a decir que en la Premier empezaban a pensar que su método estaba un tanto obsoleto…

R: Sí, porque cuando él llega a Inglaterra en 2004 la Premier constituía un territorio inexplorado donde los entrenadores eran bastante ingenuos, sobre todo los británicos. Todo les resultaba sorprendente y nuevo. En ese escenario, Mourinho era sofisticado y un innovador, pero no ha perfeccionado su modelo, sino al revés, y con el tiempo se ha vuelto conservador y más aprensivo. Mourinho tiene más miedo al fracaso ahora que antes de tener éxito. El éxito le ha dado miedo al fracaso.

¿Qué pasa entonces? Que la gente se ha dado cuenta de algo muy fácil: si no lo atacas y haces lo mismo que él, esperarlo atrás y renunciar al balón, Mourinho tiene muchos problemas. Hace diez años los equipos ingleses intentaban atacar, se desordenaban mucho, era un fútbol de ida y vuelta, desorganizado, de mucho pase largo, donde había unos despliegues tremendos y todos los jugadores subían al ataque y luego bajaban a defender. En ese mundo, Mourinho triunfó, se convirtió en un referente, un científico, le veían como un gurú. Ahora, lo que hace Mourinho, lo hacen todos. El fútbol inglés ha cambiado absolutamente en la última década.

P: ¿En qué momento decides acometer el reto de publicar “Prepárense para perder”, donde desgranas los entresijos de la trayectoria de Mourinho en los últimos años? ¿Temiste recibir presiones de, por ejemplo, Jorge Mendes al publicarlo?

R: Me lo propuso un editor. Tenía la idea en la cabeza y me hicieron dar el paso. Pero no deja de ser un libro de fútbol. Y si ya no nos dejan hablar ni siquiera de eso, vamos a acabar todos presos. Yo, por ejemplo, no hablo mal de Jorge Mendes, digo que es un gran representante, influyente, poderoso y que es un gran negocio para el jugador al que lleva.

P: ¿Pero no tenías miedo a represalias?

R: Nadie habla mal de Jorge Mendes porque eso significa que no vas a poder entrevistar a Cristiano Ronaldo ni a Pepe ni a muchos otros. Pero si no me quieren dar una entrevista, pues allá ellos. Yo soy mayor, he hecho muchas entrevistas. Si no me da ahora una entrevista con sus jugadores pues que se las dé a otros compañeros. La leeré igual.

P: ¿Algún día, cuando te retires, escribirás en tus memorias quién te contó lo de la lata que lanzó Mourinho contra la pared del vestuario del Madrid?

R: No, jamás. Eso tiene que quedar en secreto.

tata-messi

P: Pasamos ahora al Barça. Bajo tu punto de vista, ¿quién tiene que sustituir al ‘Tata’ Martino?

R: Alguien que conozca la casa y tenga un respaldo verdadero de la directiva. De otra, porque ésta ya no tiene legitimidad suficiente como para seguir en el club. 

P: ¿Sería beneficioso para el Barça un retorno de Laporta?

R: Yo creo que no lo hizo mal. Su obra ha sido perdurable, más allá de los errores que pudo cometer. En el plano deportivo, dejó una gran huella. Pero no me siento autorizado para opinar sobre si su regreso sería bueno o no.

P: Siguiendo con el Barça, ¿qué le pasa a Messi?

R: Yo creo que se siente traicionado por la directiva. Es un jugador extremadamente sensible y susceptible. Este sentimiento de engaño y de traición lo ha inhibido. Tiene que ver con la renovación y la sensación de que no creen en él. Y que lo quieren utilizar y están dispuestos a engañarle, sospechan de él y dudan. Se siente maltratado porque piensa que tiene derecho a que no se le ponga en cuestión. No creo que le importe el dinero, pero sí el significado de todo lo que rodea a su contrato.

P: Tu avatar de Twitter, si no nos equivocamos, es una foto del ‘Charro’ Moreno. ¿Fue la Máquina de River la sublimación del ‘fútbol total’?

R: Hasta donde puedo comprender la evolución de este juego, la ‘Máquina’ fue el primer gran equipo de fútbol moderno. Un conjunto de jugadores maravillosos con ideas nuevas. Lo del ‘fútbol total’ es una fórmula literaria. Los grandes jugadores son siempre jugadores totales porque sabrían hacer cualquier cosa. Me viene a la cabeza Lahm. ¿Alguien puede imaginar un mediocentro menos cualificado por las leyes de la ortodoxia?

P: Ahora que faltan apenas 50 días para que arranque el Mundial, ¿qué sensaciones te produce la selección de Sabella? ¿Algun favorito claro para Brasil?

R: Argentina transmite inseguridad, indefinición, vulnerabilidad. Es un equipo sin centrales de primer nivel y con un solo centrocampista a la altura, Mascherano, para aguantar todo el medio campo. La historia dice que los Mundiales se ganan con buenas defensas y un centro del campo sólido. La historia dice que la Argentina de 1986 tenía eso, además de Maradona. Si Argentina alcanza la final de Rio creo que podríamos afirmar que Messi es el más grande de todos los tiempos. No digamos si gana la Copa. Los favoritos: Alemania, Brasil y España.

P: ¿Sigues la liga argentina? ¿De qué equipo se te podría considerar simpatizante?

R: No sigo la Liga argentina por falta de tiempo, pero simpatizo con Racing y con River.

maradona

P: Hace tiempo te leímos un reportaje sobre la vida de Maradona entre los jeques de Qatar, como si así te oxigenaras del complejo día a día del Madrid. ¿Qué supone para ti ‘el Diego’?

R: Maradona fue un regalo para los ojos. Ha habido un puñado de jugadores inmortales. El debate es interminable. Pero hay una cosa que es irrebatible: dentro del campo, Maradona fue el más elegante de todos los tiempos.

P: Vamos ahora con una serie de preguntas rápidas para acabar. ¿Qué te ha enseñado el periodismo?

R: A valorar la buena educación y el coraje, que son cosas que parecen devaluadas, pero que sin embargo son infrecuentes.

P: ¿Un sueño deportivo por cumplir?

R: Hacer una travesía por el Karakoram.

P: ¿Un sueño periodístico que cubrir?

R: Una guerra, si a eso se le puede llamar sueño.

P: ¿Un referente periodístico?

R: ¿Uno? Mi referente principal es Mark Twain. Pero no somos nada sin Kapuściński, Halberstam, Segurola, Wolfe, Cannavò, Brera, Panzeri

P: ¿El mejor falso 9 que ha visto nunca?

R: Messi

P: ¿Un falso 9 de su cosecha?

R: Sergio Ramos lo haría estupendamente. He ahí un ‘jugador total’.

27/04/2014

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (06/10/2012)

– Fran Guillén (20/10/2012)

– Nacho Labarga (04/11/2012)

– Fermín de la Calle (18/11/2012)

– Rubén Uría (02/12/2012)

– Susana Guasch (16/12/2012)

– Luis F. López (14/01/2013)

– Martí Perarnau (27/01/2013)

– Roberto Palomar (10/02/2013)

– José Manuel Díaz (24/02/2013)

– Gaby Ruiz (10/03/2013)

– Guillermo G. Uzquiano (24/03/2013)

– Roberto Hernández (06/04/2013)

– Petón (21/04/2013)

– Menottinto (05/05/2013)

– Nayim (12/05/2013)

– Eleonora Giovio (02/06/2013)

– Quique Peinado (15/06/2013)

– Revista Líbero (25/08/2013)

– Diana Sanchidrián (08/09/2013)

– Eduardo J. Castelao (22/09/2013)

– Pablo Gómez (13/10/2013)

– David Sánchez (26/10/2013)

– Alberto Rubio (10/11/2013)

– Fernando Evangelio (24/11/2013)

– José Miguélez (08/12/2013)

– Toni Padilla (22/12/2013)

– Eduardo Rodrigálvarez (26/01/2014)

– Miguel Ángel Violán (09/02/2014)

– Antón Meana (23/02/2014)

– Juan Tallón (09/03/2014)

– Rodrigo Arias (23/03/2014)

-Ander Izagirre (06/04/2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s