Rodrigo Arias: “Xavi e Iniesta no llegarían a la MLS”

Rodrigo-AriasENTREVISTA A RODRIGO ARIAS | El fútbol como religión, la pluma como refugio. Este salvadoreño lleva a sus espaldas más de 15 años en la profesión. Suficientes para algunos, pocos cuando queda toda una vida. Sus días los pasa entre Telemundo, Canal 21 y la columna que le reservan en la edición impresa de El Gráfico de su país. Habla del fútbol como un enamoramiento prematuro, forjado entre revistas, fotos y algún balón lleno de lodo. A nosotros nos reserva unos minutos de charla, regateando, pero siempre buscando el gol.

PREGUNTA: Conoces el periodismo en Estados Unidos y en El Salvador. ¿Cómo están por allí las cosas?

RESPUESTA: El periodismo sufre una metamorfosis. En América Latina depende del país. En El Salvador todavía hay mucha gente que compra prensa y los porcentajes de venta no han bajado demasiado. Pero en Estados Unidos no he visto a nadie leyendo un periódico físico. Depende mucho del país.

P: Entre esos cambios, las redes sociales se han vuelto indispensables. ¿Democratizan la información o la intoxican?

R: Herramientas como Twitter enriquecen el periodismo y lo hacen más dinámico, lo sacan de su hábitat natural y lo meten en otra parte. Para mí es como un bar donde hay mucha gente hablando de deportes. Nos obliga a estar más alerta y a que no nos enquistemos en una opinión determinada. Es como estar en el estadio, con toda la gente que está allí. Las redes sociales están cambiando las cosas para bien.

P: ¿El futuro se lee en tabletas, iPads y dispositivos de esa naturaleza?

R: Futuro hay siempre. Lo que tenemos que asimilar es que no vamos a volver al pasado, en el que el periodista que escribía una columna maravillosa tenía un sueldo estable y sustancioso. El mercado se está volviendo más dinámico en lo económico y se está perdiendo el glamour y el dinero, que se diluye en Internet.

Estoy convencido de que el futuro va a estar en los blogs y las tabletas. Yo leo siempre buen periodismo en la red. Creo que la empresa que luche por condensar y tejer una comunicación de periodismo del bueno va a tener mucho tirón. Para eso hay que filtrar, porque en los grandes medios –salvo excepciones– es difícil encontrar algo bueno. Necesitamos un crítico del periodismo que nos diga qué hay que hacer.

P: ¿Se puede hacer buen periodismo sin ponerse la bufanda?

R: Claro que se puede. Pero hay un problema que está en la naturaleza misma del negocio. Las televisiones que compran los derechos de retransmisión se garantizan audiencia y el resto les da igual. No les importa que el discurso sea inteligente; a veces, les basta con poner al que más grita, no al que enriquece la información. En ese sentido, los dueños del negocio no buscan la calidad.

El periodismo inteligente se ha vuelto una guerrilla clandestina. Está escondido en blogs y en páginas webs. A las televisiones les basta con asegurarse una parte del negocio. Pero también creo que hay un público que quiere otro tipo de análisis. Necesitamos más profetas y más apóstoles. No tiendo al fanatismo y, aunque pueda sonar un poco contradictorio, necesitamos a un fanático del periodismo sofisticado que lo levante.

P: ¿Por qué el fútbol se ha convertido en un negocio?

R: Porque los grandes medios saben que es el imán más grande que existe en todo el planeta. Inflaron el mercado. Todo cambió con Bosman. El mercado es distinto, pero no creo que eso haya afectado al juego. Al final, no todo lo hace el dinero. En Estados Unidos, en la MLS, por ejemplo, se han hecho muchas inversiones en juveniles y demás para hacer al soccer más competitivo. Pero les falta el concepto. Intentan buscar jugadores altos, fuertes… Quieren atletas para que sean futbolistas, cuando la tendencia es buscar futbolistas que se conviertan en atletas. Aquí XaviIniesta no llegarían a la máxima categoría.

P: ¿Cuál es tu primer recuerdo con un balón de por medio?

R: Es mi padre regalándome una pelota de fútbol. Me encantaban las Telstar, mucho más que las Tango. Los primeros recuerdos siempre vienen por ahí, cuando uno tiene una pelota o unas botas nuevas y empieza a jugar. Es cuando comienzas a enamorarte del fútbol. Aunque, por otra parte, yo no pertenezco a la categoría de periodistas que quisieron ser futbolistas. Siempre me gustaron más las revistas, los textos y los periódicos deportivos. Soñaba más después de leer que tras jugar un partido.

P: Tú que ves la Liga desde fuera, ¿ha perdido interés estos últimos años con una competencia sólo de Real Madrid y Barça?

R: Sí, muchísimo.  En El Salvador, antes, la Liga española se pasaba por televisión abierta y todo el mundo la veía. En 2009, Sky Latinoamérica compró los derechos y, de repente, es sólo cuestión de cable y televisión por pago, así que bajó un poquito. Pero aparte de eso, obviamente, el hecho de que partidos como el del Real Madrid contra el Getafe y similares sean fáciles para los grandes, hace que pierda interés.

La tendencia es esa: los ricos son más ricos, los pobres cada vez más pobres. Así es que la Liga va a tener que luchar para volver a tener interés porque, al menos en España, la desproporción de la repartición de dinero es tan grande que esa injusticia, porque es una injusticia, está estrangulando a los clubes pequeños y eso le baja el perfil de la competición.

Real Madrid v Barcelona - Supercopa

P: Y hablando un poco de El Salvador, ¿volverá alguna vez a un Mundial?

R: Sí (risas). Buenos futbolistas siempre hemos tenido. Yo sé que los dirigentes nunca son queridos en casi ninguna parte del mundo, pero créeme que en El Salvador tenemos de los peores dirigentes en el mundo, y es difícil. No tienen la menor idea de lo que están haciendo: no invierten nada en divisiones juveniles, no hay estructura que ayude a los jóvenes, que los eduque, que los prepare para jugar en el extranjero. Aun así, siempre tenemos talento.

Eso sí, no vamos a tener otro ‘Mágico’ González nunca más, porque ‘Mágico’ nació una vez y nunca más va a volver a nacer nadie tan bueno como él en El Salvador. Nosotros estamos esperanzados con que una buena camada nos haga ir a un Mundial. ¿Cuál es el éxito de Costa Rica y Honduras? Que ahí siempre se trabajaron los juveniles.

P: ¿En qué medida puso ‘Mágico’ González a El Salvador en el mapa?

R: ‘Mágico’ no solamente es un gran futbolista, sino que es un tipo al que se le quiere.  Le importa un carajo el dinero y en un mundo tan sofocante, que un ídolo, que un tipo tan bueno en lo que hace, sea tan sencillo y nos recuerde que se puede ser feliz con pocas cosas es importante. Podría haber sido muy fácil ser arrogante, pero no. No pasó.

Juega con sus compañeros de selección de hace muchos años, se va a las canchas de fútbol sala y se pone a jugar con quien sea. Es muy cercano y nunca te niega un saludo. Yo creo que es el salvadoreño más querido de los que están vivos ahora. No, ‘Mágico’ es el salvadoreño y no hay salvadoreño que no le conozca y no le quiera.

homenaje01

P: ¿Cuáles son las consecuencias más visibles de la Guerra del Fútbol de 1969 en la sociedad salvadoreña?

R: La guerra, obviamente, no fue por el fútbol. Pero en medio de todo ese conflicto hubo un par de militares que no lograron entenderse y que temporalmente coincidió con las eliminatorias. Ahí, en las eliminatorias, jugamos con Honduras y fueron partidos tensos, con algún conato de violencia en medio de los encuentros. Pero no fue, ni por cerca, la tontería que escribió Kapuściński. Kapuściński hizo famosa la Guerra del Fútbol, con su libro, diciendo que una chica, Amelia, hasta le puso nombre. Él dijo que cuando perdimos el partido de ida, que fue en Tegucigalpa, 1-0, la chica dijo: “¡No puedo ver a mi país perder contra los hondureños!”. Agarró un revólver, ¡oh!, y se mató.

Eso es una mentira y a mí me da pena, porque en Europa se enseña Kapuściński en las universidades como si fuera periodismo. Muchos periodistas han llegado a El Salvador, y yo les he hecho visitas guiadas, diciendo que el libro de Kapuściński les ilustró en la guerra. Eso no es periodismo: lo inventó, es ficción, y se enseña como si fuera periodismo. Entonces, en parte, su libro dio mala fama. Que somos unos salvajes, que nos suicidamos por un partido de fútbol… Eso no es cierto.

P: Dices que ‘Mágico’ no fue taxista. ¿Cuántos rumores existen en torno a su figura?

R: De Jorge se dicen muchas cosas. Le entrevistaron hace poco desde una radio de España y le preguntaron si fue taxista. Yo no sé de dónde lo sacan. Es una profesión  digna y respetable, pero nunca lo ha sido. ‘Mágico’ vive muy cerca del estadio Custaclán, el más grande de El Salvador. Todo el mundo puede ir a su casa y su familia es bien conocida. Viene de una dinastía de jugadores: de entre sus seis hermanos varones, cinco jugaron en primera división, tres de ellos llegaron a ser campeones, otros fueron subcampeones y todos goleadores.

Se les conoce como ‘Los Pachines’, porque al mayor, el primero de la dinastía, le llamaban Pachín. Jorge es un hombre muy normal, pero se le mitifica un poco en cuanto a sus salidas nocturnas. No conozco ningún salvadoreño que no tenga una anécdota de ‘Mágico’ relacionada con la noche y esa actitud bohemia. No se pueden contar todas porque nunca se sabe qué es cierto, pero sobran.

P: Salvando el caso de Estado Unidos, ¿qué tiene el fútbol americano que tanto seduce? 

R: Es como La Biblia del fútbol. La Copa Libertadores vendría a ser el Antiguo Testamento, que tiene el aura mítica de los profetas. Estoy metiendo contextos religiosos porque para mí es casi una religión. Creo que Sudamérica es la región del mundo que se ha tomado el fútbol más en serio desde un principio.

Si hiciésemos un Top 10 con los mejores jugadores de la historia del fútbol, creo que al menos siete serían sudamericanos. Incluso los jóvenes talentos que se están llevando a Europa resultan diferentes por el hecho de ser de aquí. Sigue habiendo buen fútbol, no sólo en Sudamérica, sino en América en general. La liga de México, por ejemplo, es muy competitiva y entretenida. Incluso en Estados Unidos hay equipos que quieren hacer buen fútbol, pero no es un concepto generalizado.

Da la impresión de que la MLS es todavía un poco rústica. Pero el fútbol en América continúa siendo muy importante. El fútbol tiene un componente religioso que le permite llenar vacíos, unirnos y mantenernos ligados a nuestra tierra.

o_boca_juniors_la_bombonera-174562

P: ¿El hecho de que los grandes futbolistas de la historia de Brasil, por ejemplo, saliesen de las favelas y hayan crecido en la pobreza convierte al fútbol en el deporte del pueblo? 

R: El hecho de que jugadores criados en un entorno humilde lleguen a ser estrellas tiene que ver con la forma de mamar el fútbol. Este tipo de jugadores lo conciben como una pasión para el resto de la vida. Cuando el fútbol lo significa todo, lo abrazas con mucha fuerza. En América en general, pero sobre todo en las zonas más pobres, ha habido muchos jugadores para los que el fútbol ha supuesto la vida. No es que en Sudamérica exista una pócima mágica que nos permita crear grandes futbolistas, pero sí hay un sistema que permite que los chicos crezcan, se desarrollen y brillen. Hay una dosis de fanatismo muy grande.

P: ¿Qué ha significado en Estados Unidos la creación de una franquicia en Miami por parte de David Beckham? ¿Deberíamos tomarnos más en serio la MLS?

R: Debemos tomárnosla en serio en la medida en que la MLS cuenta con una gran inversión, pero el fútbol en Estados Unidos tiene varios problemas fundamentales de ejecución. Hay patrocinadores que ven los rating de televisión y se muestran verdaderamente interesados en meter dinero en el negocio. Y saben que no tienen alternativa. En Estados Unidos, por ejemplo, se enorgullecen de la SuperBowl, que es el evento más grande del mundo. Pero ellos ven los rating y los comparan con los de la final de la Champions League o de un Mundial y saben que no tienen nada que hacer, que no pueden escapar del fútbol por más esfuerzo que hagan.

Pero hay métodos de ejecución fundamentales que están impidiendo que la MLS crezca. Una creo que es el concepto que se tiene de los entrenadores. No creo que se tenga esa idea de “vamos a poner a once ‘correlones’ a por la pelota”. No, yo creo que es una evolución lenta, como la de España. España tuvo una lenta evolución hasta llegar al nivel que ha mostrado estos años. Por eso necesitas a una camada de entrenadores, jugadores, juveniles, Masías, etcétera. Cosas que te lleven a que el fútbol sea de verdad, competitivo, que los futbolistas manejen bien la pelota, suban de juveniles y lleguen a profesionales. Eso le hace falta a la MLS y es algo fundamental.

Otro punto es la extrema diferencia de sueldos. Beckham ganaba millones, y sin embargo, los suplentes de los Galaxy, o de Kansas City, o de Dallas, ganan mucho menos que cualquier profesional. Tenemos a Landon Donovan ganando mucho, y quizá el defensa o el extremo que hace el gol ganando bastante menos. Eso no hace equipos tan cohesionados ni ambientes de vestuario tan buenos. Cuando se equilibre eso, se va a poder mejorar bastante.

P: ¿Cuál dirías que es tu favorito para la Champions?

R: El Bayern, obvio. Sólo le puede parar un equipo con diez defensas en el área. Es como el Barça de Guardiola, que tenía que haber ganado cuatro Champions seguidas, y no las ganó porque Chelsea e Inter metieron a diez jugadores en su área.

P: ¿Y el máximo aspirante al Mundial?

R: Siempre hay un bombo de favoritos: Brasil, Argentina, Italia, España… Pero juzgando por el presente, a marzo de 2014, se vio muy bien a España y a Italia, que jugaron un partidazo. No se vio tan bien a Argentina. No me gustó tampoco Alemania, aunque jugó su último choque con muchos suplentes. Brasil va a llegar bien. Scolari, como en 2002, está eligiendo rivales fáciles en la preparación. La gran tragedia de este Mundial es que en octavos Brasil se va a topar con España, Holanda o Chile, y cuidado con Chile. Argentina es verdad que con su cuadro fácil lo tiene muy sencillo para llegar a semifinales. Pero mis top serían España, Brasil y Alemania.

IMAGEN-13204975-2

P: ¿Un sueño deportivo que te quede por cumplir?

R: Ver una final de un Mundial entre Brasil y Argentina, que todavía no ha habido ninguna. También me encantaría ver una final entre Portugal y Argentina. Messi y Cristiano son demasiado buenos. Son Pelé y Maradona en una misma generación.

P: ¿Qué te ha enseñado el periodismo?

R: A detenerme a ver detalles. El periodismo escrito te enseña mucho. Terminamos viendo tantas pequeñas cosas que somos como Sherlock Holmes en la escena de un crimen. Eso te ejercita la mente, te ejercita la memoria.

P: ¿Cuál ha sido tu mejor entrevista?

R: Ha habido varias. Alfredo Di Stefano fue genial. Me invitó a la sala de veteranos del Bernabéu una vez y yo había leído decenas de entrevistas a Di Stefano y no sabía qué preguntarle que no le hubieran preguntado ya. Llegué y me preguntó: “¿De qué quieres hablar?”. Y yo le contesté: “Simplemente vengo a preguntarle cómo está usted”. Me contestó: “Pues venga, vamos abrir cartas”.

Me enseñó un taco como de veinte cartas escritas a mano que le llegan todos los días. Fue en 2007, así que todavía había gente que no utilizaba el mail (risas). Eran 14 de China, una de Alemania… Él tenía a mano las fotos de la mítica delantera con Rial y Gento, las firmaba y se las mandaba a todos los que le escribían. De repente empezamos a hablar de fútbol, de su vida, de ‘La Máquina’ de River… De todo. Estuvimos como dos horas.

P: ¿Un falso 9 de tu cosecha?

R: Me encanta lo que ha estado haciendo Joachim Löw con Özil y Götze. Me quedo con Götze.

P: ¿Y el mejor falso 9 que has visto nunca?

R: Messi, es fácil (risas). Obviamente en la historia ha habido muchos. Quizá Maradona podría haber sido un gran falso 9. Metía muchísimos goles cuando estaba en Argentinos Juniors, y si no hizo más fue porque a lo mejor no le supieron utilizar. Tostão en su momento era espectacular y hoy Götze lo está haciendo bien, pero no hay nadie como Messi.

23/03/2014

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (06/10/2012)
– Fran Guillén (20/10/2012)
– Nacho Labarga (04/11/2012)
– Fermín de la Calle (18/11/2012)
– Rubén Uría (02/12/2012)
– Susana Guasch (16/12/2012)
– Luis F. López (14/01/2013)
– Martí Perarnau (27/01/2013)
– Roberto Palomar (10/02/2013)
– José Manuel Díaz (24/02/2013)
– Gaby Ruiz (10/03/2013)
– Guillermo G. Uzquiano (24/03/2013)
– Roberto Hernández (06/04/2013)
– Petón (21/04/2013)
– Menottinto (05/05/2013)
– Nayim (12/05/2013)
– Eleonora Giovio (02/06/2013)
– Quique Peinado (15/06/2013)
– Revista Líbero (25/08/2013)
– Diana Sanchidrián (08/09/2013)
– Eduardo J. Castelao (22/09/2013)
– Pablo Gómez (13/10/2013)
– David Sánchez (26/10/2013)
– Alberto Rubio (10/11/2013)
– Fernando Evangelio (24/11/2013)
– José Miguélez (08/12/2013)
– Toni Padilla (22/12/2013)

– Eduardo Rodrigálvarez (26/01/2014)
– Miguel Ángel Violán (09/02/2014)
– Antón Meana (23/02/2014)
– Juan Tallón (09/03/2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s