Gracias ‘Atleti’

Atlético-de-MadridDAVID PALOMO | Quieren los tiempos que el sino de cada persona dependa del día de su nacimiento y las circunstancias no sean más que el devenir de la historia de cada individuo. Así sucede desde siempre. Nadie puede maldecir la época en que le ha tocado vivir. Se nace y se muere. Eso es lo único cierto. A unos les llama la guerra desde la cuna y a otros la crisis. Poco se puede hacer para cambiar lo que parece diseñado previamente. Incluso en el fútbol, donde las generaciones se van dando relevo sin pedir el permiso de los aficionados. El destino manda crear una Liga de dos, tres o cuatro equipos que opten al título y una Europa de ricos, pobres o de clase media. Esa es la única realidad palpable.

Los mayores de 25 vieron ganar un campeonato al Deportivo y otro al Valencia. Eran otros días, esos en que España tenía la mejor Liga del mundo y no dependía únicamente de las victorias de Madrid y Barça. Entonces todos los clubes tenían derecho a soñar. Mirar al cielo no estaba prohibido. Pero el panorama cambió, dejó paso a una superioridad absoluta de los dos grandes que se ha hecho patente en los últimos años. Hasta que ha llegado el Atleti. Y menos mal. Seguramente decir ‘gracias’ sea poco para lo que está logrando la entidad del Manzanares.

Este año la Liga no podrá presumir del número de aficionados en las gradas ni de conseguir que todos los clubes acaben con sus deudas. Pero sí podrá mirar con orgullo a los países de su entorno y afirmar que en lo futbolístico España tuvo la segunda mejor competición del continente. Eso es así. En la Bundesliga el Bayern lleva jugando sólo desde octubre, acumulando 21 victorias y 48 partidos sin perder en el campeonato. Los datos hablan por sí solos. Y en Italia, la Juventus tampoco ha tenido oposición alguna. La Serie A quedó prácticamente finiquitada las pasadas Navidades con la victoria de los de Turín sobre la Roma. Sólo queda la Premier, que da mucho juego en las islas, pero que se despeña en Europa.

La realidad es que el campeonato español tiene muchos fallos, de los que ya se ha hablado en alguna ocasión aquí. Pero gracias al Atlético, este año es otra historia. El empate en el Calderón ante el eterno rival dejó ese regusto a buen fútbol que sólo saben cocinar las grandes citas. Hubo de todo: errores arbitrales –más de los deseados–, goles, tensión… El ‘Cholo’ ha conseguido resucitar a un equipo que es tan necesario para la Liga como el Real Madrid o el Barcelona. O como lo podrían ser el Deportivo y el Valencia, a los que se echa de menos en la parte de arriba de la clasificación.

La rivalidad entre estos tres equipos –o cinco si incluimos a los otros dos– es tan necesaria como la vida misma. El fútbol necesita de rivalidades entre clubes. Ganar siempre aburre. Eso también es una realidad. Pero a cada uno le toca vivir en su época y no vale quejarse. Gracias a Dios –o a quien le corresponda– el Atlético ha rescatado a una Liga que parecía condenada a acabar con los sueños del resto de los aficionados. Esperemos que no sea algo pasajero.

04/03/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s