Cicatrices

RadamelFalcaoJULIÁN CARPINTERO | Hace poco más de una semana, Soner Ertek no era más que un simple profesor de origen turco que ejercía la enseñanza en un colegio de una pequeña localidad del departamento de Ródano, próxima a los Alpes franceses. Sin embargo, todo cambió el pasado 22 de enero, cuando el esforzado zaguero del Chasselay –un equipo amateur de la Cuarta división gala– pasó a ser el blanco de las iras de la Colombia futbolística después de que una desafortunada entrada suya en un partido de la Coupe de France provocara la rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda de Radamel Falcao, la gran estrella de la selección ‘cafetera’. De este modo, y a pesar del encomiable optimismo con el que el ex delantero del Atlético ha afrontado su paso por el quirófano, parece difícil que José Pekerman vaya a poder contar con sus zarpazos en la cita mundialista del próximo mes de junio, una circunstancia que hace que Falcao engrose la lista de los grandes futbolistas que a lo largo de la historia tuvieron que resignarse a ver un Mundial desde la grada en lugar de vivirlo sobre el césped.

Si el fútbol pasa por ser el rey de los deportes, el Mundial podría representarse como la corona de este monarca de forma esférica, pues ni siquiera los Juegos Olímpicos se atreven a discutir la hegemonía mediática y social de una Copa del Mundo. Forjadora de las grandes leyendas del balompié, los cuatro años que separan una de otra la convierten en el oscuro objeto de deseo de todos los jugadores del mundo, los cuales sueñan con escribir el nombre de su país en el selecto grupo de equipos campeones. Es por ello que una mala campaña o una lesión inoportuna pueden hacer que un futbolista pierda el único tren de su carrera que le lleve a levantar el trofeo que el escultor italiano Silvio Gazzaniga diseñó en 1971. No en vano, es el segundo supuesto el que humaniza a los profesionales del fútbol, jóvenes millonarios acostumbrados a padecer dolores físicos pero que no pueden reprimir verter sus lágrimas al entender que el Mundial no se detendrá a esperarles.

Propietario de un ático en el rascacielos de los más grandes de todos los tiempos, el gran lunar de la carrera de Alfredo Di Stéfano fue el no haber disputado ni un minuto en un campeonato del mundo. Argentino de nacimiento, la negativa de un agraviado Juan Domingo Perón a enviar una selección a competir a las Copas del Mundo de 1950 y 1954 –quería que la primera Copa del Mundo después de la Segunda Guerra Mundial la organizara Argentina– privó a ‘La Saeta Rubia’ de la posibilidad de alzar el trofeo Jules Rimet para su país de origen. Por ello, pese a haber vestido la albiceleste en seis ocasiones, en 1949 optó por participar con Colombia aprovechando su estancia en el Millonarios de Bogotá, pero los ‘cafeteros’ no consiguieron clasificarse para el Mundial de 1950. Cuando sus opciones parecían haberse desvanecido se enfundó la elástica de España, con la que consiguió un billete para Chile ’62 de la mano del también argentino Helenio Herrera. No obstante, la estrella del Real Madrid se lesionaría en el antepenúltimo partido de preparación y, aunque formó parte de la expedición, no pudo ayudar a que Brasil, Checoslovaquia y México acabaran con las esperanzas españolas a las primeras de cambio.

MichaelBallack

Michael Ballack no estuvo en Sudáfrica después de la
dura entrada de Kevin-Prince Boateng en la final de la FA Cup de 2010.

El camino hacia España ’82 se cobró tres víctimas de renombre. El defensa peruano Héctor Chumpitaz, ‘El capitán de América’, no consiguió jugar su tercer Mundial consecutivo a causa de una afección en el tendón de Aquiles seis meses antes. Por su parte, una lesión en la rodilla durante un encuentro de la Copa de Europa hizo que el delantero italiano de la Juventus Roberto Bettega se quedara sin celebrar junto a sus compañeros el tercer título mundial de la ‘Azzurra’, mientras que la escalofriante entrada que Andoni Goikoetxea le hizo a Bernd Schuster en un Athletic-Barça (y que mantuvo un año fuera al alemán) fue la causante de que éste no fuera convocado por la Mannschaft. Al igual que Di Stéfano, ‘El Ángel Rubio’ tampoco jugó nunca un Mundial, pues abandonó la selección germana con apenas 23 años, después de desavenencias con su Federación, sus compañeros y la prensa, las cuales se agravaron al no obtener permiso para ausentarse de un partido amistoso cuando había nacido su primer hijo.

Daniel Passarella, el único jugador argentino en haber ganado dos Mundiales, no participó en la consecución del de México ’86 por culpa de una bacteria intestinal a la que le siguió un desgarro muscular, del mismo modo que los maltrechos tobillos de Van Basten le apartaron de golear para la ‘Oranje’ en Estados Unidos ’94. Lesionado de gravedad, Romário lloró ante las cámaras al enterarse de que Mario Zagallo no le convocaba para Francia ’98, al igual que lloró Juninho sobre el césped de Balaídos después de que Míchel Salgado destrozara su tobillo. En soledad, Robert Pirés también derramó alguna lágrima al romperse la rodilla y no poder ayudar a que Francia revalidara su cetro en Corea y Japón ’02, una cita de la que también se ausentó el pelo platino de Santi Cañizares, cuyos sueños fueron cercenados por un maldito bote de colonia. Más recientes, y no por ello menos dramáticas, fueron las lesiones de Djibril Cissé en 2006 y de BeckhamBallack y Essien, que se perdieron el primer Mundial celebrado en África.

Desgraciadamente, el de Falcao no constituye un episodio aislado. Khedira, Walcott, el australiano Kruse y el ‘tico’ Bryan Oviedo también han sufrido lesiones de gravedad en las últimas semanas y su presencia en Brasil es, cuando menos, una utopía a día de hoy. Pese a todo, aún hay un atisbo de esperanza para todos ellos, ya que con esfuerzo y tesón no hay metas imposibles. Y, en el caso de que no consiguieran llegar a tiempo, siempre podrán pensar que cada vez falta menos para Rusia 2018.

28/01/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s