Corea, ‘unida’ por el fútbol

capturadaÁLVARO MÉNDEZ | Es singularmente complicado empezar a escribir un artículo futbolístico que hable de Corea del Norte. Lo primero que se le viene a la cabeza a cualquiera son las hambrunas que siembran agonía y muertos, la brutal censura en los medios de comunicación, los sangrientos asesinatos a miembros de la oposición y a sus familiares, los campos de concentración, el vacío tecnológico y económico, la férrea dictadura del mal y el atrasado medievo postmoderno en el que son obligados a vivir sus habitantes. Lo más parecido al deporte que llega a nuestros oídos son las psicodélicas aventuras del polémico Dennis Rodman junto a su colega de viajes, el Presidente Kim Jong-un.

Desde que Corea del Norte quedara reducido al último refugio del comunismo más exigente, el discurso del régimen de Pyongyang jamás ha cambiado una coma: “Todo el mundo está en nuestra contra, por lo que usaremos nuestras bombas atómicas para destruir a los Estados Unidos, un país que ha conquistado y alienado a nuestros hermanos de Corea del Sur conviertiéndolos en nuestros enemigos”. Una diabólica dialéctica que ha sido capaz de subyugar a la población norcoreana e incluso a aquellos que decidieron cruzar el paralelo 38, como el ariete del Suwon Samsung Bluewings Jong Tae-se.

La cuestión ahora es ver cómo el Partido de los Trabajadores, autoridad única de Corea del Norte, explica a sus conciudadanos que sus selecciones de fútbol viajarán a finales de verano a la ciudad surcoreana de Incheon, a 20 kilómetros de Seúl, para participar en los Juegos Asiáticos. Ahora bien, quizá exista una maquiavélica razón para que Kim Jong-un acepte tan deshonroso trámite. El año pasado, la Selección de fútbol femenina de Corea del Norte obró el milagro al alzarse con la East Asian Cup, celebrada en el odioso sur. De hecho, la gesta estuvo rodeada de un componente político hasta que el árbitro señaló el final del último partido. En la ronda final, las ‘chollimas’ lograron un valioso empate contra Japón, una victoria por la mínima a China y una milagrosa remontada ante Corea del Sur en dos minutos. Tres partidos agónicos y un título que supuso una bofetada antológica directa al honor del eterno enemigo.

800px-Spectacular_Arirang

Para las más sádicas dictaduras, el deporte siempre ha sido un escaparate donde mostrar al mundo que la rigidez y la disciplina pueden triunfar tanto en un campo de fútbol, un pabellón o un ‘dojo’ como en la vida política y social. Direccionismo, orden y objetivos como valores opuestos a la creatividad y la libertad para que la exhibición se convierta en todo un acto de reafirmación nacional. Precisamente para ello fue levantado en su día el gigantesco Rungrado May Day, el estadio más grande jamás construido, con capacidad para más de 150.000 personas. Además, los totalitarismos nunca escatiman esfuerzos en usar la mentira o la ocultación de la verdad. Así, en Corea del Norte la glorificación balompédica se complementa con una actividad de censura informativa insólita: sólo se emiten los partidos de la Selección si se consigue la victoria, no vaya a ser que el norcoreano de a pie pueda asistir a una debacle de su amada patria, aquella por la que trabaja a destajo de sol a sol por un plato de arroz.

Curiosamente, “la diversidad brilla aquí” es el lema de los Juegos Asiáticos 2014. No hace falta ser un adivino para adelantar que la frase, cuyo contenido marcadamente fraternal puede ser perjudical para los oídos del Gobierno norcoreano, también será silenciada. Se repita éxito o no, podemos estar seguros de que la población no estará para celebraciones. Y, de haberlas, serán tan espontáneas como las lágrimas vertidas tras la muerte del anterior Presidente Kim Jong-il.

24/01/2014

Anuncios

2 thoughts on “Corea, ‘unida’ por el fútbol

  1. Falso9 y ABC -en su contraportada- tratáis hoy el tema de Corea del Norte. Unos, por su fútbol femenino, otros, por el esquí. Corren serio peligro los seleccionados norcoreanos en esos deportes de cara a los Juegos Asiáticos del 2014, o de cara a los Juegos Olímpicos de invierno 2018 de Corea del Sur. ¡Pueden ser carnaza de los perros o blanco en un fácil fusilamiento si no tienen la suerte de vencer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s