La decisión de Hitzlsperger

Thomas Hitzlsperger of West HamJULIÁN CARPINTERO | No han transcurrido ni dos semanas desde que una entrevista recogida en el semanario alemán ‘Die Zeit’ sacudiera la actualidad de una Bundesliga que aún no se ha reanudado desde el parón invernal que efectuó antes de Navidad. En ella, el ex internacional por la ‘Mannschaft’ Thomas Hitzlsperger se declaraba gay, convirtiéndose de esta forma en el primer futbolista germano de cierta relevancia en admitir públicamente su condición de homosexual. La noticia fue recibida con un extraño pulso de normalidad, casi indiferencia, en todo acaso entendida como un soplo de aire fresco que ventilaba el siempre viciado mundo del fútbol. Sin embargo, no todos los valientes que en algún momento de sus vidas se atrevieron a dar ese paso adelante corrieron la misma suerte que el potente zurdo muniqués, pues Justin Fashanu pagó muy cara su liberación interior. De hecho, le costó la vida.

“–¿A dónde vas si quieres una rebanada de pan? –Al panadero, supongo. –¿A dónde vas si quieres una pata de cordero? –Al carnicero. –Entonces, ¿por qué sigues yendo a ese maldito club de maricones?”. Considerado uno de los entrenadores más influyentes del siglo XX, la fuerte personalidad que caracterizó a Brian Clough le granjeó tantas filias como fobias a lo largo de su brillante carrera. El lenguaraz técnico, al que Michael Sheen dio vida en ‘The Damned United’, relataba en su biografía ese extracto de la conversación que mantuvo con Justin Fashanu cuando ambos coincidieron en el Nottingham Forest en la temporada 1981/82. Por aquel entonces, Clough ya había transformado a la entidad de las Midlands en nada menos que un equipo bicampeón de la Copa de Europa, aunque, insaciable como era, seguía teniendo hambre de triunfos. Por ello, se fijó en un joven ariete de apenas 20 años que venía de hacer dos brillantes temporadas en el Norwich City y que tendría la difícil misión de reemplazar a Trevor Francis, pieza básica en los éxitos europeos del Forest y en la Selección inglesa, pero que aquel verano puso rumbo al Manchester City.

Pero a Clough no le gustaban los rumores que con frecuencia aparecían en la prensa y que apuntaban a que su pupilo frecuentaba locales de ambiente, así que ni corto ni perezoso no dudó en apartarle del equipo. Nunca más recuperaría el nivel que exhibió en el Norwich y en las categorías inferiores de los ‘Three Lions’. La temporada siguiente fue cedido al Southampton para, sólo un año después, ser traspasado al vecino Notts County por 150.000 £, una cantidad ridícula si se tiene en cuenta que Fashanu había sido el primer jugador de raza negra por el que se había pagado un millón. Durante el resto de la década, el hijo de aquel abogado de origen nigeriano, que había tenido que criarse en un hogar adoptivo junto a su hermano tras la separación de sus padres y que siendo adolescente practicó el boxeo con cierta destreza, intentó reencontrar su fútbol pasando, sin éxito, por hasta cinco equipos distintos –alguno de ellos de la incipiente liga norteamericana–. Había llegado el momento de desprenderse de una careta que le asfixiaba y le anulaba como persona.

JustinFashanu

Justin Fashanu durante su etapa como jugador del Norwich City.

Así, el 22 de octubre de 1990 toda la Inglaterra que presidía el conservador John Major desayunó escandalizada por la portada de ‘The Sun’, en la que aparecía una fotografía del futbolista acompañada de una declaración tan simple como contundente: “Soy gay”. En las páginas interiores, además, el propio Fashanu explicaba haber tenido una aventura con un diputado conservador de la Cámara de los Comunes, casado, del que decía haber acabado en su cama de su piso de Londres. La vida personal y profesional de Justin Fashanu iba a experimentar un giro tan brusco que le llevó a ser rechazado por sus propios compañeros y a ser la diana sobre la que los aficionados, tanto los rivales como los propios, lanzaban sus dardos. Días después, su hermano le definió como “un paria” en ‘The Voice’ y en 1991 protagonizaría la portada de ‘Gay Times’ para explicar que ‘The Sun’ había construido un cuento de fantasía en el que la mayoría de las historias que se contaban sobre él eran fruto de la imaginación de sus redactores. Además, para mofa de sus detractores, Justin inició una breve relación con la actriz Julie Goodyear, que en el pasado había sido lesbiana.

El fatal desenlace llegaría en marzo de 1998, cuando Fashanu entrenaba al Maryland Marina, un modesto equipo de la segunda división norteamericana. En esa fecha, un joven de 17 años le denunció ante la policía por una supuesta agresión sexual y la prensa informó de su detención –que nunca llegó a producirse– por un delito de violación. El 3 de mayo, Fashanu aparecía ahorcado en un garaje de Londres con una nota que rezaba: “Me he dado cuenta de que ya he sido condenado como culpable. No quiero ser más una vergüenza para mis amigos y mi familia”. Fin del juego. No en vano, meses más tarde se supo que en el momento de su muerte la policía estadounidense ya había abandonado la investigación por falta de pruebas que inculparan al malogrado futbolista.

La entrada del nuevo siglo no erradicó de los campos la homofobia, que aún constituye un problema en el mundo del balompié. Sin ir más lejos, futbolistas como Cassano o Rakitić no han dudado en posicionarse en contra de compartir vestuario con compañeros homosexuales como Robbie Rogers. De este modo, parece inevitable que el público más purista sea capaz de aceptar la entrada de la tecnología pero no de digerir que al delantero de su equipo le atraigan los hombres. Pese a todo, seguro que Hitzlsperger piensa que gestos como el de Fashanu o el suyo algún día habrán merecido la pena.

21/01/2014

Anuncios

2 thoughts on “La decisión de Hitzlsperger

  1. Pingback: El tic-tac del Hamburgo | Falso 9

  2. Ya es hora de acabar con la homofobia y el odio en todos los campos, especialmente en los de fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s