Jeque Maradona

Maradona OKÁLVARO MÉNDEZ | “Balón para Diego. Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos. Pisa la pelota, Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial. Y deja el tercero, puede tocar para Burruchaga, siempre Maradona. ¡Genio, genio, genio! Ta, ta, ta, ta, ta. ¡Gol! ¡Gol! ¡Quiero llorar! ¡Dios santo, viva el fútbol! ¡Golazo! ¡’Diegol’! ¡Maradona! ¡Es para llorar, perdónenme! ¡Maradona, en recorrida memorable, en la jugada de todos los tiempos! Barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés?”.

La narración del mágico gol de Diego Armando Maradona a la selección de Inglaterra en el Mundial de México ’86 pasó a los anales del deporte rey. A pesar de que muchos jamás pudimos ver en directo semejante proeza, la desgarradora voz de Víctor Hugo Morales abriendo en canal su corazón al comentar cada quiebro del ídolo argentino forma parte de los sonidos de nuestra vida. Apenas fueron diez segundos de carrera en los que ‘El Pelusa’ logró dejar en la cuneta a un total de seis jugadores —Hoddle, Reid, Sansom, Butcher, Fenwick y al meta Shilton—. Doce toques con la zurda en 62 metros para anotar un tanto que a la postre sería vital para la ‘Albiceleste’ y que marcaría un antes y un después en la historia del balompié.

Tras la rotundidad demostrada en el campo con semejante obra de arte sólo quedó una pregunta en el aire: “¿De qué planeta viniste?”. Sus goles acrobáticos y pases imposibles, sus carreras en las que el balón quedaba imantado a la bota y sus regates únicamente explicables mediante el punto de gravedad de su fisionomía revolucionaron el fútbol de la época. Nunca el mundo había visto algo igual. El ocaso de la carrera de Maradona en los años 90, sin embargo, convirtió en innecesaria la respuesta a tal cuestión. Sus singulares excesos, su alarmante sobrepeso y sus problemas con las drogas hicieron que la deidad que se había encarnado en una figura humana de apenas 166 centímetros quedara rebajada a lo meramente terrenal.

Después de varios años alejado del fútbol profesional, el astro encontró refugio en la política latinoamericana. “Mis héroes son Fidel y Che Guevara”, llegó a afirmar el ’10’ en más de una ocasión. Sus encuentros con el líder comunista cubano en La Habana o con los presidentes de los regímenes de Ecuador, Bolivia y Venezuela se intensificaron al tiempo que el otrora mejor jugador de la historia se transformaba en el azote de los ricos y del imperialismo estadounidense y en el defensor de los oprimidos. De hecho, si planteáramos de nuevo esa cuestión, el difunto Hugo Chávez podría encontrar una respuesta a la pregunta anterior: Maradona venía de Marte, huyendo de la dictadura capitalista que arrasó el planeta.

Bromas aparte, ‘Maradó’ acabó encontrando refugio en las áridas tierras de los Emiratos Árabes Unidos tras un discreto paso por los banquillos de la selección de Argentina. Fue en este exótico país a orillas del Golfo Pérsico donde se puso a los mandos del Al Wasl FC para guiar al conjunto dubaití en la senda de los títulos, aunque fuera despedido al finalizar su primera temporada debido a los pobres resultados obtenidos. Sin embargo, Maradona sigue conservando sus amistades y sus contactos en la ostentosa ciudad de Dubai, un impresionante bosque urbano de rascacielos, deportivos y tiendas de lujo. Así, la semana pasada no dudó en dejarse ver por la ciudad —baile incluido— uniformado con el ‘thobe’, la vestimenta típica en esta peculiar zona de Oriente Próximo, durante los actos que conmemoraban la fiesta de la independencia del país.

Aunque la vida de ‘Diegol’ ya no está caracterizada por los bandazos y las salidas de tono, es duro comprobar cómo continúa sin encontrar un rumbo de coherencia y sosiego en su carrera post-futbolística. O, al menos, una conducta que haga honor a su glorioso pasado balompédico. Y es que cuesta trabajo ver cómo Maradona ha pasado de defender las causas de los más pobres y de satanizar la economía capitalista a codearse con los jeques árabes que, sentados en sus tronos de petróleo, someten al mundo entero a sus propios intereses.

Al menos, sigue siendo fiel a su estilo. Para bien o para mal, el ‘Barrilete cósmico’ de origen desconocido mantiene muy vivo su afán por sorprendernos.

06/12/2013

Anuncios

4 thoughts on “Jeque Maradona

  1. Pingback: Diego Torres: “El éxito le ha dado a Mourinho miedo al fracaso” | Falso 9

  2. Pingback: El desvelo de Sabella | Falso 9

  3. Pingback: Antón Meana: “El fútbol no necesita a José Mourinho” | Falso 9

  4. Pingback: Cohete Belánov | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s