Sobrevivir al naufragio

Raúl-GarcíaDAVID LÓPEZ PALOMO | “Vais a descubrir que la vida os derrotará de muchas maneras. El único consuelo que os quedará será el saber que habéis luchado, que no os habéis resignado, que habéis peleado hasta el último cartucho. Entonces, aunque no hayáis ganado la batalla, tendréis un montón de consuelos que harán que la vida merezca la pena. Cuando uno ha tenido fe, es capaz de reunir los restos del naufragio y hacer una pequeña trinchera donde sobrevivir e intentar ser feliz. Y con eso se consigue vivir hasta el final de una manera más o menos serena y digna”.

El discurso de Pérez Reverte, pronunciado con motivo de un encuentro con jóvenes, es quizá el mejor ejemplo de lo que requiere la vida y, a su vez, de lo que ha sido la carrera del jugador que ocupa estas líneas. Raúl García también fue aquel chico soñador que un día quiso llegar a ser, en su caso, futbolista, como muchos de los que leéis este artículo. El problema es que unos tienen talento para llegar y otros, como bien dice el autor, tienen que recoger los restos del naufragio para acabar siendo felices como periodistas, policías o panaderos.

En cualquier caso, para jugar en Primera división, además de condiciones, también hace falta un cierto esfuerzo. No vamos a descubrir nada nuevo. Y ahí es donde fallan muchos, pero no Raúl García. El navarro, nacido en Pamplona, es un ejemplo de lucha constante, desde que comenzara a jugar al fútbol. No es fácil hacerse un hueco en Tajonar ni en Osasuna, como tampoco lo es ganarse el respeto y el cariño de una afición difícil, aunque sea una de las más fieles de España.

Sin embargo, el centrocampista dio el salto al primer equipo rojillo de la mano de Javier Aguirre, y tras tres temporadas consiguió fichar por el Atlético de Madrid con 21 añitos y sin saber lo que era vivir en la capital de España. En circunstancias similares a las de los chavales de provincias que acuden a Madrid para estudiar, aunque, en su caso, con los sueños intactos. Sin selectividad previa, pero con los mismos problemas que cualquiera que se va a vivir solo, como bien cuenta en una entrevista en el ‘Diario de Navarra‘. El dinero no le compensó el perder la comida de su madre o el que sus amigos se encontraran a muchos kilómetros de distancia. Fue su mili, su golpe con la realidad.

En el conjunto colchonero, sin embargo, cosechó su primera derrota. Bien es cierto que ayudó a levantar la Europa League de 2010 y la posterior Supercopa de Europa, pero en su primera etapa en el ‘Atleti‘ no consiguió arribar el favor de la afición. Tanto es así que tuvo que volver a Pamplona, recogiendo los restos que iban quedando del naufragio, asumiendo su derrota.

En Osasuna, no obstante, volvió a ser el que era. Sus 11 goles en 34 partidos le permitieron volver al Atlético de Madrid y, ahora, ser uno de los jugadores más en forma de la plantilla. Esta temporada ya suma siete tantos: cinco en Liga y dos en Champions, y se ha convertido en el tercer máximo realizador del equipo, tan solo superado por Diego Costa (17) Villa (10).

Así las cosas, en el último partido hizo dos, ambos de cabeza, y se fue ovacionado. Arribó la victoria que llevaba tiempo buscando, la de convencer a la afición del Calderón, recogiendo además todos esos trozos que había perdido por el camino, juntándolos y convirtiéndolos en su trinchera. No la mejor; quizá tampoco la soñada, lejos de su familia; pero fabricada con propios fracasos, retazos de vida que, ahora, le dejan vivir más o menos de forma serena y digna. Y, si permiten, muy prometedora en los próximos años. Con 27 le quedan muchos naufragios, muchas derrotas y el consuelo de seguir luchando en la élite.

25/11/2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s