La ‘llamada’ de Serge

Serge Le Lama Opens Bordeaux vs Nantes Soccer Match - BordeauxSERGIO MENÉNDEZ | Allí donde los ríos Garona y Dordoña confluyen y dan origen al estuario más famoso del departamento francés de Gironda, unos 500 kilómetros al sur de la luminosa París, se alza la nacarada villa de Burdeos. Considerada ‘La Perla‘ de la región de Aquitania, este paraje situado a orillas del océano Atlántico pasa por ser la quinta ciudad de mayor tamaño en el país, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2007 y una de las principales regiones vinícolas de todo el mundo. Varios títulos que, sin embargo, no le han servido a un enclave conocido popularmente bajo el nombre de ‘Puerto de la Luna‘ para despojarse de un sambenito que viene arrastrando desde que se fundara tres siglos antes de empezar a contar hacia delante. Porque ni las relaciones comerciales con Reino Unido o los Países Bajos, que en el pasado le hicieron posible ganarse una reputación como punto de encuentro e intercambio cultural; un plan urbanístico que data de los tiempos de la Ilustración y hace de sus calles un ejemplo de coherencia y unidad; o el hecho de que París sea la única capital en Francia que la supera en número de edificios protegidos han sido suficientes en el afán de Burdeos por librarse de su estigma de ‘Bella Durmiente‘, siempre tan gris y ligada a la vieja tradición portuaria.

Es probable, a la luz de los acontecimientos vislumbrados las últimas semanas al pie de la Place des Qinconces, que todavía haya una opción para que la ciudad abandone su particular fase REM y reciba un nuevo amanecer. Todo gracias a las mentes de cinco jóvenes que hace ya casi tres semanas parieron una idea verdaderamente revolucionaria, una iniciativa que incluso hubiese dejado boquiabiertos a los impertérritos habitantes de la cosmopolita Nueva York. Un hito, en definitiva, que ha relanzado a Burdeos en la órbita mediática de un modo parecido a la consecución en 2009 de la Ligue 1 por parte de un Girondins entonces dirigido por Laurent Blanc y liderado sobre el terreno de juego por el prometedor Yoann Gourcuff, que logró acabar con la tediosa y aplastante dictadura que durante las siete campañas anteriores había impuesto el Olympique de Lyon.

Madrugada del jueves 31 de octubre de 2013. Mathieu, Stephan, Romain, Olivier y Loup, un grupo de cinco amigos naturales de Cap Ferret, se disponían a calentar motores la noche anterior a Halloween saliendo de fiesta por Burdeos cuando, en su etílica travesía hacia la discoteca de turno, se cruzó ante sus ojos la carpa de un circo franco-italiano. Quién sabe si embriagados por el ambiente que debe reinar en las bodegas donde se crían los mejores ‘châteaux‘ del planeta, los muchachos pensaron que sería buena idea colarse en sus instalaciones, hacer una visitilla a los animales que allí pernoctaban y ver si alguno de ellos estaba interesado en salir un rato de la jaula y pasarlo bien. Ante la negativa de la testaruda cebra, el quinteto halló la complicidad en una diligente alpaca de nombre Serge que no dudó en sumarse a la juerga.

¿Cometieron Mathieu y los suyos una locura? ¿Se pasaron quizá llevando a la literalidad la expresión ‘ir en la llama‘? El caso es que, tras las pertinentes fotos donde Serge demostró unas cualidades innatas para el posado, los seis se decantaron por coger el tranvía para llegar al centro. Y aunque la sociedad francesa siempre ha hecho gala de un mente abierta y tolerante, lo cierto es que, al menos en esta ocasión, el pasaje no supo entender la broma y reaccionó con estupefacción tras reconocer al circense cuadrúpedo  entre los viajeros, de modo que alertaron a las autoridades.

El resultado de la travesura fue, por un lado, la detención de los cinco jóvenes, sobre quienes pesan además varias denuncias y, por otro, una vertiginosa escalada de popularidad en la carrera de Serge, convertida de repente en héroe local y una estrella 2.0 que ha dejado a Lory Money y su ‘Ola K Ase‘ sumidos en el ridículo. A ello ha contribuido en cierta medida la decisión de Jean-Louis Triaud, actual presidente del Girondins de Burdeos. Consciente de lo tremendamente odiosas que resultan las comparaciones y sabedor también de que los días en que su equipo se codeaba con los colosos de Europa le quedan ya relativamente lejos al aficionado, ha llevado a cabo un humilde intento por animar el espíritu de sus paisanos bordeleses invitando a Serge y su orgulloso dueño a realizar el saque de honor del partido que enfrentó al Girondins contra el Nantes, celebrado el pasado 10 de noviembre en el Chaban-Delmas. Un encuentro donde los locales cayeron 0-3 pero sirvió al menos para que la ciudad y el equipo dieran por fin algo de qué hablar, después de tanto tiempo sesteando. Ahora que han logrado criar fama de nuevo, toca que ambas desafíen de una vez por todas a la sabiduría popular y venzan sus respectivas dormideras.

20/11/2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s