Zlatan, el remedio anti-hooligan

ZlatanÁLVARO MÉNDEZ | El encuentro apenas tuvo historia. Tal y como se esperaba, el todopoderoso PSG no encontró resistencia en un Anderlecht que dista mucho de ser el peligroso rival que en los años 70 y 80 consiguió dar más de un disgusto a los grandes clubes de Europa. Zlatan Ibrahimovic, ese fino artista con cuerpo de gladiador de casi dos metros de altura, retrató con tres pinceladas en menos de 20 minutos la supremacía parisina sobre su rival bruselense. Ya en la segunda mitad, el ariete sueco de origen bosnio-croata dejó que Cavani anotara el cuarto tanto antes de certificar él mismo la manita final con un potente disparo cruzado ante la mirada atónita del público que se congregaba en el coliseo Constant Vanden Stock.

Sin embargo, el prólogo de este capítulo de la Champions comenzó a escribirse hace más de una semana en clave de alerta máxima. A pesar de la más que evidente distancia futbolística que separa a ambos conjuntos, el choque del pasado miércoles estaba marcado con una equis para los cuerpos y fuerzas de seguridad de Bruselas debido a sus violentos antecedentes. Malviblancos y rojiazules se enfrentaron por última vez en los octavos de final de la Copa de la UEFA en 1992. Los prolegómenos de los dos partidos de la eliminatoria estuvieron caracterizados por los choques violentos entre las dos facciones más radicales de los aficionados. Los ultras destrozaron el mobiliario urbano e, incluso, la emprendieron con los asientos del Parque de los Príncipes.

¿Que hubo quienes destruyeron más y sembraron el pánico con mayor crueldad? Puede ser, pero no nos encontramos ante una materia en la que haya que utilizar la medición empírica, ya que la venganza posterior siempre se encarga de igualar la balanza del caos. Al fin y al cabo, los extremos siempre terminan tocándose y acaban desprendiendo ese hedor a basura tan característico que no admite matices.

l-europe-met-un-point-final-aux-boulogne-boys_68254_16413

Con la vista puesta en estos acontecimientos, los dirigentes de ambos clubes se pusieron a trabajar en las semanas previas al encuentro del pasado miércoles. En concreto, la cruzada del PSG contra Boulogne Boys y Auteuil, sus grupos más radicales, comenzó prácticamente desde el momento en el que Qatar Investment Authority se hizo con el club. Los dos clanes rivales —el primero es de inspiración neonazi, mientras que el segundo está formado por inmigrantes y militantes de extrema izquierda— fueron expulsados del estadio parisino casi automáticamente. Sin embargo, controlar a lo radicales en sus viajes hacia otros países no es tan sencillo. Por ello, la policía de Bruselas preparó un despliegue de más de 400 antidisturbios y otros efectivos para blindar la capital belga ante la inminente llegada de los fanáticos más descerebrados. Nadie quería otro Heysel.

Así, las fuerzas de seguridad lograron detener a 76 presuntos hooligans en las horas previas al encuentro. La inmensa mayoría de ellos ya había sido anteriormente arrestada en otras ocasiones por actos de vandalismo, de manera que fueron encerrados de forma preventiva. Para suerte de muchos, ninguno de ellos salió a la calle hasta horas después de que Fernández Borbalán hubiera pitado el final del Anderlecht-PSG.

Lo que las autoridades tanto temían finalmente no se llegó a producir. En parte, claro está, por el amplio dispositivo policial. Pero fundamentalmente porque el partido nació muerto. Ibrahimovic lo había asesinado a base de goles desde el primer momento. Sin nervio no hay dolor. Y es que, en ocasiones, el mejor remedio contra la ignorancia no es otro que un buen show balompédico, una exhibición artística de tal contundencia que los radicales de encefalograma plano que abarrotan algunos graderíos jamás puedan llegar a descifrar. La belleza y el sentido común no van con ellos.

Una lástima. Ellos se lo pierden.

25/10/2013

Anuncios

3 thoughts on “Zlatan, el remedio anti-hooligan

  1. Pingback: El candidato en la sombra | Falso 9

  2. Pingback: Cristiano | Falso 9

  3. Pingback: La ‘llamada’ de Serge | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s