Decadencia burocrática

messi-championsMARIO BECEDAS | Se desdibuja el Barça sin remedio en el eterno lienzo de sí mismo. Como el boceto interminable en el que un puño pinta a su homólogo y viceversa, la causa alcanza aquí a la consecuencia sin que se atisbe un final concreto. La burguesía que fue dintel de la perfecta armonía en el desarrollo del fútbol ejecuta en pesados pasos su ordenada decadencia hacia el trámite de la indolencia.

Visitaban los blaugranas un camposanto de elefantes sin sopesar el riesgo de las enormes pisadas. Dos estantiguas del inmortal Brasil volvieron loca a una defensa que se ha acostumbrado al fallo estatutario expeliendo un sello por cada pérdida de balón. Las curvas milanistas miniaron a un Barça que a cada toque de balón se iba haciendo más pequeño y pequeño hasta casi desaparecer en la uña meñique de Kaká. El juego plano y horizontal ya hace barruntar a la ingeniería culé si girar el campo 90 grados para que la pelota avance en búsqueda de la veloz ortodoxia de los tiempos felices.

Sacó el ‘Tata’ Martino el once de gala y pronto vio que sólo faltaba en la misma José Luis Moreno con Macario sobre sus gemelos. El hastío a la hora de ocupar el campo laminaba un juego reducido a las excesivas prosopopeyas de Messi. Descendía el argentino hasta el círculo donde comienza la tragedia para recibir esféricos envenenados mientras Iniesta y Busquets iluminaban como cirios pascuales la vaciedad de la maniobra. Por detrás, Xavi iba desapareciendo sigilosamente hasta que al final del encuentro le tuvieron que buscar con pico y pala de debajo de las lonchas verdes de San Siro.

En la lontananza del cuadro se pudo apreciar también una cabeza coronada por penachos naranjas que practicaba su particular danza de la lluvia mientras le llovía de todo menos balones. Neymar se desesperaba en el costado intentando adivinar si las linotipias del mañana le jalearían como el nuevo salvador o como el viejo timo. Por el otro extremo de la península, las inolvidables carreras de Alexis contra la nada sólo terminaban de confirmar que el equipo que un día cambió el ayer ya no estaba ni se le esperaba.

alexis-champions

Se ha acostumbrado el Barça de Rosell a las piruetas cóncavas después de una década más que convexa. Los denodados esfuerzos del prócer de la mueca simétrica por devolver el solar a su estado de 2003 son cada vez más indiscutibles. Lanzando las mismas bombas que dejaron sin puchero a la belleza, ninguno de los agarrotados mimbres que quedan en el vestuario puede apenas sujetar la gloria con imperdibles. Regresado de la cruenta guerra en la que debió de estar, el capitán Puyol se ha encontrado con que la peor había estallado en suelo propio, y era la de la desidia. La batalla que se pierde despacio, como la de la vida, a cada respiración.

Ya desde los tiempos en los que Guardiola no lograba arriar la bandera con la calavera y las dos tibias de Villa se materializan las dudas sobre un grupo humano que se ha reinventado más de lo que parece. El fin de semana aterriza en la cacharrería un Madrid que aunque fracase siempre huele a joven. La última vez que atufó a viejo Florentino acabó colgado del dosel de la vergüenza. La lenta decadencia burocrática de más de un siglo vuelve a florecer en los lodos del Camp Nou pese a todos los escorzos de libreta del buen ‘Tata’.

Pensamos que sí, que es un mal momento, que todo volverá a ser como antes, y no nos queremos dar cuenta de que el sueño no se ha acabado pero la sábana sí. Con haber leído unos pocos libros en la vida se sabe que el problema no son los incendios de Piqué ni las latas de Coca-Cola de Messi. Ni siquiera la empanada de Cesc o la torrija de Mascherano. Lo único que ha pasado es el tiempo, ése que se va para no volver.

24/10/2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s