El ‘Purasangre’ de Gales

ryan_giggs_5.jpgSERGIO MENÉNDEZ | La noticia saltó el pasado 12 de octubre. En una fecha reservada para la celebración de la Hispanidad y marcada a fuego en el calendario por su condición de festivo, buena parte de los diligentes madrileños que desde primera hora de la mañana se disponían a cercar el Paseo de la Castellana y contemplar el desfile de tanques, cazas y demás arsenal caprino notó un escalofrío a su paso por el kiosco. No a todos, pues afectaba en particular a los aficionados del Real Madrid, chafados al ver cómo su título de cabecera abría con la primicia de que la más flamante de cuantas adquisiciones fueron cerradas por el club en el mercado estival padece una hernia discal.

Rótulo que, si bien hizo cundir rápidamente el pánico entre los merengues, causó un efecto contrario entre los atléticos y culés, divertidos al conocer semejante ridículo a cargo de su máximo rival. Las reacciones no se hicieron esperar: Florentino dio el toque de corneta y puso en marcha la maquinaria institucional para salir al paso de la noticia. Y, como no podía ser de otro modo en tan marcial ocasión, se armó la de San Quintín.

Protrusiones al margen, quizá sean las arduas negociaciones por contratar a Gareth Bale, el elevado precio de su traspaso o la expectación ante su debut los principales motivos que le han convertido en el principal foco de atención mediática. El caso es que, desde que se supo del interés del Real Madrid en hacerse con sus servicios, el joven galés viene copando los titulares de la prensa deportiva, lo que relega a un segundo plano crónicas que a buen seguro merecerían un tratamiento preferente. Sin ir más lejos, la última de ellas tiene a otro galés como protagonista.

Hoy hace justo dos semanas que Ryan Giggs superó el récord de partidos jugados en Champions League, hasta entonces en manos de Raúl, gracias a su aparición en el partido que le enfrentaba al Shakhtar Donetsk. De este modo, con sus 145 participaciones, el veterano futbolista del Manchester United suma un nuevo logro a una carrera ya de por sí jalonada de éxitos individuales, entre los que destacan el hecho de no haber sido expulsado jamás, ser el jugador con más encuentros disputados en la historia de los ‘red devils‘ – por encima incluso de Bobby Charlton– , único anotador en todas y cada una de las temporadas desde la creación en 1992 de la Premier League, futbolista con mayor cantidad de títulos oficiales en el mundo y su pertenencia a la Excelentísima Orden del Imperio Británico.

Parece un ‘cocker spaniel’ que persigue un pedazo de papel de plata que flota en el viento”, dijo Sir Alex Ferguson en cierta ocasión después de ver corretear por el césped a un Giggs de sólo 13 años. Y no dejaba de equivocarse el experimentado técnico escocés sobre su futuro valuarte. Porque donde Gareth Bale es un potro que apenas si ha aprendido a trotar, este cuarentón llevaba dentro un caballo de carreras que hace ya tiempo hizo méritos para retirarse a las labores de semental, pero aún sigue cabalgando. Un ‘Purasangre‘, en definitiva, por mucho que la comparación pueda tener de irónico para quienes conozcan mínimamente el árbol genealógico de nuestro ilustre galés.

Ryan Joseph Willson Giggs se empeñó en dar muestras de su singularidad desde el día que vio la luz en el hospital St David’s de Cardiff. ¿El motivo? El hecho de que la unión de un jugador de rugby mulato con ascendencia de Sierra Leona y una mujer típicamente galesa diese como resultado un niño con la piel tan blanca como la leche. En contra de lo que cabría haber esperado teniendo en cuenta los orígenes raciales de su padre, debido a un capricho de la biología nada en la tez del pequeño reveló la existencia de antepasados africanos en su familia.

Hablamos, por tanto, de un jugador mestizo que, sin embargo, debutó como profesional recién cumplidos los 17 años, barbilampiño, con el pelo ensortijado y una pigmentación inmaculada. Ahora, después de más de 20 temporadas jugando en la élite y con dos Copas de Europa, 13 Premier Leagues, una Copa Intercontinental y otro Mundial de Clubes, su gesto se ha endurecido, la barba de tres días se le ha teñido de blanco y su cara presenta un tono más oscuro. Pero es igual. A este ejemplar le sigue corriendo por las venas una sangre tan pura y tan roja como la camiseta que lleva defendiendo toda su vida. Y le corre, por supuesto, a galope tendido.

16/10/2013

Anuncios

4 thoughts on “El ‘Purasangre’ de Gales

  1. Pingback: Foulkes y la flema del United | Falso 9

  2. Pingback: Faulkes y la flema del United | Falso 9

  3. Pingback: ‘El gigante bueno’ | Falso 9

  4. Pingback: Fernando Evangelio: “No veo al Bayern tan favorito para la Champions” | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s