Pablo Gómez: “Roberto Martínez fue el Cruyff del Swansea”

Pablo Gómez (autor del libro 'Los cisnes') a la derecha en la presentación del libro en Fnac.

Pablo Gómez (autor del libro ‘Los cisnes’) a la derecha en la presentación del libro en Fnac.

ENTREVISTA A PABLO GÓMEZ | Buscó un oasis donde publicar la historia de los héroes españoles de Gales y lo consiguió en ‘Los cisnes’ mientras se dedicaba a lo de siempre: hacer periodismo. Licenciado por la Complutense, este seguidor del Sporting de Gijón trabaja actualmente en el departamento de radio de la agencia EFE en Madrid y colabora en Onda Cero, COPE Asturias y SER Gijón, además de escribir en ‘Golaverage‘ y ‘La cola de vaca‘. No cree en los ‘patitos feos’, de manera que nos atiende con la certeza de que el estilo de juego es lo más importante entre lo menos importante en el fútbol.

PREGUNTA: ¿Cuándo decide Pablo Gómez ser periodista y cómo llega a serlo?

RESPUESTA: Desde muy pequeño lo tuve claro. En cuanto tuve uso de razón dije en casa que quería ser periodista deportivo, que no periodista a secas, y en gran medida era porque soñaba con narrar partidos.

P: Eres licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Definitivamente, tu idilio con los cisnes viene de lejos…

R: Una coincidencia, sí. Aunque, precisamente, fue en el año que concluí mi etapa universitaria cuando empecé a seguir al Swansea de manera superficial al estar Roberto Martínez en su etapa de jugador. Después, cuando él regresó como mánager y fue fichando jugadores españoles fue cuando empecé a intensificar el seguimiento.

P: En tu opinión, ¿se debería eliminar la carrera de periodismo?

R: No diría algo tan radical como eliminarla, pero sí acometer una buena transformación. Es inimaginable que no haya más formación práctica, que no se dé importancia a los idiomas, que se repitan contenidos año tras año, que no haya especialización salvo en alguna asignatura optativa suelta y un sinfín de problemas para el que no tendríamos espacio suficiente para abordar en esta entrevista. Hay un ejemplo que constata lo trasnochada que está la carrera: el uso del tipómetro. ¡Cuántos estudiantes de periodismo habrán comentado e incluso gastado bromas con esto en los últimos años!

P: ¿Está el papel, tanto los diarios como los libros, condenado a desaparecer?

R: No lo creo. Pienso que hay cabida y momentos para todo. Siempre habrá gente que prefiera pasar las páginas de un periódico o un libro en lugar de deslizar sus dedos por una pantalla. Es como si dijéramos que los podcast van a terminar con la radio convencional. Otra cuestión es que el panorama cambie, evidentemente, y cada nuevo ‘invento’ condicione de alguna manera –tanto positiva como negativamente– lo existente.

periódicos

P: Aunque el ‘Los cisnes‘ tiene su propia cuenta de Twitter, no hemos encontrado una tuya propia. A tu modo de ver, ¿las redes sociales intoxican o democratizan la información?

R: Hay de todo. Igual que con un cuchillo puedes cortar una barra de pan o asesinar a una persona, las redes sociales tienen usos muy positivos y otros que no lo son tanto. Luego está el hecho de que un periodista tiene que tener mucho más cuidado que un aficionado a la hora de utilizarlas o consultarlas.

P: Actualmente trabajas en la Agencia EFE. ¿Cuál es el papel de la agencia en el modelo informativo actual?

R: El contexto ha cambiado bastante en los últimos años y las agencias asisten a un proceso de adaptación. Otros medios o las propias fuentes actúan casi como agencias. Antes no existían las versiones digitales de los periódicos ni otras páginas webs que se adelantan a la agencia o demandan la información con mayor celeridad. Además, los propios actores e instituciones son cada vez más generadores de información por sí mismos (audios, vídeos o textos). Y una agencia debe compaginar ese nuevo reto con sumo cuidado por los contenidos y la calidad de los mismos.

Pablo Gómez Los cisnes

P: ¿Por qué el periodismo deportivo en España opta por el ‘bufandismo’ en lugar de contar historias como la del Swansea, con un trasfondo más allá de lo futbolístico?

R: Yo matizaría y diría que parte del periodismo deportivo en España opta por el ‘bufandismo‘. Afortunadamente, están ‘Informe Robinson‘, ‘Panenka‘, ‘Líbero‘, ‘Ecos del Balón‘, Martí Perarnau, ‘El Enganche‘, ‘Marcador Internacional‘, ‘Sphera Sports‘ y unos cuantos proyectos más que no hay que meterlos en el mismo saco. Suele decirse que la gente demanda ese tipo de periodismo, el de camiseta, y algo de razón tendrán los que se justifican en ese argumento.

Pero apenas hay apuestas firmes y duraderas de otro tipo de periodismo en ámbitos ‘mainstream‘ para comprobar si realmente no calarían en España. Yo cada vez estoy más convencido de que hacer ‘bufandismo‘ es más fácil, más barato y más rápido, puesto que basta con pensar en rellenar una hora de radio o televisión con una tertulia de opiniones personales y supuestos enfrentamientos entre visiones opuestas que hacerlo con contenidos de análisis e historias con más trasfondo. En bastantes ocasiones puede ser válida la excusa de la falta de tiempo para poder elaborar más y mejor los contenidos, pero no tanto la falta de recursos o ganas.

Libros-del-K.O

P: ¿Qué representa hoy en día ‘Libros del KO’ para los escritores que quieren dar una visión distinta del fútbol alejándose de Messi, Cristiano, Barça y Madrid?

R: Un oasis, un paraíso. Precisamente, en alguna otra editorial me llegaron a decir que, aunque les gustaba ‘Los Cisnes‘, en estos momentos querían/necesitaban editar libros centrados en esos clubes y en esos jugadores. O similares, en cualquier caso.

P: ‘Los cisnes’ prueba tu talento como narrador de historias, pero en el blog ‘La cola de vaca‘ das también rienda suelta a tu vocación de estadista y amante de la táctica y la estrategia. ¿Es Pablo Gómez un periodista con madera de entrenador o te consideras, igual que la mayoría de periodistas deportivos, un futbolista frustrado?

R: He jugado al fútbol y me gustaría haber jugado más, pero no soy un futbolista frustrado. Tampoco tengo alma de entrenador. Tal vez sí la tenga más de analista o scouting. Es cierto que me gusta analizar el fútbol a partir de la estadística y las tácticas, pero también me apasionan las historias humanas que caminan en paralelo al deporte.

En el blog, el cual tengo bastante abandonado desde hace meses por falta de tiempo, voy dando rienda suelta a escribir lo que me apetece en cada momento, lo que no puedo desarrollar en mi ámbito profesional. Voy teniendo rachas. Jugadores profesionales han hecho diarios, he aportado estadísticas, he analizado jugadores a través de vídeos, he colgado entrevistas… Hay sitio para todo.

P: ¿Qué ha sido lo que más te ha sorprendido al recoger la historia de estos 16 españoles que clavaron la pica en Gales?

R: La cantidad de pequeñas y valiosas historias que había en torno a los jugadores y al club. El libro es un gran puzzle compuesto de numerosas piezas pequeñas.

spanish-swansea

P: ¿Y el pasaje del libro que más te costó escribir?

R: Ningún pasaje creo que haya sido más costoso de escribir que otros. Lo que sí hubo fue personajes más costosos de localizar y entrevistar.

P: “La historia de cómo un grupo de españoles llegó a Swansea y desafió con notable éxito las convenciones del fútbol británico”. ¿Consideras que los Michu, Pablo Hernández, Chico Flores o Rangel pueden ser vistos como unos revolucionarios?

R: Revolucionario fue Roberto Martínez, y por partida doble. Primero emigrando al fútbol inglés y después instaurando en la League One y la Championship una filosofía de juego radicalmente opuesta a la que practicaban el resto de clubes y la cual era considerada como la única válida para obtener el éxito en esas categorías. También fueron revolucionarios los primeros que apostaron por aceptar la llamada de Roberto para acometer ese desafío: Rangel, Bauzá y Orlandi.

P: Continuamos hablando de los nombres que hemos citado con anterioridad. Aunque ahora estén triunfando en el fútbol inglés, ¿en España no parecería una lista de descartes? ¿Por qué el fútbol español ha llegado a generar esa admiración?

R: Los triunfos de la Selección española y la forma de conseguirlos ha sido el motivo fundamental. Además, luego han comprobado que prácticamente todos los futbolistas españoles han ofrecido un rendimiento muy bueno. Los clubes han constatado que la relación calidad-precio es absolutamente más favorable a los españoles que a los futbolistas británicos.

Roberto Martínez Los cisnes

P: Tenerse que ir a las islas para demostrar que uno tiene una idea muy concreta de fútbol y reivindicarse. ¿Ha tratado mal el fútbol español a Roberto Martínez en ese sentido?

R: Tal vez debería tenérsele más en cuenta en España y reconocerle más su trayectoria, por títulos y por la exportación que ha hecho del estilo de juego español, pero no creo que el fútbol español le haya tratado mal. Más que nada porque apenas ha jugado en nuestro fútbol y porque nunca ha entrenado en él.

P: ¿Es exagerado pensar que, como entrenador, ‘Bob’ ha tenido en el Swansea la misma influencia que en su día tuvo Cruyff en el Barça?

R: No lo veo exagerado. Es una buena comparación. Roberto tuvo mucha influencia como jugador y capitán, y posteriormente ha sido el punto de inflexión, como mánager, en la historia más reciente del Swansea, que ha desembocado en el ascenso hasta la Premier y el logro del primer gran título del club galés.

P: ¿Crees que en modelos de gestión deportiva como el del Swansea, donde los socios del club son al mismo tiempo sus propietarios, está la llave para conservar la esencia del fútbol, terreno donde la Ley Concursal y los jeques forman ya parte de su léxico habitual?

R: Los aficionados poseen el 20 por ciento de las acciones del club y tienen un representante en el Consejo Directivo. No llevan las riendas del club, pero sí tienen mucho peso en las decisiones que se toman. El aficionado es el eje en torno al cual gira el fútbol británico y el Swansea no es una excepción. Con un papel relevante del ‘Swans Trust’, el Swansea es un ejemplo de gestión deportiva y económica desde 2003, cuando el equipo estaba en la ruina y a punto de descender en la última categoría profesional.

Benítez-Liverpool

P: ¿Hay comunión entre la afición galesa y un plantel lleno de españoles o puede ser una moda pasajera como ocurrió con el Liverpool de Benítez?

R: Roberto llegó en 2003 y fue capitán hasta 2006. En 2007 regresó como mánager y a partir de ese año fueron llegando españoles hasta sumar 19 entre la plantilla y el cuerpo técnico. Son muchos años como para pensar que es una moda pasajera.

P: Ascenso, consolidación, Capital One Cup y ahora Europa League. ¿Dónde se encuentra el techo del Swansea?

R: De momento, su techo es el de aspirar a hacer una buena participación europea esta temporada y consolidarse en la Premier, con el objetivo de asentarse en la mitad alta de la tabla. Parece difícil soñar con algo más, pero también parecía imposible encadenar ascensos en tan poco tiempo y conquistar un título en Wembley. Desde el nombramiento de Roberto como mánager el equipo ha ido mejorando cada temporada a la anterior, así que quién sabe.

P: Por señalar algún aspecto o nombre propio, ¿cuál sería el ‘patito feo‘ de la institución?

R: Ahora mismo cuesta encontrarlo. Las instalaciones fueron el punto más débil del club hasta que el pasado mes de febrero estrenaron su ciudad deportiva. Así que habría que remontarse a la temporada 2002/03 y hablar de Tony Petty, el presidente que llevó al club a la ruina deportiva y económica.

Tottenham Hotspur v Sunderland - Premier League

P: ¿Qué razones encuentras para que un país tan pequeño como Gales haya dado jugadores de tanto nivel a lo largo de la historia como John Charles, Ian Rush, Ryan Giggs y, ahora Gareth Bale?

R: Por mucho que tenga una gran tradición de rugby, Gales y el Reino Unido son territorios futbolísticos y no es tan ilógico que surjan futbolistas de primer nivel. Posiblemente sea más excepcional el caso de países como Holanda, que ha dado numerosos grandes futbolistas pese a su pequeña extensión.

P: ¿Cómo se explica que Gales tenga tanta visibilidad en el panorama actual –gracias a Bale, al Swansea, al Cardiff– y, por ejemplo, Irlanda y Escocia, con más tradición en grandes competiciones a nivel de selección y de clubes, resulten menos visibles?

R: El Cardiff y el Swansea tienen esa visibilidad gracias a competir en la Premier. Si participasen en la liga galesa su repercusión sería mucho menor. La Selección galesa empieza a tener algo más de eco mediático en España por el fenómeno Bale, que a su vez lo tiene por defender la camiseta del Real Madrid. Supongo, por ejemplo, que sería igual para Escocia si el Celtic jugase en la Premier y si uno de sus mejores jugadores fichase por uno de los grandes clubes de España.

P: ¿Veremos algún día a Gales jugando una Eurocopa o un Mundial o el éxito del Swansea, que debería nutrir a la Selección, reside más en el talento foráneo que en el autóctono?

R: A corto plazo es complicado. Tienen buenos jugadores y una idea similar a la del Swansea. Si mantiene el bloque y la filosofía de juego, puede dar sus frutos en los próximos años.

Michu-Swansea

P: ¿Resulta extraño para un seguidor declarado del Sporting el hecho de que Michu, canterano y ex jugador del Real Oviedo, suponga a día de hoy un referente?

R: Todo el mundo es de un equipo. Lo eres antes de ser periodista. Lo importante es que eso no influya en tu día a día profesional. Mi manera de entender el fútbol es compatible con la idea de que un madridista pueda reconocer la brillantez de una acción de Messi e incluso pueda disfrutar con ella (igualmente un barcelonista con Cristiano).

Michu forma parte de un equipo al que sigo, del que he escrito un libro y no tengo ningún problema en reconocer el mérito que está teniendo y de disfrutar con su juego. Sería absurdo que no lo hiciese únicamente por haber jugado en el Oviedo.

P: ¿Quién crees que puede ser el jugador revelación de la temporada en Europa?

R: Habría que ponernos de acuerdo en qué consideramos revelación. ¿Lo sería que Isco demuestre o supere en el Real Madrid lo que viene haciendo en las últimas temporadas? Si es así, ahí podríamos tener una revelación. Pero podríamos citar unos cuantos.

P: ¿Cuál es el mejor Falso 9 que has visto nunca?

R: Messi.

P: ¿Y falso 9 de tu propia cosecha?

R: Aunque me gusta más en otras posiciones, siempre he sentido debilidad por un jugador que últimamente desempeña ese rol: Cesc Fàbregas.

P: ¿Qué sueño futbolístico y profesional te gustaría cumplir?

R: Futbolístico, cualquier éxito de los equipos por los que siento más cariño, incluido el Swansea. Al Sporting le he visto ascender y jugar en Europa, así que me quedaría verle ganar un título, que por una cuestión de realismo debería ser la Copa del Rey.

A nivel profesional, me gustaría tener la experiencia de cubrir un gran evento: Mundial, Eurocopa o Juegos Olímpicos. En cuanto al trabajo ideal, sería dedicarme a narrar partidos o pertenecer a un programa como ‘Informe Robinson‘.

13/10/2013

-Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (06/10/2012)

– Fran Guillén (20/10/2012)

– Nacho Labarga (04/11/2012)

– Fermín de la Calle (18/11/2012)

– Rubén Uría (02/12/2012)

– Susana Guasch (16/12/2012)

– Luis F. López (14/01/2013)

– Martí Perarnau (27/01/2013)

– Roberto Palomar (10/02/2013)

– José Manuel Díaz (24/02/2013)

– Gaby Ruiz (10/03/2013)

– Guillermo G. Uzquiano (24/03/2013)

– Roberto Hernández (06/04/2013)

– Petón (21/04/2013)

– Menottinto (05/05/2013)

– Nayim (12/05/2013)

– Eleonora Giovio (02/06/2013)

– Quique Peinado (15/06/2013)

– Revista Líbero (25/08/2013)

– Diana Sanchidrián (08/09/2013)

– Eduardo J. Castelao (22/09/2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s