El huevo de Colón

iniestaMARIO BECEDAS | No tiene este artículo que ver con los avatares que desde Can Barça han hecho sufrir a la ilustre estatua que corona a la marítima ciudad condal. Tampoco con los intentos culés de apretar las naranjas al mítico navegante haciéndole vestir, por ejemplo, un largo blusón de Qatar Airways con pinceladas blaugranas. En este caso la tesitura la marca la mesa en la que, gracias a Colón, el huevo fue antes que la gallina y en la que ahora parece que se está firmando la renovación de Andrés Iniesta.

Cuenta la leyenda, más tiznada que negra, que allende los albores de la Edad Moderna se reunieron alrededor de Cristóbal Colón otras importantes calzas de la época con el fin de disfrutar de exquisitos manjares prohibidos para el más normal de los contribuyentes. La nobleza española, famosa por su nadería, reprochó al prohombre que cualquier mente patria podría haber llegado a las Indias. Herido en su honor y ante la manera en la que le estaban siendo tocados los suyos, el navegante pidió al servicio un huevo de corral. Después solicitó a los asistentes que uno a uno fueran intentando ponerlo de pie sobre la mesa. Nadie lo logró hasta que él le dio un cachetazo al hijo de la gallina contra la madera y, más o menos espachurrado en sus extremos, el óvalo quedó en pie. Todos entendieron la moraleja: vista la hazaña, cualquiera sabe hacerla.

Se empezó así a utilizar la anécdota para referirse a algo que en apariencia se nos presenta como difícil, pero que finalmente tiene un fácil desenlace. Colón destapó a sus pretenciosos coetáneos  alegando que conseguiría su reto “desnudo y sin ninguna ayuda”. Justo como se ha quedado el huero presidente del Barça, Sandro Rosell, cuando ha desenrollado los pliegos del contrato que extendía la carrera del niño bueno de Fuentealbilla para toda la eternidad. Si algo parecía difícil en esta vida, por no decir imposible, era que Iniesta se quitase algún día de encima día los colores azul y grana. El almirante de la directiva culé y su tripulación de adláteres lo han conseguido de la manera más fácil: sin hacer nada y protagonizando aspavientos con la cabeza de un lado a otro mientras mantienen las palmas de las manos hacia arriba y acurrucan la nuca entre los hombros. Más o menos como ‘Los Sims‘ cuando no entendían algo.

colon

La torpeza a la hora de cuidar a la joya manchega deviene del gasto en otras exóticas partidas de indudable atractivo pero de incierta eficacia o en comprarle coca-colas a Messi. Iniesta, el hombre que partido a partido cose las costuras del balón con los pies, necesita un estatus y un reconocimiento no sólo en el vestuario sino también en la cartilla del banco. Sus bailes con los rivales cuando le agarran la camiseta, zafándose de ellos a ritmo de vals, son un patrimonio cultural que no se puede llevar ningún jeque extravagante con gafas de sol. La magia del fútbol es precisamente esa, que uno aguante el pizarrón del entrenador para detener al 8 del Barça con todos los medios expeditivos y, nada más saltar al césped, acabar interpretando de forma involuntaria ‘El lago de los cisnes’ junto a él.

Pero como Hobbes nació pegado al miedo y el siamés del Barça es la fatalidad de la casualidad, las cosas en este post-verano no han podido empezar peor. La fabulosa racha del disoluto en el campo Cesc ha empujado al hermano Pinzón que ahora lleva el banquillo a reservar con extrema cautela al hombre de La Mancha. Tanto está guardando el ‘Tata’ Martino a su prenda Iniesta en el banco, que la próxima vez que lo saque a calentar le va a llamar Antonio. No será porque no habla ni holandés ni catalán. Fatuidades todas ellas que, al fin y al cabo, sólo se pueden alinear, como las estrellas, en los intersticios de la idiosincrasia culé. Hacer difícil lo fácil y viceversa. Quién sabe cuánto tardará el Camp Nou en lanzar huevos a todos los protagonistas de la función. Aunque éstos, no serán precisamente los de Colón.

26/09/2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s