Nerón de Hispalis

sergio_ramos2.jpgSERGIO MENÉNDEZ | 15 siglos dice la historia que nos separan de su caída en Occidente, pero resulta muchas veces irremediable pensar que el Imperio Romano sigue todavía coleando. Profunda es la huella que César Augusto y el resto de sucesores a la corona de laurel imprimieron en la civilización. Tanto, que su legado continúa hoy dejándose ver en calzadas, balnearios, facultades de derecho y un rebozado de huevo y harina con denominación de origen. Aunque no sólo de calles empedradas, baños termales, Justiniano y rabas de calamar o filetes de merluza se nutre la herencia de los emperadores.

Existe un elemento que desde su creación lleva vertebrando las sociedades que en el pasado se hallaron bajo dominio lacial, punto de encuentro que a lo largo de los años ha sufrido cambios importantes y, sin embargo, ha logrado conservar la esencia hasta nuestros días. Concebido en origen para juicios de pretores y emplazamiento habitual del mercado, el foro constituía un espacio donde intercambiar opiniones sobre la vida pública y algunos sestercios. Un formato primigenio del ‘Sálvame‘ actual sustituyendo a Jorge Javier Vázquez, unos contertulios gritones y las traficantes de merienda escondidas entre el público por señores con túnica hablando de cosas en verdad interesantes que Internet refundó en el ciberespacio y pasa ahora por su mejor momento gracias a las redes sociales. Sobre todo a Twitter, el gorrión de color azul que, a efectos de popularidad, ha terminado adquiriendo la envergadura propia de un águila y se ha situado en la cima del estandarte de las legiones que custodian las nuevas formas de comunicación. Un foro con tendencia a la inflamabilidad que a principios de semana ha vuelto ser víctima de las llamas generadas por uno de los grandes pirómanos de los 140 caracteres. El Nerón 2.0.

Lunes, 28 de agosto de 2013. 15.22 horas. La cuenta personal de Sergio Ramos lanzaba el siguiente graznido: “Hora de descansar después de ver ganar a la selección femenina de waterpolo. Enhorabuena chicas..!!”.  Como si del mismo Iliupersis se tratara, el futbolista emulaba con este mensaje al último representante de la dinastía Julio-Claudia, considerado por algunos teóricos como el autor intelectual del gran incendio que redujo a cenizas una tercera parte de Roma en el verano del 64. Pero atendamos a la intencionalidad de los hechos. Frente a la alevosía del emperador, el bueno de Sergio desconocía  que con aquel pellizco fuese a brotar de su lira la chispa que prendió la hoguera y se entregó al placer del sueño cuando había felicitado a las campeonas con 24 días de retraso.

Poco tardaron en oler a chamusquina los miembros del auditorio y alertar del fuego con retweets y comentarios repletos de sarcasmo que únicamente lo avivaron. Para cuando el joven de Camas despertase de su siesta, la devastación sería ya total, así que mejor recostarse y disfrutar del espectáculo.

Y no es la primera vez que la opinión pública la emprende con él. Llegado a las filas del Real Madrid hace ocho temporadas, Florentino Pérez se hizo con los servicios del prometedor y barbilampiño gladiador sevillista después de llegar a un acuerdo con el celebérrimo y a la vez rocoso mercader de Hispalis, dueño por entonces de su futuro, José María del Nido. Pero la espectacular progresión de nuestro Tarzán más cañí pronto le condujo en volandas a la titularidad. Convertirse en una estrella era una simple cuestión de tiempo que llevaba implícita la necesidad de dar rienda suelta a sus inquietos pulgares, multiplicar su notoriedad y dejarse ver, ¡qué demonios!

El caso es que, al igual que con gente de la talla de David Bisbal, Paula Vázquez o Alejandro Sanz, Twitter supuso para el defensa merengue un arma de doble filo, funcionando en ocasiones como la horma de su zapato y el origen de sus antológicos gazapos, la mayoría. Meteduras de pata que pasan por desplazar la franquicia baloncestística de San Antonio varios estados hacia el oeste, pasado  el Golden Gate. Aunque nada tiene de extraño, pues todos sabemos que Ramos siempre prefirió el baloncesto al basket. Cuentan, de hecho, que los hay incluso peores en Britania, pues campa por allí un tal Soldado al que llaman Tito, jugador también de los Spurs, que sin ser emperador ni nada confunde los partidos con las fiestas.

28/08/2013

Anuncios

9 thoughts on “Nerón de Hispalis

  1. Pingback: Diego Torres: “El éxito le ha dado a Mourinho miedo al fracaso” | Falso 9

  2. Pingback: Amor de dos | Falso 9

  3. Pingback: Como decía aquella frase… | Falso 9

  4. Pingback: Cosas de familia | Falso 9

  5. Pingback: El Ozzy Osbourne que hay en Burgos | Falso 9

  6. Pingback: Hambre | Falso 9

  7. Pingback: Sobredosis de picante | Falso 9

  8. Pingback: ¡Dale, volvieron! | Falso 9

  9. Pingback: Aprendiendo a ‘tirar’ | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s