Las bicicletas son para el verano

ThiagoMARIO BECEDAS |“Sabe Dios cuándo habrá otro verano” es el lamento de Don Luis ante su hijo y tocayo una vez que las bombas han dejado de caer sobre Madrid. La sentencia no sólo lleva implícito el fin de la Guerra, sino el hastío vital a sufrir en los consiguientes estíos. La incólume obra de Fernán-Gómez le viene al pelo a otro enjuto español, medio brasileño, eso sí; que con su escualidez, su tupé engomado hacia arriba y el moreno de la dermis, podía haber sido perfectamente paisano y coetáneo en la manoseada contienda civil. A él también le gustan las bicicletas, aunque no sean las de ruedas y, desde luego, no le está quedando ninguna duda de que las va a tener que dejar para el verano. O para nunca…

Era Thiago Alcántara una joya en bruto. Un portento de calidad, toque y elasticidad sobre el terreno. Descaro, velocidad y visión de pase sus credenciales para ascender meteóricamente en media pubertad a los anaqueles del fútbol total. Un regate y estabilidad en la posesión dignas del Barça que conquistó Europa y un cacho de mundo. El presente de La Masía y el futuro del Camp Nou. Xavi ya tenía su jubilación firmada dejándole el taller a este atrevido jovencito. La pugna por subirse al primer equipo fue fuerte. Se luchó por ello. Pep apostó por el muchacho en una alineación de fútbol-sala que se pensaban que se hacía sola. Una vez llegó a las alturas, el hijo de Mazinho adoleció del mal de las mismas. Si la presión puede a muchos, no son pocos los que se dejan tragar por el desagüe de la dejadez.

El éxito de la cantera culé pudo provocar una burbuja que hiciese valorar sobremanera a los estamentos inferiores. Ese aura de grandeza que se creó en torno a algunos canteranos por el mero hecho de serlo. Como sucede con toda ley humana, esto tuvo su precedente y su exponente. Y fue Thiago, maestro en el culebreo con el balón, la serpiente que mordió a toda la Segunda división. Un error de cálculo le dejó criando laureles y echándose a dormir. Cuando se despertó, se encontró con un círculo de pases alrededor entre Iniesta y Xavi mientras el rival sólo lanzaba patadas. Él salía en los últimos minutos aportando calma y tempo hasta el pitido final.

Esta situación llevó al atleta a dar el paso de comodín a comodón, la circunstancia que le va a dejar sin verano. Tito Vilanova no estaba muy conforme con las habilidades del mediocampista. Tanto es así que en la última campaña apenas ha disputado el descuento de los partidos de chapas del club. Lejos de querer solucionarlo, el díscolo blaugrana se ha preocupado de pasear su parsimonia por todo campo español. La última prueba en un Bernabéu motivado pese al horario de siesta en el que el seny’ declinó ante Mou. Deshonroso presenciar en el segundo tiempo cómo Thiago se dedicaba a regalar balones mientras se quedaba hipnotizado mirando al césped. Sólo le faltó darse la vuelta y correr hacia la meta de Valdés para hacerle gambetas en el aire al cancerbero con los ojos fuera de las órbitas.

Esta pachorra, digna del divino tesoro de la juventud o de los hematíes brasileiros’ que corren por sus arterias, ha devenido en un solsticio más que incómodo para Thiago. Arriba como referencia a un Europeo sub-21 al que va en calidad de veterano del plantel de Lopotegui. Una oportunidad de lujo para reivindicarse. Aunque según cronicaba ‘As‘ en el debut, tan sólo “asustaba de falta”. La buena dejada a Morata no esconde la evidencia: el nuevo rey de las bicicletas sigue con las ruedas pinchadas. El joven Alcántara se ha saltado algún capítulo de ‘Cuéntame‘.

Una vez se derribe el muro de las lamentaciones israelí que es este torneo, el culé se quedará tirado en medio de una canícula que le cambiará la vida. Su cláusula es muy barata y el Barça dice que no vende con la boca harto pequeña. Existen intereses externos. Él quiere marcar época en Barcelona mientras se mira embobado las botas de colores en los partidos fundamentales. Quizá por eso, hasta Neymar le ha robado extraoficialmente el dorsal 11. Que espabile pronto el hispano-brasileño, porque si no, este verano, las bicicletas se las van a hacer desde los despachos.

07/06/2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s