Imanol, a lo suyo

agirrexte_recortada

SERGIO MENÉNDEZ | A sólo una jornada de que la temporada eche el cierre definitivo, queda todavía género suficiente para decir que no está todo el pescao’ vendido.  De hecho, y aunque realidad virtual y calendario presuman una suerte dispar a los situados en la zona baja de la tabla, no existe todavía ningún plantel que haya materializado de forma matemática la pérdida de categoría. Lo mismo sucede con la lucha por los puestos de Europa League, donde las sanciones de la UEFA y los dictámenes del TAS han abierto todavía más el abanico de candidatos a ocupar una plaza en la segunda competición continental el año que viene; o con el cuarto lugar, el último de cuantos dan acceso a jugar Champions League y por el que tanto suspiran las aficiones de Valencia y Real Sociedad, los dos únicos conjuntos que todavía guardan alguna posibilidad de conquistarlo.

En esas horas donde todo puede ocurrir, uno de los mayores alicientes junto al descenso radica, en efecto, en saber si ches’ o txuriurdines’ harán valer finalmente sus opciones de ocupar un lugar en la fila que los niños, tras el de basurero, campeón y pistoleros, suelen reservar a los lagartos. Y aunque los de Valverde parten con la ventaja que otorga el depender de sí mismos, pase lo que pase este sábado, hay un título que el cuadro de Philippe Montanier lleva ganado desde hace tiempo, que nadie les arrebatar a estas alturas de la película, pues no hay otro equipo en nuestro país que se merezca tanto el premio a la revelación del campeonato como la Real Sociedad.

Semejante campaña no habría sido posible sin la dirección de un entrenador cuestionado desde su llegada al club en 2011, aprendiz de funambulista, obligado a hacer de la cuerda floja su rutina diaria, sorteando a cada paso los golpes de viento con que prensa y afición pretendían hacerle caer al vacío. Quizá por ello el mayor de sus principales méritos resida en la paciencia para construir un equipo coral, amante del juego combinativo y la vistosidad, con una proyección ofensiva que parte desde una línea de defensa formada por Alberto De la Bella, Mikel González y los Martínez, Íñigo y Carlos, que se han consolidado junto a la del Barcelona como la más goleadora.

Pero si de labor anotadora se trata, al margen de la inestimable colaboración de los Griezmann, Chory’ Castro y el siempre cumplidor Xabi Prieto, cabe destacar la labor del delantero Imanol Agirretxe, que con sus 14 dianas completa su mejor registro hasta la fecha en Primera división. Cómo serán de buenas las sensaciones que viene dejando el punta desde que pasase a formar parte de la primera plantilla del club de Anoeta  allá por 2008, que hay incluso quien ha creído ver en sus movimientos y olfato goleador ciertas reminiscencias del ilustre canterano Jesús María Satrústegui, el último capaz de marcar una época al frente del ataque blanquiazul.

Quizá Imanol no luzca los bucles y el bigotazo de su predecesor, pues va más bien apurado, si acaso barba de dos días, y lo único que se deja crecer un poco del pelo son las patillas. Tampoco comparten raíces, pues Usúrbil, localidad guipuzcoana que vio nacer a Agirretxe, queda un tanto apartada de Pamplona, de donde es natural el amigo Satrus’. Y, sin embargo, es cierto, no parece que las semejanzas existentes entre el juego de ambos se traten de una mera coincidencia. Máximo anotador en la historia del conjunto donostiarra, pieza clave en la Real Sociedad que levantó dos títulos de Liga consecutivos, en 1981 y 1982, haciéndose también con la Supercopa de España este último año, y contemporáneo de leyendas como Arconada, López Ufarte, Kortabarría, Periko Alonso, Górriz, Juan Antonio Larrañaga o su tocayo Zamora, el navarro fue un delantero de raza, aguerrido, continuo quebradero de cabeza para las defensas rivales, pero ante todo una referencia en ataque, con un inusitado magnetismo para el balón, gran rematador y poderoso en el juego aéreo.  Si a todo ello le sumamos su condición de canterano, no puede haber mejor espejo al que Agirretxe, cuyo traspaso de las categorías inferiores del Athletic de Bilbao al juvenil de la Real Sociedad supuso un recrudecimiento de las hostilidades entre ambas instituciones, quiera mirarse.

Visto lo visto, a falta de que se decida el futuro inmediato de su club, queda sólo por saber para cuándo cabría esperar el debut de Aguirretxe con la Selección. La cosa pinta bien, desde luego. La posible clasificación de su club para la próxima edición de la Liga de Campeones podría suponer el trampolín que su carrera necesita.  De momento, y al menos hasta que la Copa Confederaciones termine, mejor que siga aprendiendo de las lecciones que su mentor impartía junto a otros tantas míticos en este anuncio de 1982 con motivo del Mundial de fútbol celebrado en España, el de Naranjito. Tú, Agirretxe, a lo tuyo. Bitter Kas y lo que quieras. Pero gol, siempre gol.


29/05/2013

Anuncios

3 thoughts on “Imanol, a lo suyo

  1. Pingback: En tu fiesta me colé | Falso 9

  2. Pingback: Juan sin miedo | Falso 9

  3. Pingback: Ufarte sin fronteras | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s