Nayim: “Nunca invité a cenar a Seaman”

nayimgolENTREVISTA DE IGNACIO MANRIQUE A NAYIM | Si no lo han visto, véanlo. Si lo vieron y nunca lo olvidaron, mírenlo de nuevo. En un lenguaje chabacano se podría taquigrafiar como que “la pegó desde su casa, se la comió Seaman y le dio la Recopa de Europa al Zaragoza”. Para muchos fue el mejor gol jamás marcado en una final. Su autor fue el deportista ceutí más internacional, Mohammed Alí Amar. Para los que lo vieron y quienes lo acaben de volver a ver será siempre Nayim. Ídolo, mito, leyenda viva. El hombre que elevó a los altares al Real Zaragoza un 10 de mayo de 1995, precisamente hace 18 años, y le puso a la altura de su ‘Pilarica’. Vive en Ceuta aunque es frecuente encontrársele caminando por Londres como un anónimo más. Entra a un pub, pide una pinta en la barra en perfecto inglés, pero algunos apasionados ‘spurs’ que le acompañan le hacen firmar un carrusel de autógrafos. Las canas no camuflan la leyenda. 

PREGUNTA: Alí y Amar. Golpes y amor. ¿Encuentra usted alguna relación a sus apellidos?

RESPUESTA: Si digo la verdad nunca me había planteado esa combinación. Para mí son dos apellidos normales y típicos árabes. Mi abuelo se llama Amar y mi padre Alí y, siguiendo la tradición, el hijo hereda los nombres de sus antepasados masculinos. Pero me gusta el juego de palabras.

P: Después de todo usted amó para bien al fútbol. ¿Fue un amor correspondido?

R: Sin ninguna duda. Estaré eternamente agradecido al fútbol por todo lo que me ha dado, es un deporte que me apasiona y he tenido la suerte de disfrutarlo al máximo nivel durante muchos años y de seguir haciéndolo. Gracias a Dios, al trabajo y a la dedicación de cada día el fútbol me ha dado muchas alegrías.

P: Le trae a Londres un partido de veteranos entre ex jugadores del Tottenham y un combinado de futbolistas de su Ceuta natal. ¿Cómo lleva uno eso de sentirse veterano?

R: Lo llevaré bien mientras pueda seguir vistiéndome de corto (risas). Se echa mucho de menos la competición, aunque al menos puedo seguir disfrutando de jugar al fútbol a otro nivel, mucho más relajado. Estuvimos jugando en las instalaciones de la ciudad deportiva del Tottenham, en Enfield, que es un recinto espectacular, con 17 campos de césped natural y en un estado impecable. Perdimos 6-4, pero mis chicos dieron el nivel y disfrutamos todos muchísimo.

P: ¿Qué relación guarda con el club inglés actualmente, después de vivir en White Hart Lane cinco temporadas? ¿Qué le aportó el Tottenham a su carrera?

R: El Tottenham me dio mucho. Tuve la oportunidad de competir en un club importante de Inglaterra y hacerlo en una época de éxitos para el equipo. Todo fue bien: ganamos torneos y nos clasificamos para jugar competición europea. Para mí fue una gran etapa como futbolista. Los fans me trataron de maravilla desde que llegué y, tras el gol al Arsenal en la final de la Recopa, me dedicaron canciones que aún hoy entonan en los derbis contra el eterno rival. Eso es algo que emociona. Tuve la posibilidad de ver de nuevo a David Howells y a su hermano y a mucha gente conocida. La verdad que en el club me siento como en casa.

P: Caminando por el norte de Londres no se sentirá como un turista más pero, ¿cómo ve esta ciudad un futbolista que vive en ella?

R: Se vive muy tranquilo, no tiene nada que ver con ser futbolista en España. Pasas desapercibido allá por donde vas y eso para un futbolista es un lujo. Es una ciudad maravillosa, me encantaba ir a los musicales, pasear por sus calles, disfrutar de su arquitectura y de sus preciosos edificios. No hay nada comparable al ambiente que desprende Londres, una ciudad con muchísimo contraste de culturas. Para mí es el lugar más cosmopolita del planeta.

P: Usted fue uno de los pioneros en dar el salto a la Premier League. ¿Cómo fue su llegada entonces y qué le parece la españolización que ha vivido en los últimos años el campeonato inglés?

R: Yo estaba en el primer equipo del Barcelona, pero cuando se me planteó la opción de ir al Tottenham no lo dudé ni un instante. Fui el primer futbolista español en jugar al máximo nivel en la liga inglesa y es una cosa de la que me siento muy orgulloso. La españolización actual de la Premier tiene mucho que ver con esos primeros pasos que dimos los pioneros. Después empezaron a salir jugadores como Víctor Muñoz, Guillermo Amor, ‘Chapi’ Ferrer… Todos hicimos un buen trabajo en nuestros equipos y dejamos la puerta abierta a que se confiara en el producto nacional. Hoy en día el fútbol español se ha ganado un respeto internacional y está en alza, algo que me alegra y que espero que siga así durante muchos años.

P: ¿ Gareth Bale será bala blanca o azulgrana?

R: Me consta que el Tottenham lo quiere mantener en sus filas. Es un club que quiere seguir evolucionando y ponerse a la altura del Top Four de equipos de la Premier. Están haciendo un buen trabajo para conseguirlo, jugando un fútbol ofensivo y vistoso y Gareth Bale es una pieza indispensable para ello. Si continúan desprendiéndose de sus estrellas, como hicieron con Modric, no van a lograr ese salto de calidad nunca. Creo que tienen la idea de mantener el contrato con Bale aunque ‘poderoso caballero es Don Dinero’, y si llega una oferta mareante todo puede ocurrir.

balebala

P: Ayer vivimos la final de la FA Cup. Usted la conquistó precisamente con el Tottenham en 1991, ganando al Nottingham Forest en la final y eliminando en semifinales al Arsenal, eterno rival de los spurs. En un equipo con Gary Lineker, Paul Gascoigne y entrenado por Terry Venables,  ¿cómo sintió usted ese título?

R: Fue algo impresionante por el ambiente que viví en esa final. Los jugadores ingleses me comentaban que jugar en Wembley era una sensación inexplicable y todos lo vivimos intensamente. Teníamos un buen equipo y caminamos muy seguros durante todo el torneo. La semifinal contra el Arsenal fue muy intensa. Todos los partidos contra el máximo rival lo eran. El aficionado quería verte y te pedía que dieras lo máximo de ti. Jugamos muchas veces contra ellos, pero en la FA Cup fue especial; es una competición cargada de sentimiento y tradición y para mucha gente es más importante ganar la FA Cup que la Premier League. Subir las escaleras de Wembley y recoger el trofeo fue algo mítico, histórico.

P: Usted participó en esa final desde el minuto 17, sustituyendo al mismísimo Paul Gascoigne…

R: Fue una buena noticia para mí pero una gran lástima que Paul se lesionara. Era un crack en todos los sentidos, un futbolista espectacular. Con Gary Lineker hacía el complemento ideal. Uno, Gary, tan disciplinado en el respeto por las normas (nunca vio una tarjeta amarilla en toda su carrera) como técnicamente exquisito. El otro, Paul, un ‘viva la vida’ y un rebelde contra cualquier norma. Si hubiese estado más centrado se habría convertido en el mejor del mundo. Juntos hacían un compendio perfecto.

P: Hablando de títulos, díganos la verdad. Que le marcase el gol de su vida al Arsenal no fue casualidad…

R: No existen las casualidades, fue producto del destino. Es muy difícil que salga un gol así pero a mí me salió en el momento preciso y en el lugar indicado. Fue un momento y una sensación muy bonita que me ha marcado para el resto de mis días.

P: ¿Qué se le pasó por la cabeza en ese momento?

R: Nada, en ese instante vi a David adelantado. Sabía que jugaba así, había disputado muchos partidos contra ellos y era consciente que siempre tiraban la defensa hacia adelante y el portero arrastraba con ellos. Aragón lo intentó también desde lejos en ese mismo partido pero no le salió. Yo lo logré y quedará para siempre.

P: ¿Algo así se sueña o se entrena?

R: Ese golpeo no se entrena: se tiene o no se tiene. Es algo que aprovechamos los centrocampistas y a veces chutamos desde lejos y podemos sorprender al portero. Yo ya había marcado algún gol desde esa distancia jugando como chavalín en categorías inferiores, pero nada es comparable a lo de ese día. Estando en el Tottenham solía jugar con Paul Gascoigne a chutar desde lejos y meter el balón en una papelera que poníamos a larga distancia, pero aquello eran sólo chorradas para reírnos y pasar un buen rato.

P: ¿Le invitó a cenar a Seaman alguna vez?

R: La verdad es que no, nunca, aunque me hubiese gustado. Tengo muy buenas referencias sobre él como persona y como profesional tenía una calidad incuestionable. Fue el mejor del mundo en su posición y tiene a sus espaldas muchas internacionalidades. Lo que pasa en el fútbol se queda ahí. Ese día fue David el que estaba bajo palos pero es una mera anécdota. Nunca hablé con él pero me encantaría compartir una charla mientras hablamos de fútbol desde la cordialidad. Me consta que es un buen tipo.

nayim

P: La hazaña cumplió la mayoría de edad este 10 de mayo. ¿Para usted es como celebrar un cumpleaños?

R: Sí, porque siempre que se acerca la fecha hay muchas personas, sobre todo desde Zaragoza, que me lo recuerdan cada año. Para mí es un orgullo atender a los medios de comunicación para recordar ese día, que siempre carga de nostalgia y emoción a los maños, más ahora que en lo deportivo viven tiempos de sufrimiento. Siempre estaré agradecido a la afición del Zaragoza por vivir junto a ellos aquel hecho histórico.

P: Cedrún, Belsué, Solana, Cáceres, Pardeza, Esnáider, ‘Paquete’ Higuera, Poyet, usted… ¿Este equipo estaría hoy en una final de Champions League?

R: Sin ninguna duda. No sé si en una final pero estaríamos muy cerca de ese nivel. Haríamos un papel similar al que ésta temporada ha completado el Málaga con Pellegrini. Competir con los mejores y dar el nivel hasta el final. Era un equipo con una calidad tremenda.

P: Este año la final de la Champions huele a codillo asado, Bratwurst, Kartofen y Weizenbier. ¿Está la Bundesliga ganando la tostada a la Liga BBVA y a la Premier?

R: Yo creo que es algo que va por ciclos y no hay que alarmarse. Este año los conjuntos alemanes han demostrado un nivel superior y han llegado en mejores condiciones al tramo final de la temporada. Borussia Dortmund y Bayern de Múnich están ahí por merecimiento. El fútbol español sigue gozando de muy buena salud, sobre todo entre los equipos grandes, que siguen asomándose año tras año hasta las semifinales. Veremos al año que viene si perdura la hegemonía alemana o si se equilibran las fuerzas.

P: Usted que se inició en La Masía, ¿cree que el Barcelona necesita un cambio de estilo?

R: No, el estilo es innegociable. Hay que trabajar para mantener ese hambre, esas ganas de competir y ganar títulos, pero el estilo del Barcelona es una delicia. Se demostró en la etapa de Guardiola, jugando un fútbol único. Jamás vi a un equipo jugar con esa intensidad defensiva, con esa manera de mantener la posesión del balón y siendo tan voraces en la definición. No necesita cambiar de estilo, sólo trabajar para mantener esa ambición. Tener a Messi supone un disfrute continuo para los sentidos y sólo por verle a él merece la pena pagar una entrada.

P: Ha flirteado con los banquillos en alguna ocasión sin hacer demasiado ruido. ¿Está caro hoy en día ser entrenador de fútbol?

R: Sí, en la Liga BBVA sobre todo. Mantengo la ilusión de poder trabajar algún día en un banquillo y sigo mejorando con humildad para ir creciendo poco a poco.

P: ¿Ficharía a Mourinho para entrenar a la AD Ceuta la próxima temporada?

R: (Risas) No nos hace falta un entrenador de ese nivel. Nosotros somos humildes y él nunca vendrá a ponerse a nuestra altura. Se ha ganado a pulso entrenar a los mejores y no se moverá de esa posición. Nosotros apostamos por la gente local para sacar adelante un proyecto que permita a Ceuta seguir disfrutando del fútbol con jugadores y equipo técnico de la casa.

Mourinho-da-indicaciones-jugadores-partido_TINIMA20120829_0506_5

P: Hagamos de entrenador, ¿a quién descubriría como un falso 9 de su propia cosecha?

R: A Sergio García, el jugador del Espanyol. Sería muy útil dada su polivalencia en la asistencia, el regate, el desmarque, el golpeo y el remate. Apostaría por él.

P: ¿Y cuál es el mejor falso 9 que ha visto nunca?

R: Diego Armando Maradona. Él ha sido el mejor falso 9, el mejor falso 10, el mejor falso 11 y hasta el mejor falso 1. Impresionante.

12/05/2013

Ignacio Manrique es periodista, escritor y autor de ‘No fue otro estúpido viaje a Koprivnica’.

15 thoughts on “Nayim: “Nunca invité a cenar a Seaman”

  1. Pingback: Juan Castro: "Que Ibrahimovic no vaya al Mundial me parece una gran putada para el fútbol" | Noticias de mi Tierra

  2. Pingback: Diego Torres: “El éxito le ha dado a Mourinho miedo al fracaso” | Falso 9

  3. Pingback: Juan Tallón: “Futre corriendo es mi recuerdo más salvaje y feliz del Atlético” | Falso 9

  4. Pingback: Antón Meana: “El fútbol no necesita a José Mourinho” | Falso 9

  5. Pingback: Eduardo Rodrigálvarez: “El Athletic no se elige, te elige él a ti” | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s