‘Arsenal’ de Siria

Arsenal de SiriaÁLVARO MÉNDEZ | Hace más de dos años que la Primavera Árabe intentó florecer en Siria. Dos años en los que las alteas apenas si han podido brotar debido al sofocante calor del fuego cruzado entre Gobierno y oposición, una sangrienta contienda bélica que se enquistó después de que el Presidente Bashar Al Asad decidiera aferrarse al poder y que se contaminó gravemente con la intervención de milicias yihadistas. 70.000 muertos después, nadie se atreve a realizar un pronóstico certero de cuándo y cómo se pondrá fin al conflicto. La desesperanza reina en un país en el que sólo el deporte parece abrir caminos de encuentro y alegría. El pasado mes de diciembre, la Selección nacional se impuso a Irak en la final de la Copa de Asia Occidental, un acontecimiento histórico que se celebró por todo lo alto —con las limitaciones más que evidentes— y que concedió unos días de paz y sosiego a una población diezmada por la violencia y el hambre.

De nuevo, el balón ha rodado para acallar los ruidos de las bombas y los fusiles. Es sabido que muchos equipos de la élite balompédica continental mantienen lazos de unión con distintas organizaciones humanitarias. Es el caso del Arsenal, que colabora activamente con Save the Children’. Su última iniciativa en común les ha llevado al campo de refugiados de Al Zaatri, una zona limítrofe entre Jordania y Siria, donde cada día unas 2.000 personas llegan exhaustas intentando escapar de la guerra. En este hogar de lágrimas y desaliento, el club londinense ha construído un campo de fútbol para que quienes más sufren las consecuencias de las batallas encuentren en él un espacio inmaculado, un oasis de sosiego y compañerismo en mitad del infierno sirio.

El propio Martin Keown —toda una institución en Highbury que logró tres Premiers y una Recopa de Europa con los gunners’— hizo las veces de embajador de honor y se desplazó hasta el campo de refugiados, donde vivió dos días codo con codo con quienes han encontrado allí su nuevo hogar. “Ha sido una lección de humildad tremenda el venir aquí y escuchar algunas de las historias sobre las dificultades que soportan los jóvenes y los niños. El fútbol es una plataforma para reunir a las personas, para inculcar valores como la disciplina, el trabajo en equipo y la autorrealización, unos ingredientes vitales para que estos chicos puedan tener éxito en el futuro”, afirmó en la inauguración de las instalaciones.

Además, el Arsenal y ‘Save the Children’ tienen previsto realizar distintas acciones publicitarias conjuntas con el objetivo de recaudar fondos para sus proyectos en el campo de refugiados de Al Zaatri. Todo sea por concienciar a los grandes de Europa de que es posible hacer mucho más y de que siempre se pueden escarbar entre los restos de las millonarias operaciones mercantiles que se realizan en concepto de fichajes para inyectar algo de ilusión en el desdichado Oriente Próximo. Incluso calderilla.

Nadie sabe cómo acabará la guerra. Ni siquiera habrá quien se atreva a adivinar hasta dónde se puede agravar semejante crisis humanitaria, una monstruosa tragedia causada por la voraz maquinaria del odio y el poder. Por lo menos todavía queda un pequeño espacio para que la solidaridad llegue a quienes más lo necesitan. Hay veces que, afortunadamete, los cañones cumplen una misión bien distinta a la original.

09/05/2013

Anuncios

One thought on “‘Arsenal’ de Siria

  1. Pingback: “Nunca invité a cenar a Seaman” | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s