Menottinto: “El fútbol se ha mecanizado y en ocasiones no tiene vida”

Menottinto-Marca-TV

ENTREVISTA A RAÚL JIMENO, ‘MENOTTINTO’ | Una barra de pan con tomate, un café y la mente despejada en un día festivo. Detrás de unas gafas de pasta con las que ha acabado mimetizándose, ‘Menottinto’ disfruta tanto de una charla sobre fútbol como de imaginarse a su Atlético levantando la Copa del Rey en el Bernabéu. Cercano y directo, no para con la promoción de ‘Atleti. Vivir en rojo y blanco’, su debut como escritor, aunque procura no perderse ni un minuto de los primeros pasos de su hija. Pitido inicial. Toca divertirse como lo hubiera querido ‘El Flaco’.

PREGUNTA: ¿Cómo llega Raúl Jimeno a convertirse en ‘Menottinto’?

RESPUESTA: Empieza en el blog ‘El Tiki-Taka’ que tenía con Fernando, ‘Bilardete’. Estábamos trabajando en ya.com y nos renovaron a los dos. En ese momento estaba en auge todo el tema de los blogs y nos dijeron que por qué no nos creábamos uno. Fue un poco experimental. Pero el nombre de Menottinto y los personajes nacen en un atasco. Allí nos pusimos a pensar en cómo lo íbamos a hacer, porque lo que había era demasiado sesudo y queríamos diferenciarnos de alguna manera, que es lo que siempre se busca. El origen de Menottinto está en que decidimos que tenían que ser dos polos opuestos. Y dijimos: “Tenemos que buscar unos nombres que molen”. Justo acababan de elegir al Papa Benedicto y había un cachondeo tremendo porque le llamaban ‘Bebetinto’ y tal… Y entonces empecé a pensar que a mí me molaba Menotti, y de ahí Menottinto. Así que, finalmente, se quedó como ‘El blog de Bilardete y Menottinto’.

Lo de ir haciendo los fotomontajes ya fue con el tiempo, pero el primer post no nos gustó y a partir de ahí empezó la locura de ‘El Tiki-Taka’.

P: ¿Esa confrontación de modelos se quedaba siempre en la dialéctica o alguna vez te llegó a clavar alfileres?

R: No, no (risas). Había buen rollo. ‘El Tiki-Taka’ empezó siendo una parte accesoria del resto de la sección de deportes y se terminó comiendo al site porque a la gente le gustaba más. Para la empresa era más diferencial el blog que el portal y al final acabamos trabajando más centrados ahí que en la otra parte. Y nos lo pasábamos de puta madre. Para mí, de las mejores etapas de mi vida.

P: Primero a las teclas, luego al micrófono y ahora delante de las cámaras. ¿Cómo te sientes más cómodo?

R: La verdad que en cualquiera. A Marca TV llegué un poquito rebotado porque se acababa mi etapa en ya.com después de que la absorbiera Orange. Allí no me encontraba del todo cómodo e intentaba saltar a lo que siempre había querido hacer –en mi caso periodista deportivo–: ahora o nunca. Surgió la posibilidad de ir a Marca TV y lo hice. Ya había estado en la televisión trabajando, pero no delante de las cámaras. Y ha sido más natural de lo que yo me esperaba. Un día me dijeron: “Oye, la persona que hace esto no va a estar, ¿lo quieres hacer tú?”. Yo dije que sí, me puse delante y el caso es que nadie me dijo que dejara de hacerlo.

El tema de escribir creo que se me da bien. En la radio he hecho colaboraciones, pero no era hacer radio como tal. En realidad me gustaría hacer radio, no por el tema de la tertulia, sino que me gustará probar por lo que hay dentro del programa.

P: ¿Es necesario ser polivalente para ser un buen periodista?

R: Yo creo que sí. Cuanto más puedas sumar mucho mejor. Pero desde mi perspectiva – que he pasado por cosas muy distintas– lo que hace falta es una parte de adaptación a la hora de entrar a un trabajo. En TeleMadrid me llamaron para unas prácticas y yo pensé: “Esto es la hostia, me voy a comer el mundo, voy a ser el mejor”. Fui a recursos humanos y me acuerdo que le decía a mis amigos: “¿Qué es lo más duro que me puede pasar? Que me metan en ‘Mamma Mía’”. Cuando llegué vi una ‘MM’ gigante. Y, efectivamente, me dijeron: “Vas para ‘Mamma Mía’” (risas).

Yo de ahí salí deprimido, pero luego ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Todo lo que sea polivalencia, mejor. Pero, al final, con ganas y capacidad de adaptación lo suples y lo puedes hacer todo.

Balotelli-Italia

P: ¿Crees que las redes sociales enriquecen o intoxican?

R: Para mí, enriquecen. Lo de que son perjudiciales no lo veo. A ver, si eres un Balotelli de la vida las vas a utilizar mal. Pero uno tiene que tener la capacidad de utilizarlas de forma racional y lógica. En mi opinión, mi uso de Twitter no puede ser más satisfactorio; no me voy porque me resulta enriquecedor. Y, desde el punto de vista de los periodistas, igual. Cuando hay cagadas creo que el que se tiene que mirar es el sector porque no se puede dar por bueno todo lo que se dice en las redes sociales. Me ha podido pasar a mí, que a veces haya metido la pata porque me haya creído algo que haya leído en Twitter, y le puede pasar a un medio. Sólo es es un mal uso de una buena herramienta.

P: Tú que te diste a conocer en un blog, ¿crees que el periodismo en papel está caduco?

R: Creo que se tiene que readaptar, pero caduco no va a estar nunca. O eso creo. Al final, pocos o muchos, pero se siguen vendiendo periódicos y la gente está acostumbrada. Yo creo que, como periodistas, tenemos un punto de fascinación por el periódico. Lo que aparece impreso parece que tiene más verdad que lo que puedas leer en una web. Si lo lees en ‘El Mundo’ papel parece que te lo crees más que si lo lees en la web, que tiene la misma credibilidad y la misma verdad detrás. Se tiene que readaptar, e intentos como Orbyt me parecen buenas ideas, pero que se tienen que potenciar mucho más. No vale con volcar el periódico en formato PDF y decir que lo enriqueces con vídeos estándar… Los medios van a apostar por eso y hay que enriquecer las noticias más que de la forma en que se está haciendo ahora. Como primer paso me parece bien, pero le falta algo más.

P: ¿Cuáles crees que son los lastres del periodismo deportivo de este país?

R: Yo la bufanda no la escondo. La cosa es que seas capaz de analizar las cosas lo más objetivamente posible. No me creo que alguien sea absolutamente objetivo. Entonces, yo tengo mis filias y mis fobias. En el mismo Atlético de Madrid hay jugadores a los que amo y otros a los que no soporto. Lo mejor es que la gente sepa bien por dónde vengo y a lo que se está tendiendo es a crear personajes. Más que el periodismo de bufanda, lo que se está haciendo es llevar ese personaje al extremo para que no quepa la capacidad de sorpresa. Ya sabes lo que vas a leer en las tertulias y eso es peor que el que la gente tenga sus equipos.

italia-90-holanda-alemania

P: Cuentas que tu primer recuerdo nítido de fútbol es el Mundial de Italia 90. Si a Argentina la entrenaba Bilardo, ¿por qué esa querencia por Menotti?

R: Porque todos tenemos a un niño dentro. Uno piensa: “Voy a hacer bien las cosas a cualquier precio. Las voy a hacer para que me generen una satisfacción personal”. Yo quiero terminarlas y que me generen una satisfacción, por lo tanto, mi posicionamiento vital es bastante lírico y bastante más menottista. Por aquel entonces, mi filia por Argentina no estaba tan desarrollada y es verdad que fue posterior, pero ese Mundial es el primero que me tocó vivir y en el que Alemania tenía la camiseta más bonita que se ha creado nunca en el fútbol mundial. Y no deja de ser curioso que a Argentina la entrenara Bilardo. Yo creo que a todo el mundo le gusta cómo jugaba el Barça de Guardiola, cómo jugaba la primera España de Luis Aragonés, y a todo el mundo le gusta ganar jugando bien al fútbol. Es que lo de: “A mí me gusta ganar jugando mal”… A mí también me gusta ganar, pero si encima lo haces ganando, mejor. Y eso que soy del Atlético, que no es que haga el mejor fútbol del mundo… En el fondo soy menottista.

P: “Digamos más bien que somos como Mussolini y Sartre, aunque no pretendo compararme con Sartre”. ¿Es la suya y la de Bilardo la relación más irreconciliable de la historia del fútbol?

R: Yo creo que sí. De hecho, hace nada Matallanas le hizo una entrevista a Bilardo y todavía sigue con el tema a cuestas (risas). Y se morirán y seguirán peleándose toda la vida por un tema que ya tuvo su momento. Están totalmente fuera del asunto, pero se seguirán odiando. Son como esos viejos rebeldes. No pueden existir el uno sin el otro, se necesitan. Y, además, va a ser irreconciliable por todo lo que se prometen y se deben.

P: Mitad profesor mitad psicólogo, alma de filoso y espíritu de revolucionario. ¿Es ahí dónde reside la mágica de ‘El Flaco’?

R: Para mí, Menotti tiene algo que hace que le escuches y te creas lo que te cuenta. Me da igual que me hable de mecánica. Es un tipo que se pone a hablar y me mola lo que está contando. “El gol tiene que ser un pase a la red”, que dice él. Dentro de su personalidad tiene un discurso que te envuelve y te embauca. Es un embaucador. Es ponerle poesía a una cosa tan bruta como es el fútbol. Y habrá gente que diga que es un lírico y que no le gusta que le digan cosas bonitas. Como Valdano. ¿A quién no le gusta escucharle? Aunque estés en contra, aunque seas de Mou. Pero en el fondo tienes que decir: “Me gusta cómo habla”. Tiene música, como el título del libro de Petón. El libro de Menotti tendría música.

Menotti

P: “El fútbol se lo robaron a la gente”, dijo el verano pasado. ¿Crees que es cierto?

R: Habría que ver cuándo lo dijo. Depende de cuándo lo dijera y en qué contexto. Si lo dijo sobre Argentina igual se refiere a todos los problemas que hay para ir al fútbol con la familia y con los niños. El fútbol se ha mecanizado y en ocasiones no tiene vida. Muchos equipos y algunos partidos no tienen nada y, en parte, sí que se lo están robando a la gente, porque no trasmite nada. Y si la frase va por ahí yo le entiendo. Como los tipos que se ponen las camisetas, que tampoco representan nada de lo que la gente pueda sentir. Eso se pierde. Cada vez es más profesinal y transmite poco.

P: ¿Podría hacer referencia a los precios de las entradas y los horarios?

R: También. Yo creo que hay alternativas muy positivas. Se critica el partido de las 12.00 cuando es uno de los horarios más futboleros del mundo. Se critica el partido de las 16.00 y es otro de los mejores horarios, más allá de la circunstancia cultural del país. Pero para mí el de las 12.00, el de las 16.00 y el de las 18.00 son los horarios futboleros por excelencia. El de las 20.00 tiene un pase los sábados. Y el de las 22.00 es el peor para los aficionados, sobre todo en invierno.

En cuanto al precio de las entradas estoy totalmente de acuerdo, están fuera de la realidad española y de la capacidad adquisitiva.

P: ¿Quién crees que podría ser el continuador del menottismo hoy en día?

R: Para mí sería el Aragonés de la Selección española o Guardiola. Lo primero, porque han intentado revolucionar el fútbol, que a veces se olvida. Bilardo puso testosterona a un fútbol que siempre había existido, pero Menotti introdujo novedades. Pude hablar con él en ‘Planeta América’ y el ‘Mono’ Navarro Montoya siempre lo decía: “Este tío es un revolucionario”. Los sistemas tácticos, la idea de pasarse la pelota, los entramados, jugar a los espacios… Yo creo que lo renovó. Las otras revoluciones fueron con Sacchi y con Guardiola, que la hemos vivido todos. Y luego la Selección, claro.

P: ¿A Bielsa lo dejamos en otra corriente?

R: Sí, porque, ¿con qué Athletic te quedas? ¿Con el del año pasado o el de éste? En el de este año no he visto nada de lo que vi el año pasado. Sin embargo, Guardiola estuvo cinco años jugando igual. Bielsa tiene cosas muy buenas y otras no tan buenas. Es como Simeone, ha incorporado cosas muy positivas al Atlético de Madrid, pero no ha revolucionado el fútbol. Bielsa es como Simeone o como Mou, grandes entrenadores, pero que no han revolucionado nada.

P: “El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar. No puede cambiar de pasión”. ¿Estás de acuerdo?

R: No conozco a nadie que haya cambiado de equipo. Es lo peor que se puede hacer. Lo veo como un insulto. Quitamos a los niños, obviamente, pero en una edad consciente es imposible. No lo concibo.

El que es futbolero de verdad no puede. Yo llevo yendo al fútbol todos los años desde el 87, menos ahora que tengo que currar. Y me he dado cuenta, a raíz del libro, que al final se mezcla el equipo con la persona. El Atlético se impregna y creo que eso no pasa en todos los equipos de fútbol. Si paso toda mi vida acudiendo al Calderón, ¿cómo un día digo: “Estoy harto de perder y de que no tenga alma, de que sea de Segunda. Me cambio por el Betis” ¿Qué me aporta eso?

El secreto de sus ojos

P: Oleniak, Anido, Mesías, Manfredini, Babastro, Ataulfo Sánchez. ¿Qué te dicen esos nombres?

R: Son los mismos de esa escena de la que hablábamos de ‘El secreto de sus ojos’. Son clásicos de la historia de un Racing que creo que es anterior al Racing campeonísimo de la Libertadores y la Intercontinental. Lo sé porque, desde que tengo este romance con Racing, los estuve mirando por el libro y por la película.

P: ¿Por qué Racing de Avellaneda existiendo Boca o River?

R: A mí Racing me desvela una noche por su camiseta. Un día, en el 99, estaba con un amigo por ahí y me dijo: “Súbete a casa que igual hay algún partido en Canal +”. Cuando subimos había un Talleres de Córdoba-Racing. Racing jugaba con la camiseta alternativa, que sus hinchan la odian. Ésa me flipó. Pusimos el partido, –no le hicimos ni caso, lo miramos por encima– y me gustó la camiseta. Empecé a investigar y dije: “Ya tengo equipo en Argentina”. Fue en esos años en los que el Atlético bajó y Racing también tuvo problemas pero acabó saliendo campeón. Es cuando empiezas a analizarlo todo y te das cuenta de que las dos instituciones son gemelas. La única diferencia es que ellos consiguieron ser campeones de su continente y el Atlético se quedó a las puertas.

Boca es puro marketing, igual que River, y es cierto. Ahora soy de Racing y ya no lo puedo cambiar, conociendo el club, conociendo a la gente que hay dentro y sabiendo que son exactamente iguales. De hecho, soy socio de Racing.

P: Y episodios como el del título de 2001, cuando el corralito, lo acentuarán…

R: Salen campeones cuando peor están las cosas, es un poco como el Atlético. Hubo presiones para que las jornadas se aplazaran, para que no jugarán el último partido, cuando se decidía todo. Lo cuenta muy bien Alejandro Wall en ‘¡Academia, carajo!’ y es verdad que, en un momento muy delicado para el país, los únicos que estaban contentos el 27 de diciembre eran los hinchas de Racing, porque sale campeón.

P: Fillol, Basile, Perfumo, Claudio López, Lisandro. ¿Quién crees que es el mejor jugador de la historia de La Academia?

R: Yo, personalmente, siento fascinación por la figura del ‘Coco’ Basile, pero es un tema personal, no quiero decir que sea el mejor. Seguramente el mejor sea Pizzuti, que para eso fue jugador y luego creó el equipo campeón. Pero a mí Basile me ha gustado, lo veo como el Luis Aragonés argentino. Es puro fútbol. De Roberto Perfumo, por ejemplo, todo el mundo habla maravillas. El ‘Piojo’ López y Lisandro están un escalón por debajo.

Coco-Basile

P: ¿Es Racing-Independiente el derbi más especial del mundo?

R: Yo creo que sí. Decir pasión se queda poco. Mis amigos de Racing no se pueden poner ropa de color rojo, es más, no dicen la palabra ‘rojo’, sino ‘colorado’. Son cosas que llegan a ser enfermizas y lo convierten en algo muy especial. Seguramente uno de Boca diga exactamente lo mismo. Yo es que lo he vivido. Hace nada estaba un amigo de Racing en casa y le dejé algo y me dijo: “¡No! Que es rojo”. No les puedes regalar nada del Atlético porque lleva cosas rojas. Si van a una terraza y las sillas son rojas de Coca-Cola no se sientan. Si eso lo trasladas al momento en que se tienen que enfrontar es una pasada. Ni siquiera un Atlético-Real Madrid es así…

P: Salvio nace en Avellaneda pero nunca juega en Racing. ¿Por qué esa pasión por el ‘Toto’?

R: Yo tengo mi teoría secreta y se la digo a él, que es que es de Racing y no lo sabe. De hecho, no sé si tiene o tuvo un hermano que estuvo jugando en el equipo de fútbol sala de Racing. Lo cuento en el libro, pero en mi idea estaba el contar que se es injusto con muchos jugadores. Igual no tendría que haber cogido la bandera de Salvio, pero creo que se lo ha merecido porque es un buen futbolista y un jugador muy aprovechable para el Atlético de Madrid. Y buena persona. Pero siempre se le cargaba el muerto de lo que pasaba en el Atlético. Al contrario que con Diego o Arda Turan, por hablar de los más recientes, a los que se exime de todas las responsabilidades. Y a mí eso, en lo que seguramente participo, no me parece justo. A este chaval, como siempre se le cargaba con todo, dije: “Por mis cojones, ‘Toto’”. Y a partir de ahí sale todo lo del ‘totismo’.

Ahora la gente se cree que tengo colgadas en mi pared cosas del ‘Toto’ Salvio. Pero es un tío que me cae bien, un buen chaval y un buen futbolista. Era la necesidad de reivindicar que la afición del Atlético, en ocasiones, no exige ciertas cosas a quienes tiene que exigírselas. Y lo digo claramente por Diego y Arda Turan, que son jugadores maravillosos, pero que se van de rositas en muchos partidos y con ellos no se es igual de injustos que con otros.

P: ¿No da un poco de rabia que el nuevo Papa sea hincha de San Lorenzo y no de Racing?

R: No da ninguna. Ya lo decían los hinchas de Racing, que San Lorenzo ya tiene más Papas que Libertadores (risas). Pero está bien que los clubes tengan alegrías. Es una buena maniobra de marketing que, si la saben aprovechar, les va a venir muy bien. Aun así, creo que, el marketing, los grandes clubes lo hacen por otros lados. Racing o el Atlético de Madrid tienen la marca hecha.

Menottinto MARCA TV

P: ¿Cuál es la esencia de ‘Vivir en rojo y blanco’?

R: Para mí, como atlético, creo que está en dos cosas. Primero, creer que todo es posible, algo que define a la afición del Atlético –porque en el último derbi nos han vapuleado al perder con los suplentes de los suplentes– y en 24 horas ya estábamos haciendo cola para lo que será, previsiblemente, volver a sumar una derrota en la Copa del Rey. Y no lo digo por lo que creo, sino por lo que dice la estadística. Y, segundo, esa ilusión por lo absurdo e inesperado, que también define mucho a los hinchas del Atlético. Sobre todo, la esperanza. El ‘¿Y si?’ es lo que más representa a la afición del Atleti. Es como el himno de Sabina que termina con un ‘Uyyyy’. Pues es eso. Estamos en el alambre, pero tenemos esa esperanza.

Y lo de ‘en rojo y blanco’ me gustaba separarlo porque, en nuestro caso, o lo vemos todo rojo o blanco. Tenemos una serie de valores bipolares que nos definen bien.

P: ¿Qué ha supuesto para ti escribir un libro sobre algo que llevas tan dentro como es el sentimiento atlético?

R: He descubierto que el Atleti era más importante en mi vida de lo que creía. Según en qué fechas clave dejas de hacer cosas importantes. Te vas a vivir por primera vez con tu novia y jugaba el Levante-Atlético de Madrid de Copa del Rey, un partido que gana el ‘Kun’ Agüero, recién llegado, al final de una eliminatoria que estaba mal. Hace un recorte y se la cruza al portero. No era tan importante como pasar la primera noche con la que ahora es mi mujer en la que era nuestra nueva casa. Pero yo había quedado con mi padre aquel día. Vi el partido y me fui a la casa. Lo que marca un Atlético de Madrid…

Para mí no sólo es un club de fútbol de fin de semana, sino que está muy presente. Incorporas cosas del Atlético a tu día a día. Te marca muchas cosas en tu vida y yo creo que no hay club en el fútbol que consiga esas cosas. No percibo que la gente del Madrid y la del Barça tengan tan marcadas sus vidas por un club de fútbol.

n_atletico_de_madrid_mas_material_colchonero_de_coleccionista-4299505

P: Y en lo que a marcar se refiere, ¿crees que los ‘Pato’ Sosa, Pilipauskas o Richard Núñez contribuyen a reafirmar la identidad del club igual que los Agüeros o Falcao?

R: Yo creo que son necesarios. Todos los clubes del mundo tienen un muerto en el armario (risas). Está bien que llegue esa gente para que nos demos cuenta de lo que tenemos a veces. Pero es que el ‘Pato’ Sosa dice en su presentación algo relacionado con el Real Madrid y todo el mundo se deja las manos aplaudiéndole. Te llega otro que no dice nada, con sus limitaciones y sus virtudes y pasa desapercibido. Así te das cuenta de los que son los buenos.

P: ¿Cómo has conseguido que un jugador profesional como Mario Suárez escriba un capítulo de tu libro?

R: Porque Mario es un tipo diferente. Hay una afinidad, por lo que sea, le he debido de caer bien y nos empezamos a seguir en Twitter. Yo quería y tenía claro que el libro iba a ser escrito muy desde el punto de vista del aficionado y pensé: “Estaría bien que alguien contara lo que ocurre dentro”. Le dije: “¿Te animarías?”. Y me contestó: “Me apunto”. Y no hubo mucho más. Me preguntó que cómo lo íbamos a hacer y le dije expliqué que como él quisiera. Le conté la estructura del libro y ya está.

Pensé en él porque es canterano. Más allá de que tenía esa posibilidad de acceso tenía claro que tenía que ser alguien de la casa. Falcao no me importaba. Lo que cuenta Mario es distinto. Es un chaval que ha pasado por todas las categorias inferiores, que ha sido recogepelotas y, además, dice que el Atleti es un grande, un gigante. No es que lo haya conseguido, sino que a él le apetecía y lo hizo, así que bienvenido.

P: Garra, carácter, inteligencia, competitividad, conoce el club…Y además jugó y entrenó a Racing. ¿Es Simeone tu entrenador perfecto?

R: Para mí es Aragonés. El ideal es Luis. No hay que irse más lejos. Es alguien del club, lo conoce y lo ha llevado a lo más alto en diferentes etapas. Y tiene parte de ese aura que tiene Simeone. El primero sería Luis y el segundo Simeone. Lo cual es una injusticia para Antic, el único que ha conseguido ganar una Liga en las últimas décadas. Pero Simeone, igual que Luis, ha entendido lo que es el Atlético: garra, sacrificio…Y le ha incorporado el contraataque.

P: Un menottista como tú, ¿cómo ve que el estandarte del Atlético sea un entrenador que está más pegado al bilardismo?

R: A mí me encantaría que el Atlético jugara como el Barcelona. Entre mis amigos siempre decimos que el Atleti tiene que jugar con un 4-3-3 y hacemos las alineaciones, la que nos gustaría y nos montamos un equipazo (risas). Pero es el Atlético y los recursos son limitados. Me sabe mucho más rico cuando el Atlético juega de lujo. Pero no lo digo como algo malo. Simeone fue grande como futbolista y como entrenador reconozco que tiene muchas cosas buenas y ha sabido respetar al equipo. Pero a ver cómo prosigue, porque de momento hemos estado en la luna de miel y ahora estamos empezando la convivencia más normal, y parece que flaquea un poco. Hay que ver cómo es esa convivencia.

P: ¿Qué tiene Argentina que tan atractivos hace sus relatos?

R: No sé si es tema del país o si es sólo futbolístico, pero incorporan un poco el folclore. Ese cuento de Fontanarosa en el que acompañan al ciego siempre a la cancha hasta que no puede ir… Lo adornan todo, pero es que te lo cuentan y dices: “Es que es verdad”. Nos incorporan cosas ajenas a nosotros y por eso nos atrae. Además de porque están muy bien contadas.

P: ¿Qué cuesta más digerir: una banda izquierda Cisma-Insúa o un debate Látigo Serrano-David Sánchez?

R: (Risas) Para mí una banda izquierda Cisma-Insúa, que me parece que incorpora todo el friquismo que es capaz de tener el Atleti. Es más, diría una banda izquierda Cisma-Insua con pantalón rojo defendiendo al Atlético de Madrid en Bakú después de palmar con los suplentes de los suplentes del Real Madrid.

P: ¿Cuál es el mejor falso 9 que has visto nunca?

R: Messi. Pero he visto muchos: a Nikolaidis, al ‘Tren’ Valencia… (risas).

P: ¿Y un falso 9 de tu cosecha?

R: Viola, que estaba en Racing y ahora apenas juega en el Sporting de Portugal. Quizá Vietto. Michu también es un buen falso 9. O incluso Salvio.

05/05/2013

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (06/10/2012)

– Fran Guillén (20/10/2012)

– Nacho Labarga (04/11/2012)

– Fermín de la Calle (18/11/2012)

– Rubén Uría (02/12/2012)

– Susana Guasch (16/12/2012)

– Luis F. López (14/01/2013)

– Martí Perarnau (27/01/2013)

– Roberto Palomar (10/02/2013)

– José Manuel Díaz (24/02/2013)

– Gaby Ruiz (10/03/2013)

– Guillermo G. Uzquiano (24/03/2013)

– Roberto Hernández (06/04/2013)

-Petón (21/04/2013)

Anuncios

15 thoughts on “Menottinto: “El fútbol se ha mecanizado y en ocasiones no tiene vida”

  1. Pingback: Diego Torres: “El éxito le ha dado a Mourinho miedo al fracaso” | Falso 9

  2. Pingback: Juan Tallón: “Futre corriendo es mi recuerdo más salvaje y feliz del Atlético” | Falso 9

  3. Pingback: Antón Meana: “El fútbol no necesita a José Mourinho” | Falso 9

  4. Pingback: Miguel A. Violán: “Pep es un ser imperfecto” | Falso 9

  5. Pingback: Eduardo Rodrigálvarez: “El Athletic no se elige, te elige él a ti” | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s