¿Qué fue de Roman Abramovich?

BAYERN CHELSEAÁLVARO MÉNDEZ | Se esperaba mucho más de los pupilos de Rafa Benítez en la máxima competición continental, cierto. Pero no hay mal que por bien no venga. Tras el batacazo moral que supuso su prematura eliminación en la Liga de Campeones en la fase de grupos, el Chelsea ha logrado rehacerse y sacar pecho en la Europa League. Desde entonces, Sparta de Praga, Steaua de Bucarest y Rubin Kazan ya han sido devorados por una maquinaria blue que buscará hoy poner fin al cuento de hadas que está viviendo el Basilea. Y es que, por mucho que algunos lo quieran enterrar debido a su errática trayectoria en las últimas ediciones de la Premier League, el Chelsea sigue más vivo que nunca. Eso sí, gracias, por supuesto, a los esfuerzos económicos de su propietario: el omnipresente Roman Abramovich.

Desde que perdió a sus padres cuando apenas era un crío, el pequeño Roman supo que iba a tener que ganarse la vida por sí mismo. Por eso, tras servir en el Ejército Rojo a mediados de la turbulenta década de los 80, se aventuró en el mundo de los negocios, una actividad ilegal por aquel entonces que escapaba al poder totalitario de la URSS. Sin embargo, la Perestroika de Gorbachov abrió sensiblemente las puertas a la iniciativa privada, firmando el acta de defunción del gigante soviético y permitiendo que algunas de las empresas que se mantenían ocultas bajo las alcantarillas de Rusia salieran a la luz.

Los rublos de Abramovich se multiplicaron exponencialmente cuando el capitalismo salvaje arraigó en la tierra de los zares. Bajo el permisivo paraguas de Boris Yeltsin, el oligarca del Volga se asoció con Boris Berezovsky, otro de los incipientes hombres de negocios rusos, para hacerse cargo de la petrolera Sibneft. Cuando el malogrado Berezovsky se vio forzado a huir del país tras la llegada de Putin al poder en 2000, Abramovich pasó a controlar la totalidad de una compañía en alza, beneficiada por el mimo y el calor con los que la madre Rusia cuida de sus empresas energéticas.

Con oro en los bolsillos y tras emprender negocios en otros sectores como el aluminio, la televisión y los automóviles, Abramovich decidió en 2003 comprar el Chelsea por 160 millones de euros con el firme objetivo de triunfar en el mundo del fútbol y de convertir a un equipo del montón en toda una referencia en Europa. En sólo tres años, el oligarca invirtió otros 500 millones en remodelar una plantilla con reputados nombres como Mourinho, Crespo, Makelele, Verón, Drogba, Robben, Cech, Essien o Shevchenko. Los éxitos no tardaron en llegar. Desde que el magnate tomara el control de la entidad ha habido un hueco en las vitrinas de Stamford Bridge para una Champions League, una Supercopa de Europa, cuatro Premier, otras tantas FA Cup y dos Community Shields.

Pero todo lo que sube, acaba bajando. Es una ley universal que, en ocasiones, acaba afectando hasta a los más adinerados. Tras una década en los altares de todos los ránkings económicos, la revista Forbes ha borrado a Abramovich de la lista de los diez mayores patrimonios de Rusia. Según la prestigiosa publicación, el propietario del Chelsea ha perdido 1.900 millones de dólares en un solo año y ha visto rebajar su fortuna a 10.200 millones. ¿Afectará esta debacle a las arcas del club londinense? Quizás la época del despilfarro y la opulencia haya tocado a su fin. O quizás no. Todo dependerá del devenir de los múltiples negocios del acaudalado magnate.

Sin embargo, una cosa está clara. Tal y como reza el refranero, ‘no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita’. En el caso de Abramovich puede parecer una afirmación, cuando menos, desmesurada. Incluso insultante. Pero nadie pone en duda que brindará con vodka en su lujosa mansión de Cheyne Walk a pesar de sus últimos vaivenes económicos si el Chelsea finalmente levanta al cielo de Amsterdam la copa de la Europa League.

25/04/2013

Anuncios

12 thoughts on “¿Qué fue de Roman Abramovich?

  1. Pingback: La caída de Steven | Falso 9

  2. Pingback: El Ozzy Osbourne que hay en Burgos | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s