‘The Special Seven’

Mourinho-Real-Madrid-Borussia-Dortmund

FIRMA DE DAVID MOLANO | Con la clasificación del Real Madrid para las semifinales, José Mourinho igualó el pasado martes a todo una leyenda viva de los banquillos como Sir Alex Ferguson al lograr su séptima clasificación para esta ronda de la Champions League. El luso, que lleva entrenando a nivel profesional desde el año 2000, ha conseguido esa magnífica cifra en tan sólo 13 años. Si lo comparamos con Ferguson, el escocés lleva 38 temporadas a sus espaldas, lo que respalda enormemente el mérito de la cifra alcanzada por el luso.

Y es que el portugués, además de lograr lo antes reseñado, lo ha conseguido con clubes de cuatro ligas diferentes. Oporto, Chelsea, Inter y ahora Real Madrid han sido los conjuntos a los que ha guiado hasta esta ronda, logrando alzar el trofeo dos veces, con el Oporto en 2004 y con el Inter en 2010. Sus números refrendan, polémicas aparte, la gran labor que desempeña como técnico.

La primera vez que alcanzó esta ronda fue en 2004, cuando el Oporto se enfrentó al Deportivo de la Coruña y accedió a la final que posteriormente ganaría ante el Mónaco. Tan sólo un año después, en su primera temporada al frente del Chelsea, logró situarse de nuevo entre los cuatro mejores de Europa, pero el Liverpool le privó de llegar al último partido. Dos temporadas después, y también en el conjunto londinense, la historia se volvió a repetir entre Liverpool y Chelsea, con los reds de nuevo accediendo a la gran final tras una agónica tanda de penaltis.

Una vez abandonado el Chelsea, Mourinho tomó las riendas del Inter de Milán y, después de una primera campaña con discretos resultados europeos, en su segundo año en Italia logró un histórico triplete. Su semifinal será recordada para siempre por eliminar al Barcelona en la famosa ‘noche de los aspersores‘ en un partido lleno de dificultades para los interistas. Finalmente, ganarían en el Santiago Bernabéu al Bayern de Múnich alzando la Copa de Europa 45 años después.

Tras marcharse de San Siro como un héroe, Mourinho recaló en el Real Madrid con dos claros objetivos: desbancar al Barcelona de la cima nacional y europea y ganar la Champions. En su primera temporada al frente de los blancos les devolvió a su lugar natural al acceder por primera vez a semifinales en siete años, pero el Barcelona impidió a los merengues llegar a la final. Lo sucedido la campaña pasada aún escuece entre la parroquia madridista, puesto que fue su ogro europeo, el Bayern de Múnich, quien privó al equipo más laureado de Europa de llegar al último partido de la competición y caer en una recordada tanda de penaltis.

Este año jugará las semifinales frente al Borussia Dortmund, conjunto al que ya se enfrentó en la liguilla y no fue capaz de ganarle ningún partido, perdiendo 2-1 en Alemania y empatando a 2 en el Bernabéu con un gol en el último minuto de Özil tras un magistral golpe franco. Mourinho tiene ante sí la oportunidad de pasar a la historia como el entrenador que devolvió al Madrid a lo más alto del continente, hecho que no ocurre desde el año 2002 cuando el equipo blanco venció al Bayer Leverkusen gracias al recordado gol de Zidane de volea. Una vez perdida la Liga, y con la final de Copa del Rey contra el Atlético de Madrid en el horizonte, lograr la ansiada Décima es el principal reto que le queda por delante al Real Madrid esta temporada… ¿Será capaz de lograrlo Mourinho?

14/04/2013

David Molano es periodista de AS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s