No estaban muertos…

Messi Barcelona Milan gol

DAVID LÓPEZ PALOMO | Tocaba morir en el campo para demostrar que la defunción que muchos pronosticaban no estaba en el guión. Sin cambiar nada, simplemente volviendo a los orígenes. Esgrimiendo el toque como única arma posible para lograr darle la vuelta a la eliminatoria. Dando un golpe sobre la mesa. Fundamentando el éxito, de nuevo, desde la presión. Anulando al rival en su propio campo, ahogando la salida del balón, robando y buscando al chico que decían estaba triste: Messi. Así de sencillo y, al mismo tiempo, así de complicado. No era fácil ejecutar la hazaña, aunque por momentos lo pareciera. El Milan también tenía las ideas claras desde el principio. Menos vistosas, eso sí, pero bien nítidas. Y lo demostró en la primera que tuvo. Con Niang arrancando desde el centro del campo, encarando a Valdés y, finalmente, estrellando el balón en el poste. La jugada que lo pudo cambiar todo, pero que no cambió nada. Seguramente, el resquicio de suerte que posee todo campeón. El síntoma inequívoco de que la noche le pertenece a otro y que, además, ese otro está en casa, ante su público y herido de necesidad.

Todo ocurrió en apenas un mes y se resume en tres partidos, todos ellos malos. El primero contra el Milan, y los dos Clásicos. Nadie necesitó más para dar por muerto al mejor equipo del mundo. Ese que era inalcanzable hace poco más de treinta días, pero que se había vuelto terrenal e incluso común. Se anunció el fin de ciclo, se encargó la tumba y quedó todo preparado para el funeral a falta de la vuelta de octavos. Sin embargo, la lápida rechazó el cadáver dada su vitalidad. No lo merecían ni la magia de Iniesta ni el toque de Xavi ni lo imprevisible de Messi. La caída no podía ser tan brusca, máxime cuando el conjunto blaugrana sigue practicando el mejor fútbol del continente. ¿Aburrido? Puede parecerlo en alguna ocasión. Pero sobresaliente cuando funciona.

Y la mayoría del año, el estilo Barça’ funciona a la perfección apoyado en un Messi que, sólo en ocasiones, parece terrenal. Aupado por el fútbol que le vio nacer como interior derecho y lo reconvirtió en falso 9. Sentencia los partidos como únicamente lo pueden hacer los grandes, con dos apariciones colosales. Esta vez lo hizo anotando por dos veces y en dos momentos importantes del partido: nada más empezar, en el minuto 5; y al final de la primera parte, cuando el reloj aconsejaba irse al vestuario con más seguridad.

El otro protagonista de la noche fue Villa, que aparecerá en los libros de historia como el héroe de la remontada al anotar el tercero. Regresando, a su vez, del olvido al que le habían sometido durante todo el curso. Apartado, prácticamente, de la disciplina, sin contar ni para Tito ni para Roura. Denigrado por los 36 millones que sugerían alinear a Alexis entre los once titulares. Muerto, como el Barça, revivió el día que más se le necesitaba. Mirando al cielo, acabando con toda la rabia acumulada durante la temporada, puso la guinda que le faltaba al pastel.

No obstante, nada hubiera tenido sentido sin la presencia de Xavi e Iniesta, los verdaderos artífices del juego del Barça. Ambos son la templanza que requiere un partido como el de ayer. Complicado y difícil de llevar. Apoyados en todo momento por Busquets y con un Jordi Alba que volvió a recorrer la banda a una velocidad de vértigo. Incluso rematando el partido anotando el cuarto gol. Saboreando la victoria en los últimos minutos, cuando el conjunto blaugrana, sin pelota, sufrió lo indecible por evitar que el Milan anotara el tanto que le metía en el bombo. No fue así. Los culés estarán en la siguiente ronda de la Liga de los Campeones. Eso sí, ¿mantendrán este nivel hasta final de temporada o volverán a ser el equipo que perdió ante el Madrid?

13/03/13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s