Adán y la manzana

adan-2MARIO BECEDAS | Un día se presentó el Señor y soltó un ‘Fiat lux’ que todo lo creó. Pero al contrario de lo que nos ha enseñado la historiografía biblíca, a la séptima jornada no descansó, sino que se subió el cuello de la gabardina y se metió al banquillo. El salmo que está viviendo el Real Madrid, con trazas de convertirse en Éxodo, tiene su Génesis en que al contrario que en el supuesto proceso constituidor del mundo, aquí se creó a Adán para acabar con el primero de los hombres.

No es que hubiese un exceso de paz social en el Edén madridista de los últimos tiempos, pero estaba claro que a Mourinho no se le escapaba nada. Atento a cada detalle, nada podía fallar en su asfixiante y más o menos eficaz universo fabricado. Cada cabo estaba sujeto a la perpetua obra que renovaba cada siete amaneceres, a veces cada menos.  Hasta que la aburrida partida de ajedrez se adentró en terreno peligroso. Ya no sólo fue Ramos el que se tatuó la camiseta de Özil debajo. La subversiva disidencia al creacionismo vino del pionero de los humanos del equipo, el perro de tres cabezas bajo los palos. El capitán. Otra vez un capitán del Madrid. Casillas.

La cosa se iba poniendo tensa por fuera. En la oficina nadie decía nada, pero al coger el Audi y llegar a sus casas, casi todos rugían contra el jefe. Sin embargo, el humo de la pública quema pronto se coló por las rendijas del vestuario. Para evitarles un disgusto a los creacionistas de la hueste blanca, el míster luso reemprendió su habitual ristra de big bangs semanales en rueda de prensa antes de abandonar tan procelosas comparecencias en las que señalaba sin señalar, demostrando sus dotes para dirigir el departamento de Recursos Humanos de cualquier empresa en ERE. Y de resultas que su máxima de “divide y vencerás” ha conseguido solo la operación aritmética, porque la parte de la vencida ha recaído únicamente sobre sus nevadas sienes.

Ya fuera de control, más cercano al Yahvé cruento y vengativo que ahogó a todos menos a Noé que al que lo pobló todo de bonitas criaturas y riachuelos, el sadino ente quiso ser a  la vez croupier y jugador con una mano de póker que creyó infalible. No podía ser eso de repartir las fichas y llevárselo crudo. Mal asunto cuando se tiene en frente a un Pellegrini que, con su cara de triste, siempre arrasa al Texas Hold’em, lo que aconteció en la mesa de La Rosaleda. Con su escolta habitual franqueándole, Mourinho chasqueó los dedos para que ipso facto Louro y Karanka, pinganillo en la oreja y ceño fruncido, echasen a Casillas del garito y le dejasen fuera del local. Su sustituto sería Antonio Adán. Todos empezamos a entender la expresión “decisión técnica” a la que suelen recurrir los papeles deportivos previos a las jornadas de balón.

De este modo, Adán se situó en la puerta del Paraíso mientras su predecesor escondía la cabeza, no bajo la tierra, sino bajo el anorak. La portería merengue, esa brillante manzana, entregada por Mou a un joven inocente, sería una condena eterna. Perder contra el Málaga y la expulsión en el siguiente partido del tierno mejoreño tras provocar un penalti fue el estigma a fuego que hizo traslucir que el delicioso fruto estaba envenenado. Tener que ser sustituido por su previa costilla en tan fugaz lapso fue el horror hecho carne. Adelantándose a los Evangelios, el doliente Todopoderoso fue a la vez uno y trino. La sombra ofídica se había transfigurado en Dios, serpiente y Eva.

La deportación definitiva del Edén del nuevo barro hecho hombre llegó con los vientos de Clásico. Las aguas parecían volver a su ya de por sí tembloroso cauce con el Uno de vuelta a las maderas hasta que la fatalidad se personó con una lesión que dejó ateridas a todas las almas del planeta fútbol. El Gran Capitán se rompía, Groupama temblaba y ya nadie se sintió seguro. Adán, escupiendo el gusano que traía la manzana se volvió a levantar con fuerza del banco pensando que aún podría convertirlo en mariposa. Pero poco le duró el espasmo. Tanto como averiguar que el cielo divino le enviaba otra prueba del destino en forma de guardameta suplente de lujo, uno más en la interminable lista de treces que sólo juegan en pretemporada y la previa de Copa, los que se comen los agostos. Diego López llegaba para recrear en todo lo posible el relato de Caín y Abel. Una novela que tiene ya más tintes de Saramago que de vulgata.

En estos versículos andábamos, decía, cuando arribó a Chamartín el supremo líder de la Liga y la deidad de Setúbal tuvo que elegir arquero. Decisión crucial. Una apuesta clara. Despejar la ecuación supondría dejar a un lado una X titubeante. Que en las alineaciones figurara Diego López como titular confirmó a Doble A que la manzana no sólo contenía veneno, sino que también estaba podrida. Una vez más, Mourinho se adelantaba a las Sagradas Escrituras. Porque Adán pasó a ser Jesucristo. Cuando el Hijo creado para el séptimo día se imaginaba dueño de los tres palos, debió haber sospechado que lo sería sólo de dos. Que su resurrección ya tendría que ser lejos de la Tierra Prometida.  Y es que el Padre, con clavos y corona de espinas en mano, lo ha crucificado de por vida. Perdónesele, porque quizá ya no sepa lo que hace.

1/2/2013

Anuncios

2 thoughts on “Adán y la manzana

  1. Enhorabuena “Ilustre” señor Becedas. El tratamiento no puede quedar reducido a Bachiller como Sansón Carrasco o al de Licenciado de Vidriera, por muy cervantinos que ellos sean. Yo le sitúo más en la órbita de un Quevedo o un Valle-Inclán. ¿Son de su gusto tan egregios literatos? Siga así y gracias.

    • Desde mi humilde atalaya, sólo queda agradecer y encomiar tan elaborados y sinceros parabienes, en espera de seguir formando parte de su también egregio gusto literario, don Luis. La analogía con don Ramón María es hiperbólica, pero toca pecho. Gracias de veras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s