Susana Guasch: “No puede ser que en Cataluña el Espanyol tenga sólo media página”

Susana GuaschENTREVISTA A SUSANA GUASCH / Por las tardes, presentadora de Deportes en laSexta Noticias. Por las noches, colaboradora en ‘Al Primer Toque’ de Onda Cero. Susana Guasch no es precisamente una mujer a la que le sobre el tiempo. A sus 33 años, cuenta ya con una dilatada experiencia en el sector que le ha catapultado al podio desde el que tiene el privilegio y el placer de hablar de lo que más le gusta: el fútbol. Con una desbordante naturalidad que la empuja a llevarse bien tanto con los jefazos de la cadena como con los vigilantes de seguridad de la oficina, nos recibe en el cuartel general de laSexta con una sonrisa en la cara y mil experiencias en la recámara. Encendamos el piloto rojo.

PREGUNTA: Presentadora de televisión en laSexta y colaboradora en deportes Onda Cero, ¿dónde te sientes más segura, frente a la cámara o delante del micrófono?

RESPUESTA: Al principio, cuando me llamaron para hacer un casting en Real Madrid TV, vivía en Barcelona y tenía clarísimo que la tele no era lo mío. Nunca pensé que sería capaz de hablar frente a una cámara y de mirar a un pilotito tan pequeño. Aunque siempre había hecho radio y prensa, no puedes escoger en esta profesión y tienes que adaptarte. Al final, todo el mundo es capaz.

Ahora mismo me siento segura en los dos medios, porque en televisión llevo siete años y la radio no me pillaba de nuevas. Tiene más magia la radio, porque te sientas, hablas y es más íntimo. En cambio, en televisión es todo un proceso. Como reportero porque hay que probar sonidos, planos, focos… Y en plató porque pierdes tiempo peinándote, maquillándote, vistiéndote… Es todo un proceso. Aun así, me encantan las dos, radio y televisión, cada una a su manera.

P: ¿Por qué elegiste el periodismo? ¿Y por qué el deportivo?

R: Yo lo veía en casa, así que lo tuve claro desde el principio. Siempre me ha gustado el fútbol y me han llevado a Sarrià desde que tengo uso de razón. Pensé que dedicarte a lo que te gusta, a ver partidos, a ir a los campos, a viajar si te dan la oportunidad y cobrar por todo ello… ¿qué puede haber mejor? Es algo en lo que, para mí, combinas hobby y trabajo.

R: De tu etapa en la SER, ¿qué recuerdos tienes de Paco González y Pepe Domingo Castaño?

R: La SER supuso para mí el trampolín. Es lo que mejor he podido hacer en mi carrera profesional. Acabé la carrera en Barcelona pero fue en Madrid donde me dieron la oportunidad de hacer las últimas prácticas. Entré en la SER con 23 años. Y en tres meses se me abrieron más puertas que en seis años de prácticas en radio y prensa en Barcelona. El director de entonces era Antonio García Ferreras y estuve trabajando con auténticos monstruos.

Cuando llegué a la SER, el Real Madrid fichó a Beckham. En la redacción, Manolo Lama decía, refiriéndose a los becarios: “¡Venga, los niños, fuera! Tú, a Torrejón de Ardoz, el otro, al Bernabéu…” (Risas). Y claro, nos mandaba a todos por ahí y entrábamos en directo en SER Deportivos. Yo pensaba que me iba a ahogar o que no me iba a salir la voz. Siempre había estado en medios locales y, de repente, saltar a la SER y que te dé paso Manolo Lama… Imagínate, no cabía en mí. También pude entrar en El Larguero con De La Morena y en Hora 25 con Carlos Llamas para hacer los boletines. Fueron tres meses tan intensos que, cuando se me acabó la beca, me fui llorando. A partir de ahí, me volví a Barcelona a seguir trabajando en radio, pero año y medio después me llamó Ferreras y me trajo de vuelta a Madrid para entrar en Real Madrid TV y ya me quedé en la capital hasta hoy. Los tres meses en la SER fueron la clave de mi vida profesional.

P: La sangría en el mundo del periodismo se ha acentuado. ¿Cómo ha conseguido Susana Guasch mantenerse en pie en un negocio que a veces devora todo lo que pilla?

R: Te tiene que gustar, te tienes que identificar y te tienen que dar la oportunidad. Pero claro, la situación ahora es la que es. Echan a mil en Telemadrid, cierran Punto Radio… La cuestión es tener suerte y caer en el medio que sobreviva en estos momentos. Nosotros la hemos tenido porque laSexta se acaba de fusionar con Antena3. Pero hemos estado un año muy inquietos, porque realmente ha sido una absorción por parte de Antena3. De momento nos dejan hacer lo nuestro y están contentos con las audiencias que tenemos en Deportes. En cuanto a periodistas, redactores y producción, la fusión no ha afectado. Tenemos, de hecho, mucho trabajo y Antena3 nos está respaldando.

P: ERE en El País, ERE en Telemadrid… ¿cómo salimos de ésta?

R: El problema es que no ves fin. Cada noticia con la que te levantas es horrible. ¿Que cierren Punto Radio? Es que no estamos hablando de cualquier cosa. Es una crisis que está afectando a grandes grupos y que mucha gente se está quedando en la calle. No sé cómo vamos a salir, porque hay veces que las empresas se han podido equivocar y quien paga finalmente es el trabajador, como en Telemadrid. En cambio no afecta a los directivos, que mantienen puesto y sueldos. Tengo muchos amigos en Telemadrid, algunos con casi treinta años de experiencia en la empresa, y les echan ahora por cuatro duros. Es muy duro. Ahora mismo, el que manda tiene un buen marrón encima, sí, pero los curritos también, porque somos los primeros que podemos volar.

P: En una de nuestras entrevistas previas, Nacho Labarga nos comentó que él a su hijo no le dejaría estudiar Periodismo. Recién casada, no sé si te planteas esto todavía, pero… ¿tú se lo prohibirías?

R: Aunque parezca raro, en mi casa tampoco querían que estudiara Periodismo. Cuando lo comenté, mi padre, Tomás Guasch, se volvió loco: “No. Son muchas horas. Cuatro duros… y llegan dos. Si te gusta escribir colabora en otros sitios, pero estudia algo con más futuro”. Pero yo con 18 años tenía muy claro que quería estudiar Periodismo y no le hice caso.

Mis primeras prácticas, con 19 años, fueron en un periódico del Espanyol. Hacía crónicas del infantil, del juvenil, fútbol femenino, primer equipo… toqué todos los palos. Mi padre la vio ya publicada y no le gustó nada, así que me hizo madrugar al día siguiente, perderme clase en la facultad y acompañarle a la redacción del diario AS. Me hizo escribir otra crónica de un partido que había visto esa misma semana… en veinte minutos. No lo olvidaré en la vida. Lo escribí, lo leyó, y me dijo que no estaba “tan mal como pensaba”. Ahora, que ha pasado el tiempo, se lo digo: “Papá, ¿ahora qué? Si te hubiera hecho caso, ¿dónde habría acabado? ¿en un bufete de abogados?” (Risas). Al final hay que probar, así que si el día de mañana tengo un hijo y quiere hacer Periodismo nunca le podría decir que no.

P: Pregunta de rigor. Machismo en televisión, el fenómeno del ‘telepibón deportivo’ como dijeron en Jot Down… Esto ya cansa un poco, ¿no?

R: Si preguntan es porque realmente lo hay. Yo no lo noto en mis compañeros. Entré muy joven en esto y no lo hice por ‘telepibón’ ni me mantengo por ello. Es verdad que cada vez hay más mujeres que se dedican al periodismo deportivo, guapas o normales, pero realmente te mantienes si sabes transmitir, si te enteras de las cosas. Si no, acabarás patinando. A mí, profesionalmente, nunca me han tratado mal. Pero sí en los campos de fútbol. Cromañones hay muchos, y en este país, que es un país un poco de pandereta, pues también. Pero al final quien te tiene que valorar es tu compañero, tus jefes y quienes te respetan. Creo que las mujeres estamos de sobra capacitadas para hablar de fútbol, que, al fin y al cabo, es un juego. Todo el mundo opina de fútbol, así que, ¿por qué no vamos a opinar nosotras?

P: ¿Cuál fue tu primer recuerdo con un balón de por medio?

R: Tengo muy fresco el Mundial de México 86. No porque lo viviera a tope sino porque fue el primer gran evento al que enviaron a mi padre. Estuvo 40 días fuera de casa y mi madre lo pasó fatal. Pero recuerdo cuando llegó y le fuimos a buscar al aeropuerto. Él apareció con un sombrero mexicano y una camiseta con la foto de mi madre (Risas).

También recuerdo una vez que mi padre me llevó a Sarrià cuando apenas tenía ocho años. Entré con él al túnel de vestuarios y, justo cuando iban a saltar al campo los jugadores del Espanyol, me dijo: “¿Ves a estos señores? Sígueles”. Hice caso. Y, claro, de repente estaba en el césped, en un estadio pequeñito como Sarrià, pero que era una bombonera… Me quedé acojonada, paralizada. Entonces Tommy N’Kono me cogió de la mano, me llevó al centro y me hice la foto con el equipo.

También una vez que mi padre me llevó al derbi cuando tenía siete u ocho años… y me quedé dormida. ¡Es algo que él siempre me recuerda! (Risas). Todas estas pequeñas cosas me hicieron interesarme por el mundo del fútbol y del periodismo deportivo.

P: Hablando de tu padre, ¿alguna vez ha supuesto una losa para ti ser hija del gran Tomás Guasch? ¿O un aliciente?

R: Ahora que uno está tan expuesto en las redes sociales, eso se nota más. Por ejemplo, en Twitter te dicen muchas cosas desde el anonimato. A mí nunca me han dicho un “¡Vete a fregar!”, sino más en plan “¡Enchufada!”. Como mi padre es Tomás Guasch y yo me dedico a esto… pues que estoy aquí por él. A ver, esto le pasa a gente que tiene algún hermano o pariente y tú sigues sus pasos. Lo entiendo, porque es muy fácil criticar por ello. Pero es demasiado simple hacerlo, así que hago oídos sordos. Queda mal que lo diga yo, pero es que, para mí, mi padre es un crack. No conozco a nadie como él. No es porque sea mi padre, sino porque es un tipo que nunca dirá “no” a nadie, trata el deporte con humor… Para mí, es mi referencia. Una losa, no. Además, es curioso que él siempre ha estado en un grupo mediático y yo en otro. Somos competencia. Ahora por ejemplo yo estoy en Onda Cero y él en COPE.

P: ¿Con qué momento de tu carrera te quedas? Tienes mucho entre lo que elegir…

R: Las experiencias de un Mundial y una Eurocopa son impagables. El Mundial de Alemania fue muy especial porque fue el primer evento que cubrí a nivel internacional. Tenía solo 27 años y fue justo cuando abrió laSexta. Fue sublime. También me quedo con la última Eurocopa porque la viví en persona.

Pero para mí lo más divertido fue la gira que hizo Florentino Pérez con el Real Madrid de 17 días por todo el mundo en su primer mandato. Nunca lo olvidaré porque fue lo primero que hice a cámara. Llevaba solo seis meses de becaria en Real Madrid TV, pero me mandaron a mí porque el chico que tenía que cubrirlo se puso enfermo. Fue un no parar, el cámara llegó a odiarme porque teníamos que repetir las entradillas mil veces (Risas), tuve gastroenteritis por los nervios que pasé… Pero estar en Chicago, Los Angeles, Tokyo, Pekín y Bangkok fue increíble. Y todo ello en la época de los galácticos. Lo recuerdo con muchísimo cariño.

P: “Sonido Guasch”… ¿Qué es lo que más echas de menos del fútbol con fatatas del sábado noche?

R: Siempre se lo agradeceré a Andrés Montes porque con cada mote que ponía nos daba a conocer. Desde entonces, mucha gente se refieren a mí como “Sonido Guasch”. Él nunca más me lo va a poder decir, pero siempre quedará vivo en el recuerdo.Las noches de sábado, además, se echan mucho de menos. Era la salsa de estar cada fin de semana en un campo distinto, con un equipo diferente sin encasillarte en uno permanentemente. Es cierto que ahora puedo ver los partidos que quiera, de forma más cómoda incluso, pero el contacto con la gente cada fin de semana y todo en directo es lo que más añoro. La adrenalina de los últimos minutos y la entrevistas de final de partido es algo que no sientes en un plató.

Ahora es una verdadera lástima que el producto se haya devaluado tanto. El fútbol se va a los lunes con equipos entre los que nunca están Barça o Madrid… Pero bueno, en su día fue un esfuerzo muy bonito por parte de laSexta, y yo fui muy afortunada de poder vivirlo. Ahora, yo lo que deseo es que ojalá un día compremos los derechos de la Champions. Sería la guinda. La Liga es la guerra, es un ‘sálvese quien pueda’. Pero la Champions es la créme de la créme. Está todo organizado, viajas por Europa, estás en el campo con tu equipo de la UEFA al lado que te pregunta a quién quieres entrevistar y te le traen por contrato… Me encantaría vivir esa experiencia. Viví algo así sólo en el Mundial de Alemania, pero claro, la Selección apenas duró cuatro partidos. Ojalá algún día Antena3 vuelva a apostar por la Champions.

P: Periquita no sólo de fe, sino también de carnet. ¿Qué ambiente se respira ahora en Cornellà-El Prat?

R: El ambiente es realmente malo. El equipo está inmerso en una crisis deportiva, social e institucional. Es una pena que hayan tenido que echar a Pochettino porque era un tío perico de los que más sentía el espanyolismo. A Javier Aguirre le deseo mucha suerte, aunque supongo que hasta hoy no sabía mucho de lo que es el Espanyol. Tuvo suerte con otros equipos como Osasuna, así que a ver si pasa lo mismo.

El Espanyol ha jugado con fuego mucho tiempo. Ahora hay que pagar 100 millones del campo, otros 50 a Hacienda… La deuda es muy grande, pero es un equipo que también necesita fichar y savia nueva. Yo defiendo la cantera al cien por cien, pero también es cierto que no puedes jugar en Primera con ocho canteranos porque te comen. Este año desde el pricipio lo vi muy difícil. Puse un tuit tras el Mallorca-Espanyol de la primera jornada diciendo que este año el equipo sufriría muchísimo. ¡Me cayeron unos palos! Y mira cómo estamos, pero ojalá me equivoque. Queda toda la segunda vuelta.

P: ¿Estuvo justificado el despido de Pochettino?

R: Llevaba cinco años en el club y tenía que darle un rumbo al equipo. Pero es algo que pasa en todos los equipos: si no funciona, echan al entrenador. A veces es injusto y demasiado fácil, pero no quedaba otra salida. Veremos si a la larga ha valido la pena o no.

P: Vámonos al distrito de Les Corts. ¿Qué tiene este Barça que lo hace tan efectivo?

R: Que juega de memoria. Guardiola hizo un trabajo brutal, pero yo estaba convencida de que con Vilanova las cosas iban a seguir yendo bien. Es un verdadero equipo con jugadores como Xavi, Iniesta, que cada partido te sorprende, Busquets… pero creo que tener a Messi es la clave. Reúne todas las cualidades posibles, nunca he visto un tío igual. Y te dicen lo mismo de él cuando preguntas a gente más veterana que vio jugar a jugones de la talla de Maradona y Pelé.

P: Como periquita, ¿aflora algún complejo ante el hecho de que el Espanyol ande tan mal y el eterno rival lleve tantos años tan bien?

R: No, porque un equipo como el Espanyol no compite con el Barça. No es la misma Liga, por decirlo de alguna manera, así que no me fijo en el vecino. Sin embargo sí me gustaría que, como yo siempre he sido de equipos humildes y pequeños, el Espanyol tuviera más cancha. No puede ser que en periódicos catalanes como Sport o Mundo Deportivo de toda la vida el Espanyol tenga un recuadro a una columna. O una página y en la 33. El Barça lo ha monopolizado todo. Ha pasado con todos los equipos de Cataluña y es algo con lo que nunca he estado de acuerdo. El Barça no es Cataluña. En Cataluña hay mucho más. Aunque la mayoría de culés no te dirán eso.

Lo que ocurre es que al Barça yo le tengo cariño porque desde que me dedico a esto siempre me han tratado muy bien, sobre todo los jugadores. Cuando te metes a trabajar en esto y dejas a un lado tus gustos deportivos descubres cosas que no te imaginabas. Aunque te parezca imposible, he trabajado mejor en el Barça que en el Espanyol. El Espanyol es un club más cerrado, no es un club simpático. Con laSexta iba dos veces al año a Cornellá… ¿y cómo no va a hablar Pochettino a nivel nacional? No es un club que se venda bien al resto del país. Con el Barça, en cambio, era distinto. Messi, por ejemplo, siempre me ha tratado muy bien desde que le conozco de la época de Ronaldinho. Vilanova también hablaba conmigo en las previas de los partidos. Aunque es cierto que luego Guardiola se volvió un poco rarito y no le dejó. El caso es que cuando iba a Cornellà no me hablaba nadie en la previa y ni me dejaban entrevistar siquiera a un lesionado. Es algo que no debería pasar. Esto es televisión y vivimos unos de los otros. ¡Hay que venderse! Ya que van a hablar de tu club, y que lo hacen dos veces al año, pues lo lógico es dar facilidades.

P: Mourinho. ¿Podrías definirlo en tres palabras?

R: Único, porque nunca he visto nada igual. Aunque a veces debía arriesgar más, es muy buen entrenador, porque el otro día en Valladolid se le ocurrió poner a Callejón de lateral y a Xabi de central… y le salió bien. Pero le fallan las formas. Hay muchas cosas de las que dice que, aunque parezcan barbaridades, lleva razón. Va de cara y dice lo que piensa, pero a veces pierde las formas. Me acuerdo cuando ganó la Liga en San Mamés me fui a por él en el césped para darle solo la enhorabuena. Me empujó, me dio un manotazo al micrófono y me dijo que no. ¿Qué le cuesta ser simpático y educado? Pero es un gran entrenador. Sólo hay que fijarse en lo que le echan de menos en la Premier y en Italia.

P: ¿Cuál es para ti el mejor falso ‘9’?

R: Messi, indudablemente. Ahora se está debatiendo mucho sobre el tema del Balón de Oro. Es algo cansino porque siempre se lo dan al mismo. A ver, yo también quiero que se lo den a un español. Cierto es que sin Iniesta no habríamos ganado el Mundial, pero sin lo que paró Casillas tampoco, así que yo se lo daría a él. Ojalá lo gane un español. Pero si lo gana Messi, no me sorprende. Seas del Barça o no, es un jugador que te levanta del asiento. Nunca he visto nada igual en mi vida, y creo que jamás habrá alguno como él.

P: ¿Algún falso ‘9’ de tu cosecha?

R: Cuando hablamos de la figura del falso ‘9’ sólo puedo pensar en el Barça y en la Selección… así que no te podría decir otro que Cesc Fàbregas. Jamás me lo imaginé. Con Del Bosque pasaba lo mismo. Tenía delanteros para poner en esa posición, pero le puso a él y le salió bien. Así que me quedo con él.

P: Y para terminar, ¿qué consejo le darías a cinco periodistas que intentan cumplir su sueño?

Ir para delante. Nunca hay que dejar de remar. Si es lo que os gusta, tenéis que ir a por ello sin dudarlo. Con respeto siempre, pero hay que echarle morro a esto. Siempre con constancia, sin rendirse y sin tirar la toalla.

16/12/2012

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (6/10/2012)
– Fran Guillén (20/10/2012)
– Nacho Labarga (4/11/2012)
– Fermín de la Calle (18/11/2012)
– Rubén Uría (2/12/2012)

Anuncios

24 thoughts on “Susana Guasch: “No puede ser que en Cataluña el Espanyol tenga sólo media página”

  1. Pingback: Diego Torres: “El éxito le ha dado a Mourinho miedo al fracaso” | Falso 9

  2. Pingback: Juan Tallón: “Futre corriendo es mi recuerdo más salvaje y feliz del Atlético” | Falso 9

  3. Pingback: Antón Meana: “El fútbol no necesita a José Mourinho” | Falso 9

  4. Pingback: Miguel A. Violán: “Pep es un ser imperfecto” | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s