Fermín de la Calle: “El periodismo va a existir siempre. Habrá épocas mejores o peores, pero estará ahí”

ENTREVISTA A FERMÍN DE LA CALLE / El encuentro con el periodista es frío y formal. Caminamos en procesión hacia un sitio en que charlar tranquilamente. Bajando Ramón de la Cruz encontramos el bar idóneo. El entrevistado se quita el chubasquero y pronto empieza su sarta de verdades. Como buen amante del rugby que es, el ex de As y actual editor de deportes de Terra, amén de firma en JotDown o Esquire, se remanga su camisa de cuadros y aguarda los choques sin rehuirlos. La entrevista, que iba a ser de media hora, acaba en tercer tiempo. A pesar de que no sonríe durante todo el encuentro, nuestro invitado a la Zona mixta no ceja en su canto de esperanza al periodismo. Haber sobrepasado el límite del parquímetro ha merecido la pena.

PREGUNTA: ¿Barça o Madrid?

RESPUESTA: Pues mira, yo realmente soy del Betis. Porque en mi casa la mitad son del Betis y la otra mitad son del Sevilla. Y del Xerez he sido socio puntualmente por ser el equipo de la ciudad. De los dos grandes, he estado cinco años haciendo el Madrid como periodista, siguiéndolo, tuve la suerte de vivir periodísticamente una época como la de los Galácticos. No soy especialmente ni pro-Madrid ni pro-Barça, ahora por ejemplo me duele ver como el Madrid está hipotecado a lo que diga Mourinho y a la dictadura de un tipo que promete triunfo, pero que para mí tampoco ha ganado tantas cosas. Es cierto que tienen delante al Barça, pero sólo han ganado una Liga y una Copa en 2 años y participando en 7 competiciones. Y del Barça me gusta y me interesa mucho la idea del fútbol que tienen como escuela en La Masía y lo que proponen: una idea estable de juego. Pero todo lo que tiene que ver con la política, el ‘Más que un club’ y eso, no me interesa absolutamente nada. Creo que Rosell ha entrado en ese juego desde el principio. Laporta era peligroso, Rosell es sibilinamente… no diría peligroso, pero sí sospechoso.

P: Volviendo al principio. Eres pequeño, estás en Xerez. ¿Cómo nace esa vocación periodística?

R: Yo me partí el fémur con 16 en Dublín, jugando al rugby, y estuve dos años en silla de ruedas. Esos dos años en los que todo el mundo empieza a ir de cañas con los amigos, de fiesta y tal. Suponía un problema a la hora de salir porque me tenían que llevar, tenía que estar todo el mundo pendiente. Por eso me quedaba en casa. Lo que hacía, como a mí me gustaba mucho el deporte, era tragarme ‘Estadio 2’. Me acuerdo que era sábado por la mañana y empezaba a las 12 con baloncesto y acababa a las 12 de la noche con el fútbol o con lo que fuera. Lo presentaba Olga Viza por entonces y yo veía, además, ‘Cerca de las estrellas’ que era el programa de la NBA, con Ramón Trecet y Esteban Gómez. Para mí Trecet ha sido un referente en muchas cosas. Y fue un poco por todo eso, me gustaba el deporte, y seguía aquello. Cuando me tuve que plantear la carrera, me acuerdo que un día, hablándolo con mi padre, me dijo que en la familia teníamos una rama que son todos médicos y que a mí me gustaba la medicina, pero que lo que me gustaba de verdad era el periodismo.

P: En tu TW por ejemplo, vemos que nunca evitas pronunciarte sobre política, que no abordas sólo el deporte. ¿En algún momento te planteaste dedicarte a otra rama del periodismo que no fuera la deportiva?

R: Como todos, tuve mi rato de querer ser periodista corresponsal de guerra. Además tuve la suerte de conocer a Reverte y especialmente a Márquez, el cámara, y me llamó mucho la atención eso de ser cámara antes que redactor. De hecho, yo en cuarto de carrera, ese verano, me fui a EEUU a hacer prácticas de cámara. Y me surgió la oportunidad de quedarme allí. Lo que pasa que yo soy el mayor de cinco hermanos, me dio un ataque de responsabilidad, el único que me ha dado en mi vida, y me volví aquí a la carrera, porque mis padres me la estaban pagando como podían, con mucho esfuerzo. Regresé y acabé haciendo deportes. Pero ya te digo, me interesa mucho todo, me interesa mucho la política, la cultura… Por eso, a mí cuando en TW alguien me dice que me dedique a hablar de deporte, yo respondo que hablo de lo que me da la gana, cuando me da la gana y como me da la gana. Soy una persona normal, que cuando tiene que votar, vota y no voto a Mourinho o a Guardiola. Por ejemplo, un charcutero también tendrá derecho a opinar de política. Igual que el barrendero.

P: De hecho, vemos que nunca rehúyes el choque.

R: Desde luego, yo lo único que pido es que no haya insultos. Eso siempre. Y me gusta la gente que en el cuerpo a cuerpo utiliza la ironía. Me parece que eso es síntoma de inteligencia. Hay que tomarse las cosas con humor y hay veces que tienes que rendirte porque la gente es buena, es brillante y, por así decirlo, te desnuda.

P: ¿Cuál debe ser el perfil de un periodista deportivo actual? ¿Es un profesional completamente abocado al fútbol?

R: El periodismo deportivo es periodismo primero y luego deportivo. Y el periodismo tiene que ser honesto. Tú tienes que contar una historia, porque al final lo bueno es la historia, no el que la cuenta. Estoy muy en contra del periodismo espectáculo de ahora, en el que el protagonista es el periodista. El protagonista tiene que ser el futbolista o el deportista en cuestión. Aparte, las cosas hay que defenderlas con argumentos, no a gritos, por eso no me gustan esos programas de ir a gritar, porque de hecho he ido un par de veces a alguno de ellos. Hay que tener un poco de vergüenza torera y no puedes decir hoy una cosa y mañana lo contrario. Me conformo con la honestidad. De hecho, si eres un periodista honesto, cuando te equivocas, te duele tanto que ya te vale de enseñanza para la próxima vez.

P: ¿La opinión se ha comido a la información en el periodismo?

R: Eso no pasa sólo en el periodismo. Es en la sociedad. Se están perdiendo determinados valores. Ahora todo es mucho más rápido. Es más comida basura, más todo basura. Y el periodismo, por tanto, llega al periodismo basura. El periodismo no es ajeno a lo que pasa en la sociedad, es un reflejo bastante fiel y, lamentablemente, con esa pérdida de valores hay una falta de ética alarmante. En determinadas ocasiones, por no actuar con ética, tú mismo pierdes la fuente, hipotecas a la persona que te lo está contando. Una exclusiva nunca puede estar por delante de una fuente.

P: Estás en Terra, te has adaptado al periodismo digital… ¿aún te queda nostalgia del papel?

R: Por supuesto, yo soy practicante del papel. He venido a Terra porque para mí supone un desafío, ya que probablemente sea el tío menos digital de toda la redacción. Porque además soy un auténtico inútil digital. Tengo serios problemas con el ordenador y voy aprendiendo poco a poco. Pero desde luego, sigo leyendo mucho papel, sigo comprando periódicos en papel y me gusta leer lo que pone el papel. Me da mucha pena ver como se están cargando este formato. Se lo está cargando la propia gente que hace el papel. Hay una generación de dirigentes en los periódicos de papel que tienen una edad cercana a la edad de jubilación, que lo que están haciendo es estirar como pueden su discurso de que el papel puede pelear en tiempo real con las breaking news de las web, algo totalmente inasumible.

P: Utópico pero… ¿Cómo arreglamos el periodismo?

R: Cuando viene un apocalipsis de estos que vienen de vez en cuando aguantan los buenos, y las modas se vienen abajo. Hay mucha gente que se ha subido a la ola de las modas, pero que no tienen ningún fondo. Yo no tengo ningún libro de gente que sea líder en prime time y tenga un share del 35%. Luego hay otra cosa que me preocupa mucho, y es que la gente que viene por detrás está menos formada, viene menos leída, que es todavía más grave, porque han heredado un cultura más visual. En definitiva, hay demasiados modelos impuestos, y tu historia tiene que encajar donde sea.

P: ¿Puede ser esa una vía para que renazca el periodismo de calidad?

R: Tiene que haber un poco de todo, calidad y menos calidad por más consumo. Hay noticias que son de hoy y que mañana ya no valen. Es cierto eso de que las portadas de hoy envuelven el pescado de mañana. Pero también hay que ir dejando un periodismo más razonado, más analítico. Ahora mismo el periodismo está volcado mayoritariamente hacia el consumo masivo y eso conlleva muchas cosas malas, igual que si se ponderara mucho el más analítico y reflexivo, tampoco sería bueno, porque sería un ladrillo. Lamentablemente, ahora estamos cargando hacia ese lado con mucho advenedizo metido a esto que se cree que ha inventado algún tipo de género periodístico que ya lleva inventado mucho tiempo.

P: Tu posicionamiento a favor de Toril y en contra de Mourinho en esta guerra que parece haber surgido últimamente, ¿qué sitio tiene en el periodismo que describes?

R: Yo no me posiciono a favor de Toril. Otra cosa es que no me guste lo que está haciendo Mourinho de dictar quién es el bueno y el malo cada vez. Él siempre tiene que tener un enemigo. Ha echado a Valdano, que puedes tener mayor o menos afinidad con uno u otro, pero es que está cuestionando a diario a los dos capitanes del equipo, a Iker y a Sergio; y sin embargo, la gente de su cuerda no tiene ningún problema en respaldarlo. Me parece que es una torpeza pedir el Balón de oro para Cristiano cuando tienes a Casillas dentro. ¿Qué puede pensar Iker? Y lo de Toril… él ha llegado al equipo, lo ha subido, juegan bien al fútbol. Está claro es que la cantera tiene que estar al servicio del primer equipo, obviamente. Pero lo que hace Mourinho, no me parece bien, porque no sólo es que haya atacado a Toril, sino que ha puesto al pie de los caballos a todos los chavales.

P: Pero… ¿cómo ves las polémicas de esta índole aplicadas al periodismo?

R: No me gusta el periodismo de trinchera. No me gusta nada. Me gusta que la gente se moje y no el buenismo, que es otro mal de la profesión. Hay periodistas que todo lo ven bien, están en contra de que se generen polémicas, prefieren que la gente no se pronuncie porque si te pronuncias parece que estás metido en una trinchera. Y no, yo tengo mi forma de verlo, intento que sea razonada, busco los argumentos que hay, y cuando los tengo todos creo que ya puedo valorar la situación y opino. Eso cuando me pidan mi opinión, porque si no, yo lo tengo que hacer es informar. No hay ni que andar por el alambre para que no te mojes nunca, ni rápidamente posicionarte en un lado y defenderlo como se hace, le pese a quien le pese. ¿Messi? Pues no es Cristiano, pero a lo mejor te apetece más irte a tomar una cerveza con el portugués que con el propio Messi. Eso va en cada uno.

P: La Ser en Salamanca, As, Canal +, JotDown, Terra ahora. ¿Cuál es la parte de tu carrera profesional con la que te quedas? La que más te ha enriquecido como periodista.

R: Soy un producto de As, y lo digo muy orgulloso. Yo llegué a As el 2 de julio de 1998 a las 15:16. Entré ese día por la puerta y he salido otro 2 de julio, el de 2012, después de la Eurocopa. Han sido 14 años. Entré siendo un niño y he salido siendo un periodista. Malo o bueno, pero un periodista. He aprendido muchas cosas, pero yo siempre he sido un tío inquieto y llevo muy mal eso de aburrirme en un trabajo. Y lo bueno de As es que siempre me dio la posibilidad de seguir creciendo. Yo llegué allí y era el becario que picaba las parrillas de televisión. Se cayó el que había, me llamaron y me vine corriendo. Al principio, con las parrillas, tardaba ocho horas en prepararlas, luego ya fui bajando el timing hasta cuatro. Era el mundial del 98 y yo me venía por la mañana a las ocho, temprano, las picaba para a las dos estar libre y poder engancharme a fútbol, porque había mucho trabajo, y así podía ayudar. De aquella época recuerdo a un señor que se llamaba Sotillo, que era lo que yo echo de menos ahora en una redacción. Era un tipo que nos pegaba unas broncas cojonudas cuando escribíamos. Te cogía un texto y te decía vente para acá, te lo leía y empezaba a sacarte cosas: “Balón dividido, ¿cómo se divide un balón?” Te daba mucha caña, pero te enseñaba a hacer periodismo. Aprendí mucho ahí. Lo que pasa que hubo un momento en que en Prisa, no diría en As, el organigrama está montado de forma que se va acumulando gente de arriba y tienes seis subdirectores, cuatro adjuntos, no sé cuántos directores de contenidos… En definitiva, más jefes que indios, y no había manera de progresar. Pero no progresar a nivel de staff, que yo nunca he tenido ninguna ambición a ese nivel. Progresar a nivel de asumir alguna responsabilidad o profesionalmente decidir cambiar algo. En cierto momento me surgió la oportunidad de venir a Terra y era un reto que no quería dejar pasar.

P: ¿Qué lleva a un periodista como tú, que nunca se ha callado nada por miedo a represalias, a elegir Omertá como nombre para su sección?

R: Porque creo que hay muchas historias que se han quedado en el limbo y no se cuentan. Tiene más que ver con los periodistas, donde hay muchos personajes que todo el mundo conoce y utiliza como fuente de los que no se conoce su verdadera historia. Yo me he encontrado millones de historias sin contar que son buenísimas. Y es porque existe un silencio pactado alrededor. Algo así como “Éste es el que nos cuenta su historia pero de él nunca se sabe nada”. Era un poco jugar con eso, con los pactos de silencio que hay entre los periodistas y con que decía antes, que yo creo más la fuente que la exclusiva. Para conservar una fuente te tienes que callar muchas cosas, que es como te la ganas, con lo que te callas, no con lo que le publicas. Ese periodismo ya no existe. El tema de contrastar informaciones… Yo he tenido auténticas peloteras con gente que quería que publicara según qué cosas a lo que tenido que decir no, que ni de coña. Más todavía cuando vas a la fuente, le preguntas y resulta que no sabe de qué le estás hablando. Lamentablemente en ese sentido tenemos mucho que ver con el periodismo rosa. Cuando dicen que el periodismo deportivo es una parte de la prensa rosa, al final es que es así. Es muy triste. En medio de este tsunami de lo urgente, me parece que está bien encontrarte con gente que trabaja los temas con un poco de dedicación. Soy pesimista, pero no fatalista.

P: ¿Cómo especialista tanto en esféricos como en balones ovalados, por qué crees que se produjo el divorcio entre fútbol y rugby? ¿Por qué crees que el rugby no ha sido capaz de seguir la estela del fútbol en lo que a popularidad se refiere?

R: Tiene que ver con la sociología de los dos deportes, con cómo ha ido evolucionando cada uno. El rugby se practicaba en colegios de niños bien y se ha ido desarrollando a partir de ahí. Bien es cierto que en Gales, los mineros juegan también al rugby, pero en Gran Bretaña y en Francia los delanteros han sido siempre los trabajadores y los tres cuartos eran los chicos de universidad, gente con carrera y estudios. Las primadonnas que los llaman los ingleses. El rugby siempre ha tenido un marcado carácter amateur, cosa que el fútbol no ha tenido. A la primera oportunidad que tuvieron, los futbolistas se han hecho profesionales, lo cual está bien y es lícito, pero ha devenido en un negocio con mucha potencialidad. El rugby, por el contrario, se profesionalizó en el 95 y lo hizo un poco de forma obligada, porque los jugadores decidieron que todo el dinero que había de por medio, que era mucho, había que repartirlo entre todos.

P: El rugby mantiene mejor la magia que el rugby entonces…

R: El fútbol en ese sentido es mucho más heterogéneo. En cualquier sitio donde haya un balón se puede jugar al fútbol, lo cual es maravilloso también. Ye he ido a cubrir Eurocopas y Juegos Olímpicos, pero donde más he divertido en toda mi vida es en las Copas América. Es fútbol en estado puro. Son países que no se encuentran tan desarrollados económicamente y viven el fútbol en la esencia, sin Nike ni McDonald’s. Once contra once y cuatro horas corriendo detrás del balón.  El fútbol también sabe tener su magia.

P: ¿No hay formas entonces de desbancar al fútbol?

R: No, y tampoco creo que haya que hacerlo. Yo siempre he peleado que el rugby no tiene que ser el primer deporte ni el segundo; a lo mejor intentar ser el tercero. Cada cual tiene que ser consciente de su sitio en el mundo. El rugby no tiene por qué tratar de ser el baloncesto.

P: ¿Qué te parece jugar con Falso 9, la moda que ha surgido ahora a raíz de la Eurocopa y antes con Guardiola?

R: España juega al fútbol que se juega en la calle. Con la pelota en los pies. Si eres bueno, no te la quitan. A mí la Selección me recuerda a cuando de pequeño me tocaba jugar en la calle contra un equipo bueno. Me pasaba una hora corriendo detrás de ellos y no olía la pelota. Me iba a casa frustrado. Te habían metido los goles que habían querido. Era talento, mucho mejores que tú. Tú podías ser más grande físicamente, pero es que no les quitabas la pelota. En la calle no hay un delantero centro. Hay atacantes o defensores. A mí los sistemas tácticos me dan igual. Antes importaban más porque el juego era más parado. Ahora  el fútbol es mucho más físico, corren todos, hay mucho más despliegue. El Barça y España tienen la suerte de que se ha criado una camada única. Un Xavi sólo se tiene cada 50 años.

P: ¿Con qué falso 9 de ahora y de siempre te quedas?

R: A mí me gusta mucho el fútbol inglés y allí nunca se ha llevado demasiado lo del falso 9. Siempre han sido más bien troncos. Yo me solía quedar más con los pequeñitos como Damien Duff. Mi padre, por ejemplo, vivió en Londres mucho tiempo y era socio del Queens Park Rangers. Unas Navidades fuimos toda la familia allí a ver al Queens Park Rangers contra el Southampton de Le Tissier. El mejor futbolista que yo he visto en un campo de fútbol. Bueno, quizá no el mejor, pero sí el más diferente porque Zidane fue mejor. En cuanto a Maradona, es cierto que Di Stefano cambio su época, que Pelé era diferente, pero lo de Maradona tiene mucho mérito. No tanto ganar el Mundial del 86 como hacer finalista a la Argentina de Italia 90. Porque ese equipo, comparado con el de cuatro años antes, era una banda. Ahora bien, a nivel competitivo, Messi está por encima del resto. Creo que fue Valdano quien dijo que Messi es Maradona todos los días.

P: ¿Un momento con el que te quedas?

R: No lo sé, porque en el fondo es algo que siempre está por llegar. Como periodista, la conquista el pasado verano de la Eurocopa en Kiev. También vi a Palermo fallar los tres penaltis contra el Sportivo Luqueño  en Asunción, o el descenso de River, que fue muy jodido, un susto, porque lo pasamos muy mal. Luego he visto ganar al Betis la Copa del Rey contra Osasuna, que para mí fue un momento muy especial porque lo vimos mi padre y todos los hermanos juntos. Aparte es algo que sabes que sólo vas a poder ver una vez en la vida, si te toca… Luego están la final de baloncesto de este año de la ÑBA en Londres, los 100 metros de Sidney…

P: ¿Qué te han enseñado el periodismo?

R: La vida. He conocido la vida a través del periodismo. Lo bueno y lo malo.

P: ¿Un mensaje positivo para la profesión?

R: El periodismo va a existir siempre. Habrá épocas mejores o peores, pero el periodismo estará ahí.

P: ¿Un momento deportivo soñado?

R: Por lo que supondría para los aficionados, un mundial de rugby para España.

P: ¿A quién nos sugerirías para nuestra siguiente entrevista? ¿Un compañero de profesión con el que te quedes?

R: Segurola, Juanma Trueba o Iñako Díaz-Guerra. Quique Peinado es muy sarcástico. Javi Gómez de la Sexta. Side Lowe. Pero si tuviera que quedarme con alguien elegiría a Ramón Trecet. Se ha reinventado y se reinventa todos los días. Que alguien de 70 años se tome la molestia de reinventarse todos los días me parece acojonante.

18/11/2012

Foto: as.com

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (6/10/2012)
– Fran Guillén (20/10/2012)
– Nacho Labarga (4/11/2012)

26 thoughts on “Fermín de la Calle: “El periodismo va a existir siempre. Habrá épocas mejores o peores, pero estará ahí”

  1. Pingback: La estrella del caos – Visiones

  2. Pingback: Diego Torres: “El éxito le ha dado a Mourinho miedo al fracaso” | Falso 9

  3. Pingback: Juan Tallón: “Futre corriendo es mi recuerdo más salvaje y feliz del Atlético” | Falso 9

  4. Pingback: Antón Meana: “El fútbol no necesita a José Mourinho” | Falso 9

  5. Pingback: Miguel A. Violán: “Pep es un ser imperfecto” | Falso 9

  6. Pingback: Eduardo Rodrigálvarez: “El Athletic no se elige, te elige él a ti” | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s