Bailábamos a un ritmo ‘Galáctico’

FIRMA DE MARCOS GARCÍA MERINO | Sonaba a extraño, a novedad, a sorprendente, a relevante. Sonaba a nueva canción, esa que proyectas en la mente y dices: “Cuando la tenga en las manos voy a revolucionar la música”. Sonaba a sueño inalcazable, a capricho de millonario, a locura de las más grandes. Sonaba a juego de una PlayStation que aún estaba por llegar, a equipo hecho mediante ensoñaciones en la penumbra de tu habitación.

Pero estaba ahí. En unos tiempos con menos variedad de estilos, pero con más romanticismo a la hora de sentir a los ídolos, The Beatles revolucionaba el mundo de la música con una sencilla Yellow Submarine. Pero en la variedad está el gusto, que lo cortés no quita lo valiente, y ese mismo año, mágico 1969, los Rolling Stones se autoproclamaban “la banda de rock and roll más importante de todo el mundo”.

Muchos dicen que la clave de su éxito está en su actitud, en sus temas, en su adaptación a los tiempos. Otros, quizás más acertados, afirman que la revolución estaba provocada por hacer algo que nadie había hecho antes, por provocar sensaciones que no había sentido nadie, por tocar los instrumentos de una manera que no entraba en los cánones habituales. Sea por lo que sea, no estamos locos si decimos que Florentino Pérez quería hacer su particular banda de rock&roll.

Sobre el papel, pura fantasía. En realidad, blancos y negros. Carrera fulgurante y ocaso precipitado. Por el camino aparecían Figo y Zidane primero, Ronaldo y Beckham después. En medio de todo, el gol de uno de los cinco fantásticos del fútbol en Glasgow ante el Leverkusen. Algo así como el (I can’t get no) Satisfaction sonando en todos los lugares del mundo por culpa de un argelino que maravillaba como bleu.

Del Bosque, que comenzaba a escribir a fuego su nombre en los anales de la historia futbolística, no se olvidaba de que no todo en la música son los Rolling Stones. Hay que dejar sitio al producto nacional, a Los Piratas, a Pereza, a aquellos que luchan por labrarse un camino. Eran otros tiempos y la cantera madridista y el producto nacional tenían otro uso diferente al de arma arrojadiza contra los técnicos blancos. Así, el de Salamanca, se enfrentaba a la banda de Ferreiro al negar eso de que El equilibrio es imposible.

César, Michel Salgado, Hierro, Helguera o Morientes. Te echaré de menos de fondo con una tila para soportar los vendavales. Guti y Raúl, con Madrid en cada uno de sus detalles y sus goles. Los que ya no están, los que se fueron, los que echaron. Casillas, una rareza de los de la Alameda, Superviviente, a modo de banda nueva que honra a todos los que estuvieron antes de él.

Todos llegaron como Princesas que no querían ser como los demás. Deseaban protagonizar canciones que perduraran en la memoria de los amantes de este deporte, pero en cambio pasaron demasiado tiempo viviendo un Violento amor. Eso sí, dejaron varias Pienso en aquella tarde con las que se relamen los que disfrutaron de ese megaproyecto de Florentino Pérez que se tiró del barco como un burdo Pirata.

Todo se resume con Promesas que no valen nada. Un sabor a Carpe diem y cualquier tiempo pasado fue mejor. Un Corazón partío de Alejandro Sanz saboreando lo vivido a la espera de que venga lo mejor.

Y ante todo un Pongamos que hablo de Madrid, del maestro Sabina, que tiene que aparecer como sea para recordar a todos esos jugones que hicieron disfrutar a toda una generación que se quedó con ganas de Más.

Marcos García Merino es periodista de Eurosport y ex redactor del diario Marca

10/11/2012

8 thoughts on “Bailábamos a un ritmo ‘Galáctico’

  1. Pingback: El equipo del pueblo | Falso 9

  2. Pingback: Fútbol sin complejos | Falso 9

  3. Pingback: ‘El gigante bueno’ | Falso 9

  4. Pingback: Aquella chilena, en aquel bar | Falso 9

  5. Pingback: Neverkusen, un estado de ánimo | Falso 9

  6. Pingback: Rubén Castro, como aquel día… | Falso 9

  7. Pingback: ‘La vie en Rose’ | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s