Nacho Labarga: “A mi hijo no le dejaría estudiar periodismo”

ENTREVISTA A NACHO LABARGA / No es un devoto de los grandes ídolos, gusta de subir montañas a pesar de pertenecer a la mal llamada generación perdida y reconoce que el periodismo le garantiza la comida en detrimento de la cena. Comenzó en La Rioja, su tierra, persiguiendo a jugadores del Logroñés en un blog que le llevó a escribir para Rioja2.com. Más tarde conocería la redacción del Noticias de Navarra y caería en las garras del MARCA de Inda. Sobrevivió a pesar del director y a contracorriente de la crisis, vio desaparecer a propios y extraños y decidió crear Quality Sport. Ahora sobrevive a base de letras, escondido bajo el aura de la foto de Granero que luce en su perfil de Facebook. Disparamos mientras esculpe las palabras del falso 9 que lleva dentro.

PREGUNTA: Con la que está cayendo, ¿por qué periodismo?

RESPUESTA: Fundamentalmente porque me gusta y porque es mi vocación. Es cierto que hay que trabajar mucho, pero compensa. Yo echo 12 horas de lunes a viernes entre Quality Sport, MARCA y alguna otra cosa más. Pero no me arrepiento. Eso sí, siempre que sea deportivo, porque si tuviera que trabajar en Expansión, creo que lo pasaría mal. Aunque también te digo, si tuviera un hijo no le dejaría estudiar periodismo salvo que se pusiera muy cabezón. La cosa está muy mal.

P: Nos han contado que no eras muy buen estudiante, ¿es cierto?

R: No es que fuera mal estudiante, es que no estudiaba. Cuando estaba en la universidad ganaba 2.000 euros al mes, que es más del doble de lo que gano ahora. Por aquel entonces estaba metido en mil líos: hacía crónicas para Rioja2.com, era celador de una clínica por las noches, ponía copas en un bar los jueves, hacía visitas guiadas por la Universidad, preparaba conferencias…, y no iba a clase casi nunca. Aun así, acabé la carrera a curso por año, pero claro, mis notas eran cincos raspados.

P: ¿Cuáles fueron tus inicios?

R: Primero hice un blog sobre el Logroñés que se hizo bastante famoso y, a raíz de eso, comencé a colaborar en Rioja2.com. Después estuve en Pamplona trabajando en el Noticias de Navarra y en 2009 entré en MARCA.

P: ¿Qué tal fue el salto del sueño de la universidad a la cruda realidad?

R: El primer día que entré en MARCA vi que aquello iba en serio. Me acuerdo que en la presentación nos dijeron que nosotros no íbamos a trabajar allí, pero no sé, yo siempre tuve la sensación de que me podría quedar de alguna manera. Terminé la beca del verano de 2009 en cierre y me llamaron para repetir en 2010. Después me incorporé a Internet y cuando se acabó el convenio con la universidad me vi realmente fuera. Luego empecé a colaborar mandando vídeos y así hasta ahora.

P: Y entonces surge Quality Sport. ¿Cuándo y por qué decidís sacar la revista?

R: Fue un proyecto de la carrera. Lo acabamos el último verano que yo estuve en MARCA y la verdad es que gustó mucho. Y el resto lo definiría como “hacer un Máster en la vida real“. Primero estuvimos un año para crear la empresa: viendo cómo se hacía, buscando patrocinadores, etc. Pero eso no es fácil en España. El otro día leyendo el periódico vi que en Zambia, por ejemplo, era más sencillo montar un negocio que aquí.

Total, que nos apuntamos a un curso de emprendedores y decidimos echarnos la manta a la cabeza y seguir. Y entonces empieza el lío: tienes que hacer un plan de empresa, ver qué pasa con las tipografías, cómo se registra la marca…, en definitiva, un follón. Pero al final, nos pusimos cabezones y sacamos la revista.

P: Primero en papel y luego en Orbyt. ¿Por qué?

R: La primera tirada fue de unos 20.000 ejemplares y fue muy bien. Vendimos casi el 50% de lo que sacamos y salimos prácticamente en todos lados: Cuatro, MARCA, Punto Pelota… Pero aunque teníamos el apoyo de Telefónica o Viceroy los costes eran muy altos. Por poner un ejemplo, imprimirlo nos costaba 9.000 euros, y a eso hay que añadirle la distribución, la venta en quiosco, etc. Es mucho dinero y, aunque nosotros fuimos rentables desde el principio, no podíamos seguir ese ritmo. Hay que tener en cuenta que los anunciantes y los quioscos te pagan tres meses más tarde y tú mientras tienes que sacar el segundo número, el tercero y, además, pagarlos. Era un agobio, así que buscamos otra fórmula, que era pagar en función de las descargas de la revista. Lo hicimos con Callaghan y conseguimos 45.000 descargas. Aun así, decidimos irnos a Orbyt.

P: ¿Y dónde puede radicar el éxito de la publicación a medio largo plazo?

R: Mi idea, ahora y siempre, había y ha sido que Quality Sport saliera como suplemento de MARCA el primer domingo de cada mes, pero de momento eso no lo hemos podido hacer. Espero que con el tiempo sea así. En ese sentido Orbyt nos puede ayudar porque yo quiero que la revista sea algo más. Es decir, que sea algo así como una publicación en movimiento. Que si hay una entrevista a Dani Pedrosa, se mueva y que tenga vídeos, galerías…, y en ésas estamos. Yo creo que el primero que consiga llegar a sacar algo parecido y, además, lo haga gratis, financiándose con publicidad, tendrá el éxito asegurado.

P: Entonces, ¿nos volcamos en Orbyt y acabamos con los periódicos?

R: No, para nada. Creo que el futuro está en el iPad y las tablets, pero no creo que los periódicos estén muertos. Yo haría uno dominical, muy de análisis y sin noticias. Las noticias ya las tienes en las webs, en Twitter… Lo que no puede hacer la prensa es sacar mañana lo que ya sabemos todos hoy, no tiene ningún sentido. Creo que además hay que potenciar las redacciones digitales y las plantillas tienen que irse compensando.

P: ¿Nos ha hecho daño Twitter?

R: Al periodismo creo que no, y a los periodistas depende. El otro día leí a alguien que se quejaba diciendo que éramos unos comodones porque de un tiempo a esta parte convertíamos cualquier tuit en una noticia. Y, en parte, llevaba razón. Nos hemos convertido en periodistas de redacción y hemos olvidado un poco lo que era esta profesión. Creo que en vez de esperar que un deportista escriba en Twitter, lo que hay que hacer es intentar hablar con él. Yo, todos los días, llamo un par de veces para que me cuenten algo. Es la única forma de tener algo diferente.

Ahora ya no vale sólo con escribir, también hay que hacer vídeos, locutar… Hay que volver un poco al periodismo de antes, buscarse la vida y hablar con todo el mundo. Al final, de las cosas te enteras yendo a un sitio u otro, tomándote una caña con alguien y hablando. Además, es mucho más divertido.

P: ¿Quién es tu referente dentro de la profesión?

R: Me gusta mucho cómo escribe Juanma Trueba, pero creo que poner sus crónicas en Internet es un fallo porque así la gente no compra el periódico. En ese sentido MARCA lo hace muy bien porque no cuelga nada de Segurola y es que seguramente mucha gente se gaste 1 euro sólo para leerle a él. También me gustan mucho Manuel Jabois y Palomar. Serían mi top 3.

P: ¿Y tu mejor entrevista?

R: Con Iturralde me lo pasé muy bien. Me invitó a su casa con la condición de que le hiciera la cena y allí estuve yo con sus hijas cocinando para él. La verdad que es un crack. También me cayó muy bien Imanol Arias y, por supuesto, Samuel Sánchez, al que le estoy escribiendo un libro. Pero va con calma, todavía queda mucho para que salga.

P: Mezclando periodismo y fútbol, ¿hay espacio para algo más que Madrid-Barça?

R: Sí, claro que hay. Es cierto que esos dos equipos son los que más venden, pero te sorprendería ver la cantidad de seguimiento que tienen clubes históricos como el Cadiz, el Oviedo o el mismo Sporting.

P: Algunos de esos clubes históricos están en Segunda B, con muchas deudas y a punto de desaparecer. ¿Qué hacemos con el negocio del fútbol?

Soy partidario de destrozar la Segunda B. Hay que cambiarla entera. Yo haría una liga de filiales, porque desvirtúan la competición, y reduciría el número de equipos en la misma. Además, le pediría avales a los clubes para poder competir. Que le den a la Federación el dinero que necesitan para afrontar la temporada y que permanezcan o no en la categoría en función de eso.

Y luego hay otra cosa que es preocupante. No es normal que el Zaragoza fiche jugadores a los que no puede pagar y permanezca en Primera; y luego que haya otros como Osasuna, que siempre cumplen con sus jugadores y estén todos los años a punto de descender.

P: Hablando de todo un poco, ¿te cabreas si pierde el Madrid?

R: No, no (sonríe). Cuando era pequeño e iba al colegio sí que me enfadaba, pero ahora no. Si jugamos las semifinales de Champions pues evidentemente no me sienta bien, pero no me quita el sueño.

P: Y con Granero, ¿qué hacemos?

R: Es mi jugador favorito y creo que tenía nivel para jugar en el Real Madrid. Es canterano, español y a mí, al menos, me parece que es muy bueno. Soy un poco extraño, no me gustan los jugadores como Ronaldo.

P: ¿Un falso 9 de tu cosecha?

R: Está difícil, no sé, imagino que Cesc. Pero es que soy muy raro. Algunos de mis jugadores favoritos son Sávio Bortolini, De la Red… Me tira mucho la cantera. Pero también era muy devoto de Salenko, el delantero mítico del Logroñés; o de los Verdú, Luis García…

P: Antes de acabar, y aunque no tenga mucho que ver con nuestra temática, ¿qué te parece el caso de Armstrong?

R: Creo que se ha dopado, hay mucha gente que ha testificado, pero también creo que hay muchas personas que han salido indemnes: la UCI, los patrocinadores. Todos se han lucrado gracias a Armstrong y ahora el único que ha pagado ha sido el ciclista. Lo peor es el daño que se le hace al deporte.

P: ¿Reinventamos el ciclismo entonces?

R: Hay cosas que tienen que cambiar. Ahora mismo está más limpio que nunca y vive un gran momento, pero hay normas absurdas. Si te dedicas al ciclismo y tienes un catarro no te puedes curar porque es dopaje; todo es dopaje y eso no puede ser.

Por otra parte, no tiene sentido que nadie viole las normas. Comprendo que se haga en atletismo, donde hay que batir unas marcas, pero no en ciclismo. Nadie se acuerda en cuántos minutos llegó Indurain ni cuánto tiempo tardó. Habrá que plantearse si hay que reducir el recorrido, por ejemplo.

EL TEST DE FALSO 9

P: ¿Qué te ha enseñado el periodismo?

R: Con esta profesión se puede comer, pero no cenar.

P: Un mensaje positivo

R: Con ilusión todo se puede hacer.

P: Una receta para salir de la crisis

R: Trabajo y paciencia.

P: La final soñada

R: Un Logroñés-Osasuna en la Champions con victoria del Logroñés, por supuesto. Aunque, también estaría bien un Brasil-España.

P: Un sueño deportivo

R: Ver a un riojano ganar el Tour.

P: ¿A quién sugerirías para hacer la siguiente entrevista?

R: Eduardo Inda.

4/11/2012

Más entrevistas:

– Karina Kvasniova (6/10/2012)
– Fran Guillén (20/10/12)

Anuncios

29 thoughts on “Nacho Labarga: “A mi hijo no le dejaría estudiar periodismo”

  1. Pingback: Diego Torres: “El éxito le ha dado a Mourinho miedo al fracaso” | Falso 9

  2. Pingback: Juan Tallón: “Futre corriendo es mi recuerdo más salvaje y feliz del Atlético” | Falso 9

  3. Pingback: Antón Meana: “El fútbol no necesita a José Mourinho” | Falso 9

  4. Pingback: Miguel A. Violán: “Pep es un ser imperfecto” | Falso 9

  5. Pingback: Eduardo Rodrigálvarez: “El Athletic no se elige, te elige él a ti” | Falso 9

  6. Pingback: Rodrigálvarez: “El Athletic no se elige, te elige él a ti” | Falso 9

  7. Pingback: Toni Padilla: “Son muchos años escuchando que el papel morirá y seguimos sin asistir al entierro” | Falso 9

  8. Pingback: Fernando Evangelio: “No veo al Bayern tan favorito para la Champions” | Falso 9

  9. Pingback: Alberto Rubio: “Isco tiene cualidades para marcar una época en el Madrid” | Falso 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s