Entre pachangas y franceses

DAVID LÓPEZ PALOMO | Creo que no soy el único al que le incomodan estos pseudoencuentros otoñales que nos dejan sin Liga y nos eximen de ver la Champions. Las Federaciones del mundo mundial, que diría Manolito Gafotas, decidieron hace ya mucho tiempo que las selecciones tenían que jugar, de vez en cuando, pachangas infumables contra bomberos retirados de países recónditos y partidos de clasificación que en su mayor parte no interesan a nadie. Andorra, Liechtenstein, San Marino o quién sabe si Gibraltar en próximas ediciones, han sido y serán candidatos a jugar contra La Roja. Con la única salvedad del match ball que disputan mañana España y Francia.

Esto en el mejor de los casos, porque en el peor, a poco que Villar esté lúcido, manda a la campeona de Europa y del Mundo a la Conchinchina en un acto de beneficencia patria. Un disparate que, ya saben ustedes, acabó no hace mucho con Casillas y cía. viajando a Puerto Rico para disputar un amistoso que ABC calificó como “bodrio” y El País como “farsa‘”. Dos palabras con las que queda explicado aquel Ecce Homo, que no tiene a ninguna Cecilia de por medio, pero que es digno de la restauradora de la localidad de Borja.

La última ocurrencia de este pasaje surrealista propio de Cine de Barrio sucedió hace unos días con motivo del partido entre España y Bielorrusia. La empresa que tenía los derechos, SportFive, pidió cerca de 1’5 millones de euros por televisar el encuentro. Y, evidentemente, como cabía esperar, nadie compró la retransmisión; de esta forma, nosotros, en pleno puente, acabamos viendo el hat-trick de Pedro con voces que sonaban a versículos del Corán. Eso por no hablar de las radios, a las que les pidieron 250.000 euros por acceder al estadio.

Así, poco a poco, España se fue enterando de qué había hecho la selección, mientras las televisiones armaban resúmenes sin goles de un partido fantasma que, en el mejor de los casos, nos enseñaba a todos que podemos vivir sin fútbol.

Pero, dejando a un lado lo que pasó, hay varias preguntas que se nos quedan en el aire. ¿Es necesario cortar la competición doméstica para echar pachangas y partidos de clasificación? ¿No es posible que se junten un mes después de la Liga todas las selecciones y jueguen del tirón? ¿Es necesario ir a Puerto Rico a jugar un amistoso?

La opinión más lógica niega todas estas preguntas. En ningún caso se mantiene la tesis de que países como Georgia o Rumanía no tengan derecho a jugar contra España. Tienen derecho y además es necesario que lo hagan. Pero no en unas fechas en las que los espectadores renegamos de los conjuntos nacionales, y los jugadores, a poco que se excedan, vuelven lesionados a sus clubes.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que en Europa tenemos las mejores ligas de fútbol del planeta, ¿es necesario que ocurra todo esto? ¿Alguien se ha imaginado qué dirían en los Lakers o la NBA si, por ejemplo, Pau Gasol tuviera que ausentarse cada mes y medio para jugar un amistoso en Chihuahua? Pues, casi con total seguridad, no le dejarían ir. Entonces, ¿por qué espectadores y clubes de fútbol del Viejo Continente lo permiten?

P.D: Otro día hablamos del Mundial de Catar, que, por sí mismo, da para una tesis.

Foto: Twitter.

15/10/2012

2 thoughts on “Entre pachangas y franceses

  1. Gracias a Falso9 pude seguir el choque Bielorrusia-España, no sé si pachanguita o de clasificación, y disfrutar de la victoria de nuestra roja. Un detalle a tener en cuenta cuando las televisiones estuvieron en off, igual que la mayoría de las emisoras de radio. ¡Seguid así!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s