O de España, o de la UEFA

ÁLVARO MÉNDEZ | De nuevo, el fútbol como excusa. La herida entre el Reino Unido y España por Gibraltar parece más abierta que nunca. Y con riesgo de infección. Como si de tiempos de la otrora gloriosa Armada Invencible se tratase, los pescadores gaditanos han sufrido en los últimos meses los envites de la modernizada Royal Navy que patrulla las aguas que rodean el Peñón. Tras unas semanas de aparente normalidad, las redes han cambiado el mar por los tres palos. El partido continúa en tierra firme.

Concretamente, en los despachos. El pasado 1 de octubre, la UEFA admitió a Gibraltar como miembro provisional de dicha organización. Un triunfo deportivo según los intereses llanitos, una puñalada en el corazón para una España que todavía reclama la soberanía sobre Gibraltar.

La historia se repite. En 2006, El Peñón ya intentó integrarse dentro del organismo que hoy preside Michel Platini. Gibraltar peretendía entonces derribar un nuevo muro y convertirse en el primer territorio de ultramar en ser reconocido como miembro de la UEFA. Su aceptación provisional impulsó una campaña de la Federación Española para impedir una posible ratificación final. Se barajó incluso la retirada de los equipos españoles de las competiciones europeas, un órdago mayúsculo que implicaría la baja de clubes de clara vocación continental como el Real Madrid o el FC Barcelona.

Surtió efecto. El deporte rey de Gibraltar siguió una temporada más en el infierno a pesar de la popularidad de que goza en el territorio. La historia y la tradición futbolísticas del Peñón —la Gibraltar Football Association fue fundada en 1895, casi dos décadas antes que la española— nada tuvieron que hacer contra una posible ausencia de dos de los gigantes del mundo del balón.

El presente institucional del fútbol gibraltareño entonces —al igual que ahora— tampoco supuso un aliciente. A día de hoy, la Premier Division, máxima categoría del Peñón, la forman sólo seis equipos: Lincoln FC (ganador de los nueve últimos torneos), Glacis FC, Lions, Lynx FC, Manchester United (club hermanado con los Red Devils) y St. Joseph’s FC. Todos ellos disputan sus partidos en la hierba artificial del único estadio de Gibraltar, el Victoria Stadium, a 400 metros de la frontera con España. Ninguno de sus jugadores cuenta con experiencia en el extrerior en categorías superiores a 2ªB.

Evidentemente, el fútbol del Peñón poco tiene que hacer con el potencial del resto de Europa. Pero su segunda apuesta por la oficialización europea coincide con dos momentos puntuales de fragilidad en España. Por un lado, un momento de debilidad institucional en la posición de la Federación ante la UEFA. Por otro, una devastadora época de crisis social y política. Ambos factores se han unido para favorecer, consciente o inconscientemente, una reclama particular.

De esta forma, el territorio que vio el “sí quiero” de John Lennon y Yoko Ono recibe el “sí quiero” de la UEFA. Un compromiso temporal que aún habrá de corroborarse el año que viene, pero que no responde al romanticismo propio de dos enamorados, sino al utilitarismo y al oportunismo. Dos claves trágicamente destinadas a usar el deporte rey como elemento de presión para lograr fines políticos.

La Federación Española, al igual que en 2006, tratará por todos los medios de jugar sus bazas, agotar la prórroga de órdagos y llegar a los penaltis. La tanda se jugará en mayo de 2013, durante el XXIII Congreso de la UEFA en Londres. Una lotería en la que Gibraltar jugará en casa.

11/10/2012

4 thoughts on “O de España, o de la UEFA

  1. Pingback: Baño… de sangre | Falso 9

  2. Pingback: Entre pachangas y franceses « Falso 9

  3. Carlos, seamos realistas, lo que tiene que hacer la Federación Española de Fútbol con Villar al frente, es liderar una postura que evite la ratificación de esa admisión provisional. Curiosamente, Álvaro Méndez, el Comité Ejecutivo de UEFA adoptó esa medida en San Petersburgo, quizá con libras, con sterling pounds, de por medio.

  4. Creo que los equipos de la colonia inglesa de Gibraltar, en vez de pedir el ingreso en la UEFA, deberían jugar con otros de diversos paraísos fiscales como las Islas Caimán, o bien con los de países de la Commonwealth… Ahora bien si tienen la osadía de solicitarlo, hay un refrán castellano que ya dice “Contra el vicio de pedir, está la virtud de …” ¡Platini, por favor!

Responder a Carlos Quintana Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s